Manifestación "STOP Privatización de la Sanidad Pública"

Se vende la sanidad al mejor postor

Se ha "continuado de manera encubierta, casi en secreto, tomando medidas para ahondar más en la privatización".

0
0 votos
27-02-2009
Publicidad
La manifestación está convocada para marzo. Los trabajadores de la sanidad de Madrid denuncian que desde la última protesta de noviembre del 2008 se ha "continuado de manera encubierta, casi en secreto, tomando medidas para ahondar más en la privatización". La manifestación está convocada para marzo. Los trabajadores de la sanidad de Madrid denuncian que desde la última protesta de noviembre del 2008 se ha "continuado de manera encubierta, casi en secreto, tomando medidas para ahondar más en la privatización".
¿Qué denuncian los trabajadores sanitarios de la comunidad?

Uno, lejos de mejorar, la decadente situación de la atención pública sanitaria en Madrid empeora.

Continúa el mal funcionamiento de los 8 nuevos hospitales y la disminución de la calidad asistencial se empieza a extender a toda la red sanitaria.

El número de camas hospitalarias de Madrid se mantiene en continuo descenso desde las transferencias a la Comunidad, que es la responsable directa de la saturación  sanitaria que deteriora las condiciones de la atención sanitaria en perjuicio de los ciudadanos
Dos, Durante estos meses la privatización del servicio avanza a pasos agigantados.

Van a construir 4 nuevos hospitales en Carabanchel, Móstoles, Torrejón y Villalba, completamente privados. El Ambulatorio de Pontones (patrimonio de la Seguridad Social) se ha entregado a la multinacional CAPIO.

Los grandes hospitales como Gregorio Marañón, 12 de Octubre o La Paz, sufrirán próximamente una importantísima reducción del número de camas y serán entregados a empresas privadas.

Hasta el mismo ministro de sanidad, Bernat Soria, ha tenido que reconocer que  hay  una "corriente privatizadora" de la sanidad pública madrileña.

Tres, denuncian los trabajadores, que el PSOE, “aun teniendo en su mano la paralización del proceso, no hace nada”. Continúa sin tomar medida alguna para la derogación de la Ley 15/97, que es la que permite la entrada de las empresas privadas en sanidad.
Es fundamental que la sociedad madrileña apoye la próxima manifestación. Está en juego la sanidad pública y -con ella- la salud de todos.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad