Los empresarios se embolsarán el subsidio de paro de los trabajadores que contraten

Zapatero incrementa la cobertura social... para los empresarios

Para que el empresario nos contrate, el gobierno le ofrecerá una jugosa subvención, que saldrá de la caja de prestaciones del paro, que los trabajadores hemos llenado pagando durante años

0
0 votos
03-03-2009
Publicidad
Zapatero prometió que, ante los estragos de la crisis, incrementarí­a las prestaciones sociales. Y va a cumplir su promesa. Sólo que los beneficiarios no van a ser los parados o trabajadores en precario... sino los empresarios. Zapatero prometió que, ante los estragos de la crisis, incrementarí­a las prestaciones sociales. Y va a cumplir su promesa. Sólo que los beneficiarios no van a ser los parados o trabajadores en precario... sino los empresarios.
El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha presentado un paquete de siete nuevas "medidas urgentes" contra el paro.
La forma y manera en que se dieron a conocer no auguraban nada bueno. Fue imposible consensuarlas en la mesa de diálogo social, ante la negativa de los sindicatos a avalar las propuestas del gobierno. Y su montante asciende sólo a 1.500 millones de euros, quince veces menos que el capital que el gobierno ya ha inyectado directamente en los bancos procedentes del erario público.
Pero nadie podía prever el sorprendente contenido de la medida estrella presentada por el ministro de Trabajo de Zapatero. Según la cual, un empresario que contrate a un parado con derecho a prestación obtendrá una bonificación total de sus cuotas a la Seguridad Social con cargo al importe restante de la prestación del desempleado.
Es decir, para que el empresario nos contrate, el gobierno le ofrecerá una jugosa subvención, que saldrá de la caja de prestaciones del paro, que los trabajadores hemos llenado pagando religiosamente durante años las cotizaciones.
¿Alguna medida para que ya millón y medio de parados que no cobra prestación alguna? No, ninguna. Pero sí se consume la caja de las prestaciones por desempleo destinándola a sustanciosas subvenciones a los empresarios.
Otra especie de plan de rescate público que volvemos a pagar forzosamente todos los trabajadores.
Una propuesta tan escandalosa que incluso ha sido imposible consensuarla con unos sindicatos mayoritarios dispuestos a decir que sí a casi todo.
Las otras medidas propuestas por el gobierno incluyen subvenciones a los afectados por EREs temporales, aplazamiento de cuotas sociales para empresas con problemas de liquidez,  eliminación del mes de espera desde que se termina la prestación por desempleo hasta que se empieza a cobrar un mísero subsidio. Son parches mal remendados que no sólo no contribuyen a crear empleo o frenar el cierre de pymes, sino que únicamente financian con dinero público la "destrucción ordenada" de los puestos de trabajo.
El gobierno ha decidido destinar la mayor parte de los recursos al rescate de los bancos. Y se niega a colocar el presupuesto público al servicio del incremento de la cobertura social a parados o hipotecados, la salvación de las pequeñas empresas asfixiadas por los bancos o el impulso de una economía productiva capaz de crear empleo estable, fagocitada por el boom inmobiliario.
Todas las medidas "contra el paro" del gobierno de Zapatero están presas y lastradas de esa fidelidad a la gran banca.
Y de la misma manera que es imposible que un peral de manzanas, no podemos esperar solución al incremento del paro de una política económica hecha a la medida de Botín.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad