Selección de prensa internacional

El Pentágono se une al mundo real

El Pentágono tendrá que hacer frente finalmente el mundo real y hacer recortes en los costosos y obsoletos sistemas de armas de la guerra frí­a

0
0 votos
01-03-2009
Publicidad
Dando por descontado que el recorte en los gastos de Defensa va a ser uno de los principales campos de batalla polí­tica a la que se va a enfrentar Obama, el New York Times dedica una de sus editoriales de hoy a argumentar su necesidad y a sugerir los puntos en que podrí­a producirse este recorte sin afectar a lo esencial. Por lo que se adivina, el centro de la batalla en esta primera etapa va a situarse en un doble argumento por parte del equipo de Obama.
 El Pentágono se une al mundo real
Dando por descontado que el recorte en los gastos de Defensa va a ser uno de los principales campos de batalla polí­tica a la que se va a enfrentar Obama, el New York Times dedica una de sus editoriales de hoy a argumentar su necesidad y a sugerir los puntos en que podrí­a producirse este recorte sin afectar a lo esencial. Por lo que se adivina, el centro de la batalla en esta primera etapa va a situarse en un doble argumento por parte del equipo de Obama.
Por un lado, la necesidad de aumentar la paga a las tropas y, por otro, aumentar su número. Un aumento de gastos que busca ganarse el apoyo de buena parte de las tropas –y por lo tanto neutralizar anticipadamente cualquier clima de descontento que pueda buscarse en los cuarteles– al tiempo que resolver una de las necesidades que la guerra de Irak ha puesto de manifiesto: la insuficiencia de personal provocado por la excesiva concentración de los gastos durante el  mandato de Bush en la alta tecnología militar.
 
El argumento central del New York Times es que el Pentágono debe volver a la realidad, reconocer que la Guerra Fría ya ha terminado y no son por tanto necesarias las astronómicas inversiones en sofisticado armamento cuya utilidad práctica es más que discutible. El estrepiso fracaso de la línea Bush de basar la supremacía norteamericana en una distancia militar abismal sobre sus rivales, concentrándola sobre todo en una alta tecnología militar que se ha revelado incapaz de ganar una guerra de ocupación como la de Irak, da fuerza a este argumento.
 
En China, el Diario del Pueblo publicaba a mediados de esta semana el informe anual que el Consejo de Estado chino viene redactando desde hace varios años como respuesta a los informes sobre la situación de los derechos humanos en el mundo que anualmente hace el departamento de Estado norteamericano. Informe que, más allá de su contenido sobre la situación de los derechos humanos en EEUU, tiene sobre todo el valor de respuesta política a la pretensión de la superpotencia de arrogarse la pretensión de dictar las reglas de la democracia en el mundo, como medio de intervención e injerencia sobre otros países. La respuesta de Pekín en este caso, es la que corresponde a cualquier nación independiente: miren ustedes su propia casa, arreglen primero sus propios asuntos y dejen de mirar y querer intervenir en los asuntos internos de otros países.
 
 
 
 
EEUU. The New York Times
EL PENTÁGONO SE UNE AL MUNDO REAL
 
Desconocemos muchos detalles cruciales que faltan del presupuesto militar publicado la semana pasada por la administración Obama. Pero las primeras señales son alentadoras.
 
Después del ajuste por inflación, el presupuesto base del Pentágono aumentará en aproximadamente un 2% a 534 mil millones de dólares, con 130 mil millones más para pagar las guerras en Afganistán e Irak (de los 141 mil millones que se esperaban este año). La administración también tiene previsto acelerar la expansión del Ejército y la Infantería de Marina y aumentar la remuneración a los miembros del servicio, movimientos ambos muy necesarios.

Cuánto cuesta la ampliación y el aumento de las pagas no se conocerá hasta que el presupuesto completo se publicará en abril. Lo que está claro es que para permanecer dentro del límite máximo de 534.000 millones, el Pentágono tendrá que hacer frente finalmente el mundo real y hacer recortes en los costosos y obsoletos sistemas de armas de la guerra fría. El presidente Obama y sus asesores tienen un par de semanas para averiguar qué armas a recortar. Pero podemos proporcionarles algunas sugerencias.

Nos gustaría empezar por acabar con el avión de combate F-22 de la Fuerza Aérea y el destructor DDG-1000 stealth de la Marina de Guerra. También reduciríamos proprocionalmente el Sistema de Combate Futuro del Ejército y celebraríamos frenar el despliegue del sistema de defensa contra misiles aún sin probar. Estos cuatro pasos podrían ahorrar más de 10 mil millones al año. Podrían ahorrarse otros miles de millones por frenar la construcción de submarinos de ataque innecesario, y el dificultoso y problemático aircraft  Osprey de rotor horizontal de los Marines.

Recortar estos programas armamentísticos requiere de coraje político, razón por la que muchos han sobrevivido tanto tiempo después de que desapareciera su justificación militar. El presidente George W. Bush no estuvo dispuesto a enfrentarse a los grupos de presión de los lobbistas ide la industria y sus aliados del Congreso cuidadosamente cultivados. La reclamación de fondos para el programa del F-22, se basa en que sostiene más de 25.000 puestos de trabajo en 44 estados, puestos de trabajo que serán defendidos ferozmente en el entorno económico actual. Pero el recorte de los programas innecesarios es esencial para ayudar a pagar por las necesidades más críticas de la defensa y un estímulo económico más efectivo (...)

Durante las próximas semanas, el secretario de Defensa Robert Gates debe hacer valer su autoridad sobre la burocracia del Pentágono e impulsar las importantes reducciones aplazadas durante mucho tiempo. Luego, debe fijar el mandato a los distintos jefes de servicio que no ejecutar rápidamente estos recortes del Congreso no será tolerado.
THE NEW YORK TIMES. 1-3-2009
 
 
 
 
EEUU. The New York Times
CLIMA DE CAMBIO
Paul Krugman
 
Las elecciones tienen sus consecuencias. El nuevo presupuesto del presidente Obama constituye una enorme ruptura, no sólo con las políticas de los últimos ocho años, sino también con las tendencias políticas de los últimos 30 años. Si es capaz de conseguir que el Congreso apruebe algo similar al plan que anunció el jueves, hará que Estados Unidos tome un rumbo completamente nuevo.
 
Entre otras cosas, el presupuesto supondrá un enorme alivio para los demócratas, que empezaban a sentir una cierta depresión pospartidista. Puede que el estímulo económico que el Congreso ha aprobado haya sido demasiado débil y se haya centrado demasiado en los recortes de impuestos.
 
La negativa del Gobierno a ponerse serio con los bancos puede resultar tremendamente decepcionante. Pero los temores de que Obama sacrificase las prioridades progresistas en sus planes presupuestarios y se contentase con matar el tiempo haciendo arreglos en el sistema de impuestos han quedado ahora desterrados.
 
Porque este presupuesto destina 634.000 millones de dólares a reformar la sanidad durante la próxima década. Eso no es suficiente para pagar la asistencia sanitaria universal, pero es un comienzo impresionante. Y Obama prevé pagar la reforma sanitaria no sólo subiéndoles los impuestos a los más ricos, sino también deteniendo la progresiva privatización de la atención sanitaria a los jubilados, eliminando los pagos excesivos a las compañías de seguros (...)
 
Muchos se preguntarán si Obama puede realmente conseguir la reducción del déficit que promete. ¿Realmente puede reducir los números rojos desde los 1,75 billones de dólares de este año hasta menos de un tercio de esa cantidad en 2013? Sí, sí que puede.
 
Ahora mismo, el déficit es enorme debido a factores pasajeros (al menos, esperemos que lo sean): una severa recesión está haciendo que disminuyan los ingresos y hay que destinar grandes cantidades tanto al estímulo fiscal como a los rescates financieros.
 
(...) si Obama nos saca de Irak (sin hundirnos en un lodazal afgano igual de caro) y se las arregla para idear una recuperación económica sólida -dos condiciones complicadas, sin duda-, conseguir que el déficit descienda hasta 500.000 millones de euros para 2013 no debería ser difícil en absoluto.
 
Pero ¿no se inflará el déficit por culpa de los intereses originados por el gran aumento de la deuda durante los próximos años? No tanto como se podría pensar. Los tipos de interés de la deuda pública a largo plazo no llegan al 4%, por lo que incluso un billón de dólares de deuda adicional suponen un incremento de menos de 40.000 millones al año a los déficits futuros. Y el coste de esos intereses queda íntegramente reflejado en los documentos del presupuesto.
 
(...) ¿Qué es lo que no va a gustar de este presupuesto? Fundamentalmente, que las perspectivas a largo plazo siguen siendo preocupantes.
 
(...) incluso si la fundamental reforma de la asistencia sanitaria mantiene los gastos bajo control, yo al menos veo difícil que el Gobierno federal pueda cumplir sus obligaciones a largo plazo sin algunas subidas de impuestos a la clase media. Digan lo que digan los políticos ahora, en nuestro futuro probablemente haya un impuesto sobre el valor añadido.
 
Pero no culpo a Obama por dejar algunas preguntas importantes sin responder en este presupuesto. En mitad de una crisis tan grave, la cantidad de previsiones a largo plazo que puede manejar el sistema político es limitada (...) Y este presupuesto tiene muy, pero que muy buena pinta
THE NEW YORK TIMES. 27-2-2009
 
 
 
 
China. Diario del Pueblo
CHINA PRESENTA INFORME SOBRE DERECHOS HUMANOS EN EEUU
 
China respondió el día 26 a un informe de Estados Unidos sobre la situación de los derechos humanos en China con un informe sobre el historial de derechos humanos en Estados Unidos.

"La práctica estadounidense de lanzar piedras contra otros mientras vive en una casa de vidrio es un testimonio de los estándares dobles e hipocresía de Estados Unidos al abordar los asuntos de los derechos humanos y eso ha socavado su imagen internacional", dijo la Oficina de Información del Consejo de Estado en su informe sobre la situación de derechos humanos en Estados Unidos.

El Expediente de Derechos Humanos en Estados Unidos en 2008, elaborado por China, es una respuesta a los Informes por País sobre Prácticas de Derechos Humanos Durante 2008, emitido por el Departamento de Estado estadounidense el 25 de febrero.

Durante años, Estados Unidos se ha colocado por encima de otros países y emitido anualmente los informes para criticar las condiciones de derechos humanos en otros países, usándolos como un instrumento para intervenir y condenar a otras naciones, dice el informe chino. Sin embargo, "Estados Unidos ha ignorado sus propias violaciones a los derechos humanos".

"Como en los años previos, los informes están llenos de acusaciones de la situación de los derechos humanos en más de 190 países y regiones, incluida China, pero sin mencionar nada de los abusos generalizados a los derechos humanos en su propio territorio", dijo China en su informe.

"El Expediente de Derechos Humanos de Estados Unidos en 2008 fue preparado para ayudar a la gente de todo el mundo a entender la verdadera situación de los derechos humanos en Estados Unidos y para que sirva como recordatorio a Estados Unidos para que reflexione sobre sus propios problemas", dijo China.

El informe chino analiza el historial de derechos humanos de Estados Unidos en 2008 a partir de seis perspectivas: vida y seguridad personal; derechos civiles y políticos; derechos económicos, sociales y culturales; discriminación racial; derechos de mujeres y niños, y la violación de Estados Unidos a los derechos humanos en otros países.

El informe advierte a Estados Unidos que los crímenes violentos muy extendidos representan graves amenazas a las vidas y seguridad de su población.

De acuerdo con un documento presentado en septiembre de 2008 por el Buró Federal de Investigación (FBI), Estados Unidos registró 1,4 millones de crímenes violentos, incluidos 17.000 asesinatos y 9,8 millones de crímenes a la propiedad en 2007.

Los asesinatos con arma de fuego cada vez más frecuentes son una grave amenaza para las vidas de los ciudadanos estadounidenses, indica el informe.

El informe chino cita al Centro para Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, el cual dice que 1,35 millones de estudiantes de secundaria en 2007 fueron amenazados o resultaron heridos con un arma al menos una vez dentro de la escuela.

Un número creciente de restricciones se ha impuesto a los derechos civiles en Estados Unidos, agrega el informe chino. El cual se refirió a la vigilancia a las actividades on-line, a la nueva legislación sobre intercepción gubernamental de líneas de comunicación en julio pasado, más casos de abuso de la fuerza por parte de la policía y falta de respeto a los derechos básicos de 2,3 millones de prisioneros en Estados Unidos.

Estados Unidos enfrenta un número de problemas sociales, incluidos una creciente disparidad de la riqueza, mayor número de gente sin hogar, de gente necesitada y de personas que sufren hambre, agrega el informe.

La Oficina de Censos de Estados Unidos dijo en agosto de 2008 que 12,5 por ciento de los estadounidenses ó 37,3 millones de personas, vivían en la pobreza en 2007, arriba de los 36,5 millones de 2006, indicó el informe (...)
 
La gente en Estados Unidos presenció el desplome de sus planes de pensión, la reducción de su seguro de salud y el incremento en las cuotas escolares, mientras que las drogas, suicidio y otros problemas sociales predominaron, dice el informe (...)
DIARIO DEL PUEBLO. 27-2-2009
 
 
 
 
 
Alemania. Deutsche Welle
MIEDO A UNA “ARGENTINIZACIÓN” DEL ESTE DE EUROPA
 
Muchos informes que apuntan al Este de Europa como "el ojo del próximo huracán financiero" incluyen a República Checa y Polonia, a pesar de que sus economías han demostrado ser capaces de afrontar el descalabro económico mejor que sus vecinos.
  
"La crisis global se parece al virus de las vacas locas", señaló un analista del diario económico "Hospodarske Noviny", editado en Praga: "Todo el ganado es ejecutado. Nadie pierde tiempo en diferenciar cuál está realmente enfermo y cuál sano" (...)
 
El 23 de febrero, los bancos centrales de República Checa y Polonia se unieron a sus pares de Hungría y Rumania para intervenir a favor de sus respectivas monedas, pero el ejercicio retórico funcionó sólo un día.
 
República Checa, un país con fuerte dependencia de sus exportaciones, no es en absoluto inmune a la caída de la demanda por parte de Europa Occidental. Pero líderes políticos y económicos insisten en que los bancos del país siguen sostenidos sobre una base saludable.
 
"Debemos arreglar esos problemas caso por caso, más que anticipar enormes problemas y representar a Europa del Este como un agujero negro", destacó el viceprimer ministro checo para Asuntos Europeos, Alexandr Vondra.
 
Entre tanto, Hungría se unió a Austria y ambas pidieron a la Unión Europea (UE) un plan de rescate para los países del Este europeo miembros del bloque. Los esfuerzos por separar las "vacas" sanas de las infectadas son aun más complejos cuando las que necesitan ayuda la piden para todo el ganado.
 
En un artículo comparando la situación del Este con Argentina, cuya economía colapsó en 2001, la revista "The Economist" incluyó erróneamente a los checos entre otros países con fuerte endeudamiento en moneda extranjera. Ese tipo de préstamos se convirtió en una pesadilla para las familias por ejemplo en Hungría, donde el florín comenzó a hundirse.
 
El Banco Central checo se apresuró a corregir el error de la publicación, señalando que los bancos checos nunca necesitaron moneda extranjera porque cuentan con suficientes depósitos en coronas. Además los checos no tuvieron especial necesidad de tomar préstamos en divisas occidentales porque las tasas de interés locales fueron bajas durante tiempos de prosperidad.
 
Los miembros de la región intentarán llegar a una postura común para evitar fisuras en la cumbre informal de crisis que los 27 celebran este domingo en Bruselas. Sólo después de este encuentro se sabrá si las diversas realidades del Este de Europa logran defender sus necesidades comunes sin que ese empeño haga de todos los problemas de algunos.
DEUTSCHE WELLE. 1-32009
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad