Mientras Francia cierra embajadas Cataluña las abre.

Más de 20 millones para diplomacia nacionalista.

Mientras en Pais Vasco 300 autonomos cierran a la semana Ibarretxe monta embajadas en Argentina.

0
0 votos
01-03-2009
Publicidad
El despilfarro nacionalista supondria muchisimos puestos de trabajo para Cataluña y Euskadi. El despilfarro nacionalista supondria muchisimos puestos de trabajo para Cataluña y Euskadi.
Los nacionalistas, sus embajadas y nuestros millones.
 
En los últimos años entre las relaciones y embajadas que el gobierno vasco y catalán han abierto dentro y fuera de España se han despilfarrado millones de euros.
En Euskadi los viajes oficiales de consejeros al extranjero han supuesto (según investigaciones aproximativas) más de cinco millones de euros. Por su parte  Cataluña se gasto dos millones doscientos mil euros en embajadas e Ibarretxe invertirá en este particular bombo y platillo del nacionalismo catorce millones de euros.
En cuanto a los viajes de la clase dirigente del nacionalismo vasco se ha ido desde Bolivia hasta Sudafrica  o Irlanda. Por ejemplo Madrazo ha gastado medio millón de euros en ocho viajes. El objetivo vender la nación vasca en el extranjero o, como dice la clase política nacionalista, vender país.
Por su parte la apertura de embajadas supondrá catorce millones de euros para este curso político. 
Es decir los autónomos vascos cierran trescientas empresas semanalmente. Ibarretxe les da 20 millones de euros, los cuales, según los  autónomos, no les sirven de nada. Pero eso si en vez de estudiar porque no funciona esta ayuda y duplicarla Ibarretxe prefiere gastarse veinte millones de euros en propagande nacionalista entre la clase política internacional.
Evidentemente tienen sus objetivos políticos, que en lo principal son los de establecer relaciones políticas de igual a igual simulando de Euskadi un Estado.  Pero esto poco o nada tiene que ver con los ciudadanos que financian estas misiones diplomáticas.
Por su parte Cataluña tiene treinta y ocho casas comerciales y ha abierto cinco embajadas en los últimos años. En sus embajadas suelen trabajar entre cinco y diez personas. Los sueldos van a parte del presupuesto de dos millones doscientos mil euros. Por ejemplo el sueldo del “embajador” es de 87.500 €.
Esta es una de las realidades de la crisis y el nacionalismo. Mientras Euskadi y Cataluña tienen la mayor crisis de toda España sus castas dirigentes abren embajadas hasta en Madrid.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad