selección de prensa internacional

La revolución va a estallar

Las condiciones de pobreza y marginación que vivimos en Oaxaca y en el paí­s hacen de esto un polvorí­n y más temprano que tarde será insostenible para los poderosos e insoportable para nosotros,

0
0 votos
03-03-2009
Publicidad
De creer al Wall Street Journal, Obama es un peligroso revolucionario cuyo objetivo es implantar el socialismo en EEUU. Si ya con la presentación de los presupuestos para 2010 pusieron el grito en el cielo, ahora le acusan, con menos de cinco semanas en el cargo, de ser culpable de que la recesión vaya a ser más fuerte y vaya a durar más. Y eso que la batalla apenas si ha hecho más que comenzar.
 La revolución va a estallar
De creer al Wall Street Journal, Obama es un peligroso revolucionario cuyo objetivo es implantar el socialismo en EEUU. Si ya con la presentación de los presupuestos para 2010 pusieron el grito en el cielo, ahora le acusan, con menos de cinco semanas en el cargo, de ser culpable de que la recesión vaya a ser más fuerte y vaya a durar más. Y eso que la batalla apenas si ha hecho más que comenzar.
En este breve espacio de tiempo, el mismo diario –tradicionalmente portavoz de la oligarquía financiera de Wall Street– ha calificado a Obama de “revolucionario”, “anticapitalista”, “desenfrenado”, “castigador de empresas”,... Aunque todavía es pronto para sacar conclusiones, lo cierto es que a medida que Obama va desvelando sus planes empieza a configurarse una especie de frente anti-Obama en el que, de momento, los plutócratas de Wall Street y las petroleras llevan la voz cantante. Frente que, si es consecuente en llevar adelante los planes anunciados, va a producir previsiblemente una radicalización en la vida política norteamericana que está muy lejos de la intención originaria de Obama de crear un consenso político (o al menos una tregua) entre las dos fracciones en que históricamente ha estado dividida la clase dominante norteamericana. pero no parece que ni el nombramiento de destacados republicanos para formar parte de su administración, ni sus intentos de aplicar una política bipartidista de consenso estén fructificando. Y de ser así, de producirse esta radicalización del enfrentamiento político, las condiciones para resolver la profunda crisis en que se halla inmersa la economía norteamericana van a volverse todavía más difíciles.
 
 
EEUU. The Wall Sreet Journal
LA ECONOMÍA DE OBAMA
 
Al iniciarse 2009, tres semanas antes de que Barack Obama asumiera el cargo, el Dow Jones Industrial Average cerró en 9.034 el 2 de enero, su nivel más alto desde el pánico de otoño. Ayer, el Dow cayó un 4,24% para quedar en 6.763, una disminución general del 25% en dos meses y su nivel más bajo desde 1997. El mensaje desalentador que se desprende es que las políticas del Presidente de Obama se han convertido en parte del problema de la economía.
 
Los estadounidenses han acogido con satisfacción la era de Obama con el mismo espíritu de esperanza del Presidente en campaña. Pero después de cinco semanas en el cargo, es evidente que las políticas del Sr. Obama están retardando, si no frenando, lo que de otro modo sería el proceso normal de recuperación económica. Desde castigar a las empresas a malgastar los escasos recursos públicos nacionales, el equipo de Obama está creando más incertidumbre y menos confianza, y, por tanto, alargando el período de recesión o de bajo crecimiento.

Los demócratas que ahora mandan en Washington no quieren escuchar esto, porque se benefician de culpar de todas las malas noticias económicas al presidente Bush. Y el Sr. Obama ha heredado una inusual recesión profundizada por problemas de crédito, de los cuales se tardará tiempo en salir. Pero también es cierto que la economía ha caído lo suficiente, y durante bastante tiempo, para que gran parte de los excesos que condujeron a la recesión se hubieran ido resolviendo. Con15 meses ya de duración, la actual recesión pronto coincidirá con la duración media –y el promedio de pérdida de puestos de trabajo– de los tres últimas caídas de posguerra. ¿Cuánto más caerá,  a menos que políticas destructivas interfieran con las fuentes potenciales de recuperación?

Y esas fuentes han ido tomando forma desde hace algún tiempo. El precio del petróleo y otros productos básicos han disminuido desde su pico de verano de 2008 en dos tercios, lo que tiene el efecto de una importante reducción de impuestos. El mundo está inundado de liquidez, gracias a la facilidad monetaria de la Reserva Federal y otros bancos centrales. La política monetaria opera con un retraso, pero el año pasado facilitó reducir el tiempo de agitación de la actividad económica.

Los precios de la vivienda han caído un 27% (...) Si bien sigue siendo elevado, el crédito se extiende (...) y las empresas prestatarias son de nuevo capaces de explotar los mercados de crédito. Como señalaban las acciones a finales de 2008 y con el rally de principios enero, el crecimiento debería, en circunstancias normales, empezar a aparecer en el segundo semestre de este año.

Entonces, ¿qué ha sucedido en los últimos dos meses? La economía no ha recibido ninguna nueva gran conmoción de fuera. Los tipos de cambio y otros precios se han mantenido estables, y no hay ninguna crisis de seguridad observable. La realidad de una fuerte recesión era conocida y se reflejó en los precios de las acciones desde el cuarto trimestre del año pasado.

Lo que es nuevo es la revelación de la agenda del Sr. Obama y su enfoque de gobierno. Cada nuevo presidente cuenta con un limitado stock de capital –financiero y político– para desplegar, y en medio de la recesión el Sr. Obama dispone de más que otros antes. Pero una revelación negativa ha sido la manera en que ha optado por utilizar sus escasos recursos en pequeñas tranferencias de renta, en lugar de la promoción del crecimiento. La mayor parte de su gasto  en “estímulos” se dedicó a programas sociales, en lugar de a obras públicas, y casi todos los recortes fiscales se dedican al mantenimiento de los ingresos, en lugar de a mejorar los incentivos para trabajar o invertir.

El Tesoro ha estado cometiendo el mismo error con sus planes de rescate financiero. El sistema bancario tiene que trabajar en medio de sus pérdidas, y uso de fondos públicos es necesarios para ayudar a destruir los activos tóxicos con la mayor rapidez posible. Sin embargo, la mayoría de las contribuciones del equipo de Obama hasta la fecha han ido hacia mantener las constantes vitales, en lugar de a la reparación y recuperación (...)

El mercado se ha hundido notablemente desde que el Sr. Obama presentó su presupuesto la semana pasada, lo que no debería sorprender. El documento era una declaración de hostilidad para con los capitalistas en toda la economía. Las acciones de las compañías médicas se han hundido ante los temores de los nuevos mandatos gubernamentales y los controles de precios. Los prestamistas privados han dicho a los estudiantes que no los busquen. Han advertido a cualquiera que utilice la energía del carbón que espere un gran aumento de los impuestos (...) Y cada inversor ahora sabe que otro aumento de los impuestos se cerrará de golpe sobre la economía en 2011, a menos que el Sr. Obama permita a su portavoz Nancy Pelosi imponerlo incluso antes.

Mientras tanto, el Congreso exige más préstamos bancarios a pesar de que los prestamistas están asediados y amenaza con dejar a los jueces reescriturar los contratos hipotecarios. Los poderes en el Congreso –no reprendidos por el Sr. Obama– ridiculizan y castigan a los mismos capitalistas que son esenciales para una recuperación sostenible. El resultado ha sido una huelga de capitales y el regreso de los temores del año pasado de que podríamos enfrentarnos a una recesión mucho más profunda. Esta no es manera de alimentar una economía enferma para que vuelva a la salud (...)
THE WALL SREET JOURNAL. 3-3-2009



 
 
México. El Universal
LA REVOLUCIÓN VA A ESTALLAR
Alejandro Jiménez
 
“La revolución va a estallar de un momento a otro”. Son palabras pronunciadas por Ricardo Flores Magón y que sirven de epígrafe para el comunicado número cuatro emitido por Tendencia Democrática Revolucionaria-Ejército del Pueblo, junto con el Comando Magonista de Liberación (CML), del domingo pasado.
 
De hecho, entre el miércoles y el domingo se conocieron tres comunicados guerrilleros.
 
El primero fue del recientemente activo Movimiento Armando del Norte (MAN), cuyo discurso hemos revisado en este miso espacio, y que ahora emitió la que llamó “posición frente al narcotráfico y la militarización”, cuyo eje es el rechazo a la labor que realizan las Fuerzas Armadas en contra de los cárteles de las drogas
 
Enumera algunas violaciones a los derechos humanos cometidos por militares, dice que se está militarizando las calles del país con apoyo de Estados Unidos, vía el Plan Mérida, y que en suma todo sirve de pretexto el gobierno para aplicar toques de queda y eliminación de garantías individuales de la población.
 
No hace planteamientos sociales concretos y termina con un muy inquietante respaldo a los encapuchados de Nuevo León que, “legítimamente”, dice, protestaban contra la presencia de los soldados en Monterrey.
 
Por su parte, y sin ninguna relación con el MAN, el domingo pasado fueron difundidos dos comunicados firmados por sendos comandos del grupo guerrillero Tendencia Democrática Revolucionaria-Ejército del Pueblo (TDR-EP): uno firmado en Oaxaca por el Comando Magonista de Liberación (CML), y otro firmado en Cuautla, Morelos, por el Comando Jaramillista Morelense-23 de Mayo (CJM-23M).
 
De entrada, el comunicado número 4 emitido por el  CML tiene un tono de urgencia. Coincide en señalar que la guerra contra el narco del gobierno federal no es tal, sino en realidad una estrategia de intimidación contra la población civil.
 
Dice que la falta de castigo a los culpables de los asesinatos de 26 activistas de la APPO en 2006, la desaparición forzada de luchadores sociales y la represión selectiva de luchadores sociales son ya intolerables.
 
“El recuento de hechos y ofensas hacia el pueblo son excesivas, lesivas y genocidas, los poderosos de ayer y hoy siempre impunes, creen que nada pasa y que podrán mantener su despótica manera de gobernar sin que nuestro pueblo digno y harto del desprecio, la intolerancia, la violencia, la explotación… levante su voz, se una y se organice para construir junto su futuro”.
 
Y advierte: “Las condiciones de pobreza y marginación que vivimos en Oaxaca y en el país en general hacen de esto un polvorín y más temprano que tarde será insostenible para los poderosos e insoportable para nosotros, pueblo en general (…) El tiempo apremia y la paciencia se agota, a construir Poder Popular”.
 
El otro texto, el comunicado número 17 del CJM-23M (que también forma parte de la coalición TDR-EP) comienza rechazando la democracia representativa y electoral.
 
“(…) liberales progresistas, neoliberales reaccionarios y hasta izquierdistas “modernos”, en pleno siglo XXI, pretenden convencernos de las supuestas bondades y ventajas de la democracia representativa y de la centralidad del poder; como si los de abajo no supiéramos, por nuestra propia y amarga experiencia, que la delegación del poder en unos cuantos gobernantes y politicastros ha sido una de las principales fuente de la corrupción reinante en nuestro país, la cual se ha desbordado a niveles nunca antes vistos”.
 
Después, para variar, también asegura que el Ejército al realizar labores de policía con el pretexto del combate al narcotráfico, en realidad pretende inhibir la protesta social ante la fraudulenta y torpe gestión del gobierno calderonista.
 
Menos beligerante que los otros dos mensajes, rechaza el llamado desarrollo económico que preconiza el gobierno estatal de Morelos: “El desarrollo del que tanto se jactan los de arriba y sus modernos encomenderos (partidos y gobernantes) sólo trae como consecuencia la desigualdad, la exclusión, la injusticia, el individualismo, la pobreza extrema, la criminalización de los más pobres e, incluso, su asesinato o la condena a vivir en los cerros de basura que produce el desenfrenado consumismo mercantil-capitalista”.
 
Y concluye con un exhorto a la organización popular, a la racional administración de los recursos naturales, a la recuperación de la pluralidad de memorias y a “estar alertas ante la doble moral de la ultraderecha que reza todos los domingos por la salvación de su alma y, al mismo tiempo, hace lo imposible por profundizar el infierno de la esclavitud neoliberal en que nos pretenden mantener a los de abajo”.
 
Cómo la ves. ¿La guerra contra el narcotráfico es una falacia?, ¿sólo es un pretexto para atacar a los más pobres?, ¿los encapuchados de Monterrey eran luchadores sociales?,¿no sirven de nada las elecciones?, ¿estamos al borde del hartazgo social y del estallido social?, ¿es inútil insistir en el cambio social por la vía pacífica y de las urnas?
EL UNIVERSAL. 3-3-2009
 
 
 
 
Alemania. Deutsche Welle
UN NUEVO EQUIPO PARA CUBA
 
Raúl Castro se ha dado a la tarea de reestructurar, limpiar y seleccionar. Doce puntos contiene el comunicado oficial, que, básicamente, no ofrece explicaciones.
 
El cambio más espectacular es la sustitución del ministro de Exteriores, Felipe Pérez Roque. A Pérez Roque,  de apenas 44 años y muy cercano a Fidel Castro, se lo tenía como un presidenciable en caso de que hubiese un cambio generacional. El propio Fidel lo había calificó de "su heredero". Pérez Roque pertenecía a un grupo de jóvenes comunistas que ascendieron desde las bases del partido a posiciones dirigentes. Los talibán los llamaban, por su incondicionalidad hacia Fidel.
 
Raúl Castro ha subrayado con ésta y otras decisiones de personal que pretende mermar el campo de influencia de los partidarios de Fidel favoreciendo a su propia gente de confianza. Notorio es que otros militares han ascendido a cargos ministeriales. El Ejército es la base de poder más importante de Raúl Castro, quien no en vano ocupó por décadas el puesto de ministro de Defensa. En sus soldados puede confiar incondicionalmente. Así, el general José Amado Ricardo Guerra asume el cargo de jefe de gabinete. Secretario del Consejo de Ministros se denomina oficialmente este puesto que hasta el momento ocupaba Carlos Lage, otro de los hombres de confianza de Fidel Castro.
 
En el tiempo de la crisis en la que se vio sumida la isla de Cuba cuando el Bloque del Este se resquebrajó a comienzos de la década de los 90 del siglo pasado, Lage acometió tímidas reformas económicas –anuladas tiempo después. En esa época, las empresas del Ejército cobraron mayor importancia económica, en el campo del turismo por ejemplo. Raúl Castro y Carlos Lage se hacían sombra mutuamente. Al lado de Pérez Roque, Lage era el político más prominente detrás de los Castro y, como Pérez Roque, era un hombre para el futuro.
 
La reestructuración del gabinete fortalece la esperanza de cambios en la política económica centralista del país. Entre los ministros sustituidos se encuentra el ministro de Economía, José Luis Rodríguez García, y la ministra de Finanzas, Georgina Barreiro Fajardo.
 
Excrecencias burocráticas también han sido extirpadas: Raúl Castro ha fusionado ministerios con campos de acción semejantes, como lo son el Ministerio de Comercio y el de Inversión Extranjera. Con ello, Raúl Castro está cumpliendo la promesa que hizo al asumir su cargo el 24 de febrero de 2008: la de desarrollar una estructura más compacta y funcional, de aumentar la eficiencia del gobierno.
 
Más eficiente y –cabe completar– más en la línea de Raúl Castro. En total esta reforma del gabinete significa un paso importante, en dirección hacia fuera del círculo de influencia de Fidel Castro. Los “raulistas” están tomando la sartén por el mango. El objetivo seguramente no es abrir políticamente el país, pues conservar el sistema tiene prioridad. Más probable es que introduzcan reformas económicas para sacar a Cuba de esa permanente crisis económica. Pues sólo si a los cubanos les va considerablemente mejor, podrán salvar verdaderamente su sistema.
DEUTSCHE WELLE. 3-3-2009
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad