Ahorro energético

I+D+Ilicitano

Francisco Gámez, un ilicitano ha inventado un dispositivo que inutiliza la red eléctrica, cuando no sea utilizada.

0
0 votos
02-03-2009
Publicidad
Sin duda la iniciativa de la gente por buscar alternativas, formas de ganarse la vida y al mismo tiempo, de crear nuevos mecanismos que nos garanticen mayor seguridad o confort, va muy por delante, en casi todos los casos de unas instituciones que, pendientes de otros intereses, no ofrecen alternativas para la gente trabajadora. Sin duda la iniciativa de la gente por buscar alternativas, formas de ganarse la vida y al mismo tiempo, de crear nuevos mecanismos que nos garanticen mayor seguridad o confort, va muy por delante, en casi todos los casos de unas instituciones que, pendientes de otros intereses, no ofrecen alternativas para la gente trabajadora.
      Un ejemplo de este afán por buscar alternativas y abrir nuevos campos de trabajo, es lo que hacen personas como Francisco Gámez, que ha patentado con la esperanza de que alguna empresa produzca, este sistema que puede ser muy útil, ya que sirve para que para que cualquier punto de luz de una vivienda o empresa que no se esté utilizando no tenga corriente.
 
    Este invento, por tanto tiene muchas aplicaciones en cuanto a la seguridad, ya que reduce considerablemente tato el riesgo de electrocución, como la presencia continua de campos electromagnéticos en nuestra vivienda, que está comprobado que son dañinos para la salud, además en caso una inundación o un contacto de agua con un enchufe, por cualquier otro motivo, estos tienen corriente pese a no tener enchufado ningún aparato eléctrico, mientras que con este nuevo dispositivo no la tendría eliminando así los riesgos.
 
   Además el inventor aseguraba hace unos días que; “el dispositivo es similar a cualquiera de los que hay en lo que conocemos como el automático de la vivienda, la instalación es muy fácil y podría comercializarse a un precio razonable”. Por otra parte este dispositivo también, realiza un chequeo de los equipos eléctricos que se conecten a la red, o de los electrodomésticos de la casa reduciendo de esta manera el riesgo de incendio por cortocircuito que constituye la principal causa de incendio en vivienda.
 
    Desde luego este tipo de iniciativas no solo deberían ser apoyadas para que se puedan seguir desarrollando, sino que además sería lo más lógico que, ya que se ha inventado en Elche, ciudad de tradición industrial que está pasando malos momentos por la bajada del calzado, se elabore un plan para que se puedan fabricar en un futuro próximo, esta y otras alternativas que sus propias gentes crean, y empezando así a enmendar uno de los problemas históricos de nuestro país como es que nuestro esfuerzo y nuestra inventiva sea rentabilizado en gran parte fuera de nuestras fronteras.  
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad