Elecciones en Galicia

Galicia: el PP recupera la mayorí­a absoluta

Al 100% del voto escrutado, ya es definitivo, el PP recupera la mayorí­a absoluta con más de un 47% y 39 diputados de 75. Mientras el PP consigue mantener sus votos, el bipartito pierde más de 100.000

0
0 votos
01-03-2009
Publicidad
Con una participación superior en 5 puntos a las pasadas elecciones, el PP recupera la mayorí­a absoluta y el gobierno de Galicia. Gran batacazo del bipartito que pierde de conjunto alrededor de 150.000 votos. Y buen resultado para UPyD pese a no conseguir entrar en el parlamento. Más de 20.000 votos y un 1,43%.
 Nueva composición del parlamento gallego. Con 39 escaños de 75, el PP recupera la mayorí­a absoluta
Nueva composición del parlamento gallego. Con 39 escaños de 75, el PP recupera la mayorí­a absoluta
Con una participación superior en 5 puntos a las pasadas elecciones, el PP recupera la mayorí­a absoluta y el gobierno de Galicia. Gran batacazo del bipartito que pierde de conjunto alrededor de 150.000 votos. Y buen resultado para UPyD pese a no conseguir entrar en el parlamento. Más de 20.000 votos y un 1,43%.

El PP recupera Galicia, y lo hace de una forma avasalladora. Pese a todas las turbulencias de las últimas semanas (guerra de espías, trama de corrupción,...) mantiene con solidez sus votos y aumenta en dos sus escaños para obtener holgadamente la mayoría absoluta.
 
Rajoy sale fortalecido. En una doble vertiente. Hacia el interior, su implicación personal en la campaña, así como el triunfo del candidato, Nuñez Feijoo, que impuso  hace 4 años para dirigir el partido, lo fortalecen ante los críticos y las camarillas internas. Externamente, los resultados en Galicia tengan posiblemente como efecto frenar la campaña de desprestigio a la que había estado sometido con motivo de la salida a la luz de la trama de corrupción. Los resultados de Galicia se van a convertir, al menos durante un buen período de tiempo en un eficaz antídoto contra la erosión que su liderazgo venía sufriendo.
 
Además de los errores propios del bipartito, los primeros indicios de pérdida de votos en las grandes ciudades y los núcleos industriales apuntan también a que la crisis puede estar empezando a pasarle una costosa factura electoral al PSOE de Zapatero. Ni su intensa presencia en el tramo final de la campaña ha podido evitar que pierda casi 75.000 votos (un 13,5%) en sólo 4 de años de gobierno
 
Las amistades peligrosas de Anxo Quintana y el sectarismo propio del nacionalismo excluyente que ha impulsado estos 4 años le provocan también al BNG una perdida todavía más cuantiosa, proporcionalmente, de 45.174 votos, un 14,45% menos de los cosechados en 2005.
 
De conjunto, el bipartito pierde más de 119 mil votos. Un 13,75% de los gallegos que les votaron en 2005, no han vuelto a renovarles la confianza. El viento popular por la unidad que se expresó en las elecciones generales del pasado año, sigue desarrollándose de forma imparable, arrastrando a quienes trabajan por la división o ceden en su política ante ellos.
 
Muy bien, por último, los resultados de UPyD. Aunque no consiga entrar en el parlamento, sus más de 23.000 votos, un 1,45% del total, pero que en ciudades como Coruña, Santiago o Pontevedra se sitúa entre el 2,5 y el 3%, representa un punto de partida solidísimo desde el que preparar la ya inminente batalla de las elecciones europeas del próximo mes de junio.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad