El dilema oculto tras el cierre de Guantánamo:

Guantánamo es Cuba

El Pentágono, se supone que en sintoní­a con los nuevos aires de la administración de Obama, solicitó en un informe del pasado lunes ¡más tiempo de ocio! para los presos en Guantánamo.

0
0 votos
26-02-2009
Publicidad
El autor del informe afirma que "una mayor socialización es esencial para que se mantenga el trato humano" y que debe permitirse a los presos -unos 250- una mayor interacción social entre ellos y más tiempo de ocio. Eso sí­, asegura que esta medida serí­a recomendable, "a pesar de que la base en suelo cubano cumple con las condiciones recogidas en las Convenciones de Ginebra sobre el trato a los presos". El autor del informe afirma que "una mayor socialización es esencial para que se mantenga el trato humano" y que debe permitirse a los presos -unos 250- una mayor interacción social entre ellos y más tiempo de ocio. Eso sí­, asegura que esta medida serí­a recomendable, "a pesar de que la base en suelo cubano cumple con las condiciones recogidas en las Convenciones de Ginebra sobre el trato a los presos".
Los reclusos por norma general permanecen confinados en sus celdas durante 23 horas al día.

Los reclusos por norma general permanecen confinados en sus celdas durante 23 horas al día.
Pese a tratarse de un informe encargado por el mismísimo Obama, el Pentágono no parece mostrar más reacción que la de conceder algunas horas –o quizá minutos- de recreo a reclusos que mantiene confinados, algunos 7 años ya, sin juicio ni capacidad de defensa legal y sometidos a todo tipo de torturas y vejaciones.

Obama ordenó en Enero el cierre de la prisión de Guantánamo en el plazo de un año. Y el informe coincide con la visita del nuevo fiscal general de EE UU, Eric Holder, a la prisión. Tanto él como sus colaboradores han explicado que el cierre genera más problemas legales de los imaginables debido a cuestiones humanitarias relacionadas con cómo y dónde podrá realojarse a los prisioneros, muchos de los cuales no pueden volver a sus países de origen porque podrían ser víctimas de represalias. Y la diplomacia norteamericana se ha puesto manos a la obra.

Pero en relación con la base norteamericana de Guantánamo ha sido Fidel Castro quien ha situado las cosas donde deberían estar. La base norteamericana ha ganado su fama por alojar la prisión que, bajo la excusa de la guerra contra el terrorismo, viola la legalidad internacional con prácticas que van del secuestro al aislamiento -¡23 horas diarias!-, pasando por las torturas.  Pero Fidel ha traído a la memoria que “Guantánamo es Cuba”. La base norteamericana ocupa territorio cubano, por la fuerza, sin mediar ningún tipo de acuerdo con el gobierno del país, y eso, como muy bien dice Fidel “viola los más elementales principios del derecho internacional”.

Le ha exigido a Obama que como presidente de los EEUU “acate la norma sin condición alguna. No respetarla constituye un acto de soberbia y un abuso de su inmenso poder contra un pequeño país.”

¿No debe la comunidad internacional colocar en su sitio las normas básicas del derecho internacional?
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad