Corresponsalí­a Murcia.

El paro en Murcia, una de las subidas más elevadas de España.

La subida interanual en Murcia ya alcanza el 70% situándose entre las regiones donde el desempleo sube a mayor ritmo y recorre todos los sectores.

0
0 votos
04-03-2009
Publicidad
 
Aunque en éste comienzo de año el aumento del desempleo en el sector de la construcción se sitúa detrás del sector servicios, es una tendencia inevitable en una economía basada en el ladrillo. Las consecuencias de esta economía del ladrillo que daba espléndidas plusvalías durante años donde la burbuja inmobiliaria parecía poder seguir inflándose cada vez más, la explosión de este sector poco desarrollado era inevitable.
 
Una vez la burbuja estalla, el paro no sólo hace mella en el sector ladrillo, sino que se traslada al sector servicios inevitablemente. Un efecto en cadena inevitable, ya que al desaparecer las grandes plusvalías que durante años se repartían en el gasto de servicios y compras, años de bonanza económica en los que se gestan las crisis cíclicas del capitalismo, con las consecuencias añadidas de asentarse gran parte de la economía en la construcción que tantos beneficios le ha dado a la gran banca mediante las hipotecas.
 
En éstos dos meses del 2009 en Murcia, la llamada barrera psicológica de los 100 000 desempleados establecida para la región se supera ampliamente. El desempleo en el sector servicios ha subido este bimestre en 2 537 personas, mientras que en el sector de la construcción el aumento es de 804, 603 en industria y 202 en agricultura.
 
Los datos son alarmantes, y por supuesto reflejan una crisis de un calado mayor del que a simple vista vemos, debido a la cantidad de mano de obra sin contrato que en la región ha sido habitual estos años y que no se cuenta en estas cifras que son el botón de muestra que nos ofrece una radiografía aproximada de la situación.
 
Mientras el gobierno se excusa poniendo el centro en las personas que se incorporan por vez primera al mercado laboral solicitando empleo, la realidad es que en los datos ofrecidos la horquilla de los nuevos solicitantes de empleo cifra una mínima cantidad de 89 personas. A pesar de las numerosas dificultades a las que se ve sometido, de abuso por parte de las grandes distribuidoras el sector de la agricultura tan tradicional y arraigado en Murcia es el que mejor se defiende ante las dificultades de la crisis. Sin embargo, lejos de ofrecer un plan anticrisis que vaya a fomentar en cada región los sectores productivos históricos que ofrecen riqueza y empleo, el plan anticrisis se centra en activar de manera artificiosa el sector de la construcción mediante obras urbanas que, al terminar, dejarán de nuevo en la cola del paro al pequeño puñadito de contratos que generará.
 
No es una barrera psicológica, es una realidad que muestra la gravedad de la situación de crisis profunda. Y es necesario un plan que vaya a generar economía productiva, que en el caso de Murcia, pasa por fomentar la agricultura y las horas de sol de la región invirtiendo en el sector estratégico de las energías renovables.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad