Yecla: con la exportación y la tecnologí­a si se sale de la crisis.

El sector del mueble apuesta por la apertura de mercados.

Sectores retroceden frente al abaratamiento en el tercer mundo, ¿es su final o hay alternativa?

0
0 votos
04-03-2009
Publicidad
¿Cual es la alternativa en parte de la industria española, quizas incompetente, frente al abaratamiento chino o hindú en producción de mercancias?
 Feria Internacional del Mueble de Yecla
Feria Internacional del Mueble de Yecla
¿Cual es la alternativa en parte de la industria española, quizas incompetente, frente al abaratamiento chino o hindú en producción de mercancias?
      Exportación e innovación tecnológica son dos alternativas concretas para hacer frente a la crisis económica que golpea casi todos los sectores productivos de España. Así lo demuestra el aumento de participación de la Feria del Mueble de Yecla.
     
     La Feria del Mueble de Yecla es el principal escaparate nacional de este sector. Este año la feria se enfoca desde la apertura de nuevos mercados y la introducción de nuevas tecnologías para el sector. Este hecho ha ocasionado el aumento del 10 % de expositores con respecto al año pasado y se espera que desborde los catorce mil visitantes de 2008.
      Asistirán delegaciones de Estonia, Rusia, Qatar, Emiratos Árabes, Arabia Saudí, Reino Unido, Estados Unidos y Marruecos, de momento, porque la previsión es que aumente en los próximos días.
    
     ¿A que se debe? El mueble español es de alta calidad. Es un tipo de producto de alta gama, con gran variedad de diseños y se basa en materiales de lujo. En el sector y en el ranking que esta colocado es de los punteros a nivel mundial.
     Por lo tanto avanzar en la exportación a los sectores interesados es una alternativa a desarrollar.
La clientela es la clase media-alta y se encuentra desde China a EEUU, desde Marruecos a Gran Bretaña. Es un sector social al que la crisis le afecta mucho menos que al ochenta por ciento de la sociedad restante.
     Si nuestra clientela en el mueble son los ejecutivos japoneses, los actores norteamericanos, la aristocracia británica y la clase política hindú búsquese país a país, región a región y ciudad a ciudad y vendamosles lo más posible. Convirtámonos en la primera potencia mundial del mueble de lujo.
    
     Es una alternativa, que algunas voces, eso si,  con la boca pequeña, ya plantearon en el sector de los astilleros.
En los últimos coletazos de la reconversión del sector de la construcción y reparación de barcos era evidente que España no podía competir con los astilleros chinos. Ellos hacian los barcos industriales y los mercantes más baratos y en mayor cantidad. 
     En lo que España no tenía gran competencia en ese momento era en los yates de lujo.
Un país europeo que tiene alrededor la Costa Azul francesa, la costa italiana y la propia costa del Mediterráneo español. Todo un caladero de veraneantes adinerados. Desde el Rey hasta Claudia Schiffer. 
     Pero en aquel momento no se hizo absolutamente nada por entrar en este mercado, a pesar de tener el capital económico, tecnológico y humano necesario, además de la clientela a un paso.
    
     Además se colaborara con la Consejería de Universidades, Empresa e Investigación, a través del Instituto de Fomento y el Consorcio Exportador del Mueble, Conexmu; lo cual aportara a corto, medio y largo plazo la tecnología necesaria para aumentar calidades, abaratar costes y acelerar el ritmo de producción.
     Esperamos que este tipo de iniciativas se consolide en el sector del mueble, pero también que se extiendan a otros sectores como el calzado de Elche que le ocurre exactamente lo mismo.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad