Ciencia

Nuevas técnicas para identificar restos mineros

Dos técnicas como la tomografí­a y el georradar permiten identificar las balsas de lodos de las zonas mineras.

0
0 votos
26-02-2009
Publicidad
La catástrofe de Aznalcóllar supuso un daño extremadamente grave para el medio ambiente de Huelva, pudiendo haber afectado a una de las joyas de la Naturaleza española: el Parque Nacional de Doñana. Las secuelas del reventón de la balsa de lodos y metales pesados tardan mucho en desaparecer, y en algunos casos son irreparables, aunque son los menos. La catástrofe de Aznalcóllar supuso un daño extremadamente grave para el medio ambiente de Huelva, pudiendo haber afectado a una de las joyas de la Naturaleza española: el Parque Nacional de Doñana. Las secuelas del reventón de la balsa de lodos y metales pesados tardan mucho en desaparecer, y en algunos casos son irreparables, aunque son los menos.
Para evitar - o al menos reducir – estas catástrofes y su daño ambiental, investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos han demostrado la eficacia de dos técnicas como la tomografía y el georradar a la hora de identificar estas balsas de lodos, siendo los dos rápidos, baratos y poco destructivos.
 
Las balsas de lodos abandonadas son las más peligrosas, sobre todo porque los metales pesados y las partículas contaminantes pueden infiltrarse en la tierra circundante, y con el tiempo las paredes que las rodean pueden derrumbarse y dar lugar a coladas de lodo contaminante.
 
Estos ensayos se han demostrado en dos complejos mineros de Huelva, donde todavía sigue en la memoria de la gente desde hace casi 15 años el recuerdo de las aves cubiertas de lodos, además del grave daño que supuso para los cultivos circundantes.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad