Corresponsalí­a Alicante

Ardystil, seis victimas mortales y cien afectados, ¿pagarán todos los responsables?

La Consellerí­a obstaculiza el proceso que han abierto contra la Generalitat 46 de los afectados por el caso Ardystil, que se ha demorado ya 17meses.

0
0 votos
04-03-2009
Publicidad
 
Ya son 17 los años que los afectados o las familias de los fallecidos por la fibrosis pulmonar, provocada por el Acramin, llevan luchando por que se depuren las diferentes responsabilidades que provocaron los lamentables hechos, en el proceso que se ha abierto ahora se demandan indemnizaciones a la Consellería por valor de 2,5 millones de euros, ya que no controlo debidamente las condiciones en las que estaban los trabajadores/as de las empresas que utilizaban este producto, y al ser esta una responsabilidad propia de dicho organismo, se falló por parte de la Audiencia provincial de Alicante que afrontase las consecuencias de no haberla cumplido. Pues bien la respuesta de la Consellería ha sido, primero no pagar a 46 de los afectados y ahora que estos lo reclaman por la vía judicial, retrasar el envió del informe que le pidió el Tribunal Superior de Justicia cinco meses, con lo que incluso ha obligado al mismo a advertir de que puede emprender acciones legales por ello, en total el retraso es de 17 meses, y ahora por fin esta demanda va adelante.
 
En el año1992 en algunas empresas ubicadas en las comarcas de l Alcoiá y el Comtat, y dedicadas a la aerografía textil empiezan a aparecer casos de afectados por una enfermedad llamada fibrosis pulmonar que resultó mortal para seis personas, de las cuales cinco trabajaban en la empresa Ardystil, de ahí el nombre que recibió el caso, y dejó secuelas a otras cien, las investigaciones del caso permitieron saber que lo que había producido estas lesiones a los trabajadores era un producto de la Bayer llamado Acramin, que al ser aerografiado en las telas y por tanto aspirado por los trabajadores/as, en muchos casos, durante jornadas de 12h diarias (muy habituales en la zona), producían esta enfermedad entre otras secuelas crónicas, se abrió entonces un proceso de lucha, por parte de los afectados para esclarecer las causas y para ser compensados por los responsables de aquella situación, los afectados no han desistido en estos 17 años de que se llegue hasta el final, en un proceso en el que tienen responsabilidad en primer lugar la Bayer que comercializaba un producto altamente toxico llamado Acramin(que hoy se sigue comercializando) sin etiquetar, La Consellería de Trabajo que no controló las condiciones en las que estaban trabajando (como sigue pasando en infinidad de casos), y los empresarios de dichas empresas que afirmaban no conocer los efectos nocivos del producto.
 
Cuando llegó el momento de pedir responsabilidades, los afectados quisieron, como es lógico que la multinacional farmacéutica, también aceptase las suyas, pero se les planteo que la Bayer era intocable, tras 17 años de lucha parece ser que pagarán todos menos el que más consciente era en aquel momento de los riesgos que estaban corriendo los trabajadores /as.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad