Se mandan asesinar uno a otro.

Guinea Bissau "vací­o de poder".

Primero Tagame con una bomba en su despacho, después el Presidente Vieria acribillado en su residencia.

0
0 votos
02-03-2009
Publicidad
Hoy 2 febrero la Comunidad de Estados de África Occidental ha confirmado el asesinato del presidente de Guinea Bissau, Joao Bernardo Vieira, por efectivos militares en su residencia de Bissau, la capital del paí­s. El asesinato se ha producido apenas unas horas después de que falleciera en atentado con bomba el jefe del Ejército en su cuartel de Bissau, Batiste Tagmé Na Wai, muy crí­tico y adversario del presidente. Hoy 2 febrero la Comunidad de Estados de África Occidental ha confirmado el asesinato del presidente de Guinea Bissau, Joao Bernardo Vieira, por efectivos militares en su residencia de Bissau, la capital del paí­s. El asesinato se ha producido apenas unas horas después de que falleciera en atentado con bomba el jefe del Ejército en su cuartel de Bissau, Batiste Tagmé Na Wai, muy crí­tico y adversario del presidente.
El responsable militar de Relaciones Exteriores, Zamura Induta, ha declarado:"El ejército mató al presidente Vieira cuando intentaba escapar de su casa, atacada por un grupo de militares cercanos al jefe del Estado mayor, Tagmé Na Waié, temprano esta mañana ","Era uno de los principales responsables de la muerte de Tagmé", "Ahora, el país va a arrancar. Ese hombre bloqueaba todo en este pequeño país", remarco ese oficial.
 
Este atentado es el punto culminante a otros actos de violencia ocurridos en los cuatro últimos meses, en un contexto de profundas divergencias y conflicto de intereses entre el Ejército, la presidencia y el ministerio de la Administración interna.
 
A principios de enero Tagmé Na Waié denunció haber sido objeto de un intento de asesinato, cuando soldados leales al presidente abrieron fuego al paso de su vehículo ante el palacio presidencial. La fuerza de 400 hombres había sido reclutada como guardia personal de Vieira por el Ministerio del Interior después de que el presidente fuera objetivo de un ataque con metralletas y lanzagranadas contra su residencia el 23 de noviembre del año pasado
 
Un país con una superficie de sólo 28.000 kilómetros cuadrados y una población de cerca de un millón y medio de habitantes, la República de Guinea Bissau, una de las diez naciones más pobres del mundo, que emergió del colonialismo con una tasa de analfabetismo de casi un 100%, una complejidad étnica y lingüística (la población está dividida en por lo menos 27 lenguas étnicas) que dificulta cualquier proyecto de cohesión nacional.
 
Con una tasa de analfabetismo que actualmente se encuentra alrededor de un 60% y una red escolar en estado precario. El idioma oficial del país, el portugués, hablado por menos del 10% de la población.
 
Transcurridos 35 años desde la revolución que liberó el país del régimen colonial portugués, en la Guinea Bissau de hoy en día, sólo los antiguos cargos militares continúan, aprovechándose en beneficio propio, utilizando como pretexto la participación en la lucha por la liberación para legitimar sus actos y conservar el poder. Y los intereses de las reducidas burguesías locales que han hecho que el país sea más pobre que durante la colonización.
 
La inestabilidad política en los últimos años ha empeorado, situación que se achaca a la presencia de bandas de narcotraficantes latinoamericanas, que han aprovechado la escasa vigilancia de la costa de Guinea-Bissau y sus remotas pistas de aterrizaje para introducir de contrabando de cocaína con destino Europa. Estos cárteles de drogas con grandes recursos económicos, con acceso a armas, lanchas y aviones han logrado la cooperación de altos cargos en las fuerzas armadas y del gobierno, produciendo el choque de intereses, que ha terminado con el asesinato de un presidente y su opositor, ninguno eran digno de gobernar al pueblo de Guinea Bissau, pero la situación se tornara en una campaña campal, por el “reajuste de poder” en donde el pueblo siempre lleva las de perder.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad