Rosa Dí­ez: Lo que verdaderamente importa

Con diecisiete voces que versionen lo que nos une, no hay futuro.

0
0 votos
28-02-2009
Publicidad
Lo que verdaderamente importa no es que Bermejo se fuera de cacerí­a sin licencia; lo que verdaderamente importa es que Chaves (Presidente del PSOE, Presidente de Andalucí­a) haya descubierto, gracias a esta infracción del Ministro de Justicia, que es un despropósito que haya quince territorios cinegéticos en España. Por algo se empieza (…) Lo que verdaderamente importa no es que Bermejo se fuera de cacerí­a sin licencia; lo que verdaderamente importa es que Chaves (Presidente del PSOE, Presidente de Andalucí­a) haya descubierto, gracias a esta infracción del Ministro de Justicia, que es un despropósito que haya quince territorios cinegéticos en España. Por algo se empieza (…)
Rosa Díez, cerró la campaña en Bilbao, con un acto en el que los participantes podían formularle preguntas, allí dijo: "Las personas no se levantan de la cama pensando en que necesitan más autonomía política para resolver sus problemas, sino que necesita más autonomía personal y de vida, y ésa es la libertad que nos falta y el reto que tenemos."
Ha sido ella, la que en estos días y ante el escándalo de la cacería de Bermejo, ha sacado a la luz "lo que verdaderamente importa", destapando el pacto de silencio de la clase política española.
Reproducimos algunos extractos de un artículo publicado en su blog.

LO QUE VERDADERAMENTE IMPORTA

Por: Rosa Díez

Lo que le importa a la gente no es que Rajoy señale, con humor gallego, que "son las trece horas y treinta y cinco minutos y el Ministro Bermejo aún no ha sido cesado". Lo que le importa a la gente es recordar que con ese Ministro hizo el PP, hace apenas unos meses, un apaño para repartirse el poder en el Consejo General del Poder Judicial; lo que le importa a la gente es que a esa chapuza le llamaron ambos (el PSOE y el PP) el gran pacto por la justicia. Lo que le importa a la gente es comprobar que ni al PSOE ni al PP les importe un bledo garantizar la separación de poderes entre la Justicia y los partidos políticos. Lo que le importa a la gente es comprobar que el PSOE y el PP sólo se ponen de acuerdo para repartirse parcelas de influencia partidaria. Lo que le importa a la gente es descubrir que el pacto era, en realidad, un pacto de silencio: "Tú me tapas, yo te tapo..." Eso si que nos importa.
 
Lo que importa no es que la Ministra Magdalena Álvarez se vaya a Siberia a ver cómo funcionan lo aeropuertos y los ferrocarriles en momentos de crisis climatológica. Lo que importa es que cuando la Ministra de Infraestructuras y Transportes está en territorio nacional su gestión es un desastre. Y no porque ella misma lo sea –que lo es-, sino porque la actual distribución competencial abona el terreno para que nadie asuma responsabilidades por su gestión política: siempre hay otra administración a quien echarle la culpa de lo que no ha funciona.  Todo menos revisar lo que ha demostrado ser un auténtico desastre: competencias compartidas, responsabilidades compartidas, ausencia de responsabilidad.
 
Lo que verdaderamente importa no es que Bermejo se fuera de cacería sin licencia; lo que verdaderamente importa es que Chaves (Presidente del PSOE, Presidente de Andalucía) haya descubierto, gracias a esta infracción del Ministro de Justicia, que es un despropósito que haya quince territorios cinegéticos en España. Por algo se empieza (…) Lo que es una perversión, lo que es una rémora para el futuro de las nuevas generaciones, es que haya diecisiete leyes educativas, diecisiete geografías, diecisiete mapas de vacunas, diecisiete historias de España... Con diecisiete relatos de una historia común no hay país que afronte su futuro con garantías de éxito. Con diecisiete voces que versionen lo que nos une, no hay futuro. Eso sí que importa a la gente.
 
A la gente no le importa lo que diga Zapatero en Berlín; entre otras cosas porque cuando se junta con los líderes europeos dice unas cosas y cuando vuelve a España hace otras. ¿O no es una muestra de cinismo decir ante sus homólogos que “hay que pasar de las palabras a los hechos”, como si él no tuviera ninguna responsabilidad? Y él, ¿a qué espera? ¿No es él el Presidente del Gobierno que aporta a la UE el 95% de los nuevos parados? Lo que le importa a la gente es saber que el PSOE ha ofrecido al PP un pacto para invertir en la banca una parte del Fondo de Garantía de la Seguridad Social. O sea: especular en  la banca privada con el patrimonio de veinte millones de ciudadanos que han ahorrado durante toda su vida para garantizarse una pensión.
 
Yo creo que la gente sabe (tanto en Galicia, como en Euskadi como en el resto de España) que la única patria en la que merece la pena vivir es aquella en la que no sentimos libres. Y que para eso, para sentirnos y ser libres, hay que garantizar el derecho a elegir cosas tan elementales (y tan sencillas) como la forma y el idioma en el que educan a tus hijos; o el idioma en el que te diriges a la Administración o te expresas en tu negocio; o el derecho a afiliarte o no a un partido políticos; o el derecho a moverte con libertad por tu ciudad; o el derecho a recibir una prestación sanitaria o social sin identificarte ideológicamente con la administración que te la presta; o el derecho a opinar sin miedo; o a elegir y/o ser elegido en igualdad de condiciones.
 
Lo que importa es eso: la libertad concreta. Y no la identidad; o la raza; o la religión; o el idioma en que te expresas. La libertad concreta, esa de la que hablaba Albert  Camus :"entre Argelia y mi madre, elijo mi madre". Quien no se compromete en la defensa de la libertad de cada ciudadano, no puede defender la libertad colectiva. A la gente no le interesa un nuevo Estatuto, ni aquí en Euskadi, desde donde ahora mismo escribo, ni en Galicia. Lo que le importa a la gente es conseguir una democracia más fuerte; una buena educación para sus hijos, que haga competitivo al país y a los ciudadanos; unas prestaciones sociales y sanitarias universales;  unos servicios públicos de calidad que garanticen igualdad de derechos para todos.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad