Volkswagen pide 300 millones de ayudas públicas para mantener el nivel de empleo

El chantaje de las multinacionales

Con la crisis todos los lobos dejan sus fauces el descubierto. La multinacional alemana VW no sólo plantea ERE a los trabajadores, quiere dinero público para no despedir a 1.500 trabajadores.

0
0 votos
01-03-2009
Publicidad
La dirección alemana de SEAT ha puesto sobre la mesa llevar a la factorí­a de Martorell el ensamblaje de su modelo Audi Q3, con lo que se podrí­a mantener el actual nivel de empleo. A cambio, la multinacional exige 309 millones de euros (más de 51.000 millones de pesetas) en ayudas públicas que paguen el total del coste de la inversión prevista para fabricarlo. Y "sacrificios" a los trabajadores. De lo contrario podrí­a despedir a 1.500 trabajadores. La dirección alemana de SEAT ha puesto sobre la mesa llevar a la factorí­a de Martorell el ensamblaje de su modelo Audi Q3, con lo que se podrí­a mantener el actual nivel de empleo. A cambio, la multinacional exige 309 millones de euros (más de 51.000 millones de pesetas) en ayudas públicas que paguen el total del coste de la inversión prevista para fabricarlo. Y "sacrificios" a los trabajadores. De lo contrario podrí­a despedir a 1.500 trabajadores.
El Gobierno central y la Generalitat  están dispuestos a entrar en el juego. El ministerio de Industria ya ha comprometido 100 millones de euros a través del plan de para la automoción. Y cuatro consejerías de la Generalitat ya buscan los 200 restantes.
Mientras los sindicatos deben responder a los “sacrificios” exigidos por la dirección alemana: congelación de salarios durante dos años y prolongación del actual ERE temporal.
 
Desde el Gobierno y la Generalitat lo presentan como un “plan de ayuda”. Pero es un auténtico chantaje en toda regla de la multinacional alemana: más de 51.000 millones de las antiguas pesetas, más otros tantos miles de euros en salarios de los trabajadores, es lo que piden los chantajistas a cambio de mantener el empleo de 1.500 trabajadores.
Ya es hora de que a los chantajes multinacionales se responda desde los intereses nacionales y de los trabajadores: ni un euro a fondo perdido, acciones y participación en los beneficios para los trabajadores, ¿por qué no invertir para rescatar de VW a SEAT como una empresa nacional?
 
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad