La banca acreedora da una nueva tregua a Sacyr

Boca a boca para unos…

La banca ofrece a la constructora y empresa de servicios presidida por Luis del Rivero renegociar su deuda y un respiro de tres años. ¿Cuántas PYMES y familias querrí­an el mismo trato?

0
0 votos
07-03-2009
Publicidad
Sacyr tiene ahora mismo unas cargas financieras superiores en torno a los 15.000 millones de euros, lo que no es inconveniente para que la banca acreedora de Sacyr ofrezca una tregua a largo plazo, reformulando las condiciones de sus préstamos para aliviar su situación. Son el mismo grupo de bancos que en 2006 le dieron un crédito sindicado (Santander, Citi, Calyon y Caja Madrid, junto a unas cuarenta cajas como las de Murcia, CCM, Unicaja o Extremadura…) para la compra del 20% de Repsol por más de 5.000 millones de euros. Sacyr tiene ahora mismo unas cargas financieras superiores en torno a los 15.000 millones de euros, lo que no es inconveniente para que la banca acreedora de Sacyr ofrezca una tregua a largo plazo, reformulando las condiciones de sus préstamos para aliviar su situación. Son el mismo grupo de bancos que en 2006 le dieron un crédito sindicado (Santander, Citi, Calyon y Caja Madrid, junto a unas cuarenta cajas como las de Murcia, CCM, Unicaja o Extremadura…) para la compra del 20% de Repsol por más de 5.000 millones de euros.
El crédito a Sacyr fue concedido condicionado al precio de las acciones de Repsol, fijado en 12,48 euros por acción. Pues bien, cuando estas acciones han bajado a mínimos históricos del 11,64 euros/acción, la banca ha decidido no presionar a Sacyr exigiéndole las garantías previstas.
Ha entrado en funcionamiento la doble vara de medir de la banca. ¿Por qué no hacer lo mismo con las empresas medianas y pequeñas, autónomos y familias? ¿Por qué a éstos si se les presiona hasta el punto de ejecutar las garantías, meterlos en los RAI de morosidad a partir de lo cual se les niega el pan y la sal, por ejemplo? ¿Por qué vamos a pasar de 50.000 a 350.000 las familias que en dos años van perder su vivienda por no poder hacer frente a los pagos?
Dicen los bancos del crédito sindicado que “hay que tener en cuenta el escenario actual para no presionar a Sacyr”. Pero entonces, ¿por qué no tenerlo en cuenta para no presionar a las pymes que ven descender sus ingresos o las familias que pierden el trabajo de alguno de sus miembros? ¿Y el gobierno, por qué entrega miles de millones u no exige ese cambio?
Boca a boca para unos, la horca para otros. Es la banca.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad