Selección de prensa nacional

La furia mil veces contenida

¿Cuántas veces hemos visto a los jóvenes cachorros del fanatismo etarra a la puerta de sus bares oficiales, burlándose y odiando a los que pasábamos?

0
0 votos
26-02-2009
Publicidad
No hay nada más sustancioso de lo publicado hoy en la prensa nacional que las distintas valoraciones acerca de la actuación de Emilio Gutiérrez, el hijo del ex-concejal socialista de Lazcano, se fue armado con un mazo, tras la bomba de ETA en el local del PSE que destrozó también su casa, a a herriko-taberna. Y de todas las valoraciones destaca, sin duda, la de Maite Pagaza, que comentamos ya ampliamente en La frase del dí­a.
 La furia mil veces contenida
No hay nada más sustancioso de lo publicado hoy en la prensa nacional que las distintas valoraciones acerca de la actuación de Emilio Gutiérrez, el hijo del ex-concejal socialista de Lazcano, se fue armado con un mazo, tras la bomba de ETA en el local del PSE que destrozó también su casa, a a herriko-taberna. Y de todas las valoraciones destaca, sin duda, la de Maite Pagaza, que comentamos ya ampliamente en La frase del dí­a.
Por lo demás, El País no pierde ocasión, pese a que el propio Garzón haya tenido que salir a desmentir algunas de las informaciones que publicaba días pasados, de arremeter nuevamente en su editorial contra el PP a raíz de la trama de corrupción investigada por la Audiencia Nacional. Señalando lo obvio. Que tras el contraataque político-mediático con el que el PP ha conseguido la cabeza de Bermejo, las cosas vuelven a estar donde estaban, pero esta vez en un grado superior. En primer lugar por haber aparecido en el sumario parlamentarios nacionales y europarlamentarios. Y en segundo, pero no menos importante, por establecer algún tipo de vínculo entre la cabeza de la trama de corrupción y el tesorero nacional del partido.
 
 
 
 
Opinión. El Correo
LA FURIA MIL VECES CONTENIDA
 
El juego es así desde el comienzo de la democracia. Los agresores actúan de forma clandestina, pero su entorno de apoyo no se oculta. Al contrario, se ríen a la cara de las víctimas. ¿Cuántas veces hemos visto a los jóvenes cachorros del fanatismo etarra a la puerta de sus bares oficiales, burlándose y odiando a los que pasábamos conteniendo las lágrimas tras la muerte de un ser humano inocente?
 
Los espacios oficiales de los fanáticos nacionalistas no son secretos en el País Vasco. Ese joven que pasó años para arreglar un piso modesto donde pretendía convivir con su pareja rompió el gran tabú de la furia contenida de las víctimas. Fue después de ver su piso destrozado y después de observar la mofa de los cachorros del entorno que apoya y jalea a los asesinos. Cuando le desbordó la ira, se encaminó directamente a su local social.
 
El juego sigue así. Los jaleadores de los agresores se sienten indignados y muestran su poder, el que da el monopolio del gran miedo. Por eso encartelaron Lazkao amenazando a la sorprendente -y seguramente sorprendida- víctima furiosa. Al escribir estas líneas se manifestarán, sin duda, por las calles de la localidad guipuzcoana. No es improbable que toda una marea de odio se agite en la manifestación, pues está en juego el monopolio de la violencia y el poder fáctico del miedo tan cuidadosamente instalado en esos pueblos desde 1975, tal y como constata Florencio Domínguez en 'Las raíces del miedo'.
 
Pues bien. Son tantos los aspectos tóxicos que imperan en la vida social vasca que cada conciencia podría pararse a pensar durante algunos minutos sobre lo que pasó en Lazkao. Sin furia, con calma, cada cual podría repasar cuántas veces ha agachado la cabeza ante el mundo de ETA, cuánta indignidad hemos tragado como sapos crudos y analizar tras ello si ha funcionado el liderazgo social e institucional frente al fanatismo. Y evaluar, después, también sin ira, si nos han enseñado a ser corderos o ciudadanos. Y finalmente, decidir, con lucidez, sin autoengaño, si se va a formar parte a sabiendas de la impunidad pública y tóxica que se desarrolla sin secretos ante nuestros ojos. Como ante nosotros se desarrolla la transmisión del fanatismo a nuevas generaciones de niños y niñas sin que medie el espanto de nuestros líderes institucionales.
 
La sociedad vasca está enferma en lo más profundo de sus relaciones comunitarias. La furia de un ciudadano vejado ha levantado el velo. Podríamos cambiar el juego: sin furia, por supuesto, pero abandonando la pasividad y asumiendo algún tipo de compromiso personal y colectivo
EL CORREO. 26-2-2009
 
 
 
 
Opinión. ABC
EL VENGADOR DE LAZCANO
Edurne Uriarte
 
Me sorprenden y también me entristecen en las últimas horas las voces de esos analistas y ciudadanos supuestamente ejemplares que pontifican contra el ojo por ojo de Lazcano y claman por el respeto al Estado de Derecho. Porque son los mismos que pasan habitualmente de puntillas sobre el auténtico hecho esencial de esta historia. Y es que el Estado de Derecho, ése al que apelan, apenas existe en Lazcano y en todo el País Vasco. Y el arrebato de rabia, indignación y furia de Emilio Gutiérrez se produce en un lugar donde los ciudadanos como él han sido abandonados por el Estado de Derecho mientras los matones etarras campan a sus anchas. Sin que la ley se cumpla, casi nunca, en lo que a los matones concierne.
 
El escándalo de Lazcano y de todo el País Vasco no es el ataque de furia de este ciudadano. El auténtico escándalo, el escándalo cotidiano que ha dejado de ser noticia de tan repetido, es que los proetarras se salten el Estado de Derecho una y otra vez sin que haya una actuación policial y judicial inmediata como la que se ha producido con Emilio Gutiérrez.
 
Si la ley que sí se aplica a Gutiérrez se cumpliera, la herriko taberna, la sede del brazo político de ETA, no estaría abierta, para empezar. ¿No estaban legalmente cerradas? ¿No está ilegalizado el brazo político de ETA? ¿No son ilegales sus actividades? ¿Por qué no son llevados a comisaría sus responsables, tal como se ha hecho con Emilio Gutiérrez, cada vez que abren un local de propaganda y organización de actividades criminales como son las herriko tabernas? ¿Por qué no se actúa inmediatamente contra el brazo político etarra cada vez que organiza un acto público, es decir, todos los días? ¿Por qué la policía no detiene inmediatamente a quienes colocan carteles etarras como los colocados en las últimas horas contra Emilio Gutiérrez?
 
Y no digo que Gutiérrez no tuviera que ser llevado a comisaría. Lo suyo es, obviamente, un delito, aunque debe de ser el delito con más eximentes de los últimos años. Uno especialmente, y es que el Estado le ha dejado sólo y desamparado ante los matones en esa ciudad sin ley que es el País Vasco.
ABC. 26-2-2009
 
 
 
 
 
Editorial. El País
FRENTE A LOS HECHOS
 
El Partido Popular presentó ayer en el Tribunal Supremo la querella con la que había amenazado al juez Garzón para que se inhibiera en los casos de corrupción de Madrid y Valencia. En principio, las posibilidades de que prospere son escasas, pero una nueva providencia del magistrado quizá las ha reducido más todavía: de acuerdo con un informe policial recibido el mismo martes en el juzgado, la lista de aforados alcanzaría, al menos, al senador Luis Bárcenas, actual tesorero del partido. La presunta implicación de Bárcenas parece sugerir que la trama de corrupción de Francisco Correa no tenía como único objetivo el enriquecimiento personal, sino que podría conducir directamente a la financiación del PP. Con la salida de Mariano Fernández Bermejo del Gobierno los populares perdieron una de sus bazas para desviar la atención de los problemas que les afectan. Con la previsible inhibición de Garzón no dispondrán de más excusas para negar los hechos (...)
 
El plazo que Garzón ha señalado al fiscal para remitir el informe concluye mañana, y es entonces cuando, previsiblemente, el PP perderá la última línea de defensa en una estrategia que ha querido ver una conspiración en lo que a todas luces se está perfilando como una crisis política de graves dimensiones e incalculables consecuencias.
 
Al comparecer rodeado por los dirigentes del partido cuando se conocieron las investigaciones de Garzón, Rajoy cercenó su capacidad de maniobra política frente a los escándalos de corrupción (...)  los populares han antepuesto la unidad del partido a la lucha contra la corrupción. Sólo que, en este episodio, las cosas han llegado mucho más lejos y afectan a cargos de la dirección nacional. Y no sólo del periodo en que Rajoy ha estado al frente del partido, sino también de la época anterior. La consigna de que el PP era incompatible con la corrupción era tan sólo eso, una consigna. Y las invocaciones a la regeneración en las que apoyó uno de los periodos más convulsos de la política española, una simple cláusula de estilo.
 
Pero en estos momentos el PP se enfrenta a los hechos que han estado ocultos, y la peor alternativa sería posponer las decisiones políticas y permanecer uncido a los avatares del futuro judicial que ha comenzado a perfilarse.
EL PAÍS. 26-2-2009
 
 
Económico. Finanzas.com
SALGA CORRIENDO DE LOS VALORES CON CAJAS DENTRO
Agustín Marco
 
Si usted es un accionista que comparte inversión en una empresa cotizada con una caja de ahorro, vaya poniendo su dinero en solfa. Una consecuencia de esta crisis que nos acompaña en nuestro quehacer diario es que el que más y el que menos se busca la vida para tapar agujeros, sin respetar ni presencias históricas en el capital, ni el espíritu nacional o regional que llevo a banco y cajas a apoyar el crecimiento de tal o cual empresa. 
 
Muchos gestores se preguntan desde hace meses cómo de duros son los núcleos duros de la gran mayoría de las mid caps que cotizan en nuestra bolsa, ya sean compañías industriales o bancos. Como hasta los más listos del lugar tienen gangrena hasta en las uñas, la estrategia es salvemos lo que se pueda y ganemos tiempos para evitar que el regulador, de forma amable, nos intervenga, digo nos fusione para ser más grande. Una hipocresía más. 
 
En ello andan las cajas, que afectadas por una morosidad galopante, buscan cualquier opción para encontrar cuatros duros con los que conseguir dinerito rápido. Lo que hicieron ayer Unicaja, Bancaja, CAM y Banco de Valencia en Abertis es una demostración más del grado de necesidad del sistema. Tras cinco años y medios con una participación conjunta del 5,5% a través de una sociedad compartida, han roto su alianza con el único fin de tener las acciones que les correspondan en propiedad y poder venderlas de forma individual (...)
 
Consecuencia: batacazo del 4% de Abertis en bolsa y lo que te rondaré morena.  Contentos tienen que estar La Caixa y ACS, sus dos principales accionistas, con el movimiento desesperado de sus colegas. Más presión vendedora para un valor que, pese a ser considerado como un refugio en tiempos de nerviosismo, ha perdido un 45% en los últimos doce meses.
 
Extrapolen la situación de Abertis al resto de compañías con presencia destacada en su capital de las cajas. Entre ellas están NH Hoteles (25,7%), Indra (20%), Iberia (23%), Pescanova (25,1%) y Grupo Sos (26,7%). Otras empresas como Tecnocom (14,7%), Ebro Puleva (11%) y Natra (10,2%) En Tubacex (13%) y Uralita (10%), lo hacen a través de vehículos de inversión compartidos.  Sin olvidar las energéticas, como Iberdrola, que se echó en brazos de BBK, Bancaja y algunos empresarios privados que ahora están con las alforjas muy tiesas. Algo parecido ocurre en Repsol y por otros motivos en Enagás. Del futuro de las cajas dependerá mucho el de estas compañías, algunas de las cuales ya han sufrido de lo lindo.
FINANZAS.COM. 25-2-2009
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad