Sólo 3 de cada 10 creen mejor la gestión autonómica de la sanidad

El sistema sanitario, cuestionado

Sólo tres de cada diez españoles considera que es mejor la sanidad pública al estar gestionada por las comunidades autónomas.

0
0 votos
25-02-2009
Publicidad
Sólo tres de cada diez españoles considera que es mejor la sanidad pública al estar gestionada por las comunidades autónomas. Esto es lo que se desprende de un libro publicado por el Cí­rculo de la Sanidad titulado "Sanidades autonómicas: solución o problema?" Sólo tres de cada diez españoles considera que es mejor la sanidad pública al estar gestionada por las comunidades autónomas. Esto es lo que se desprende de un libro publicado por el Cí­rculo de la Sanidad titulado "Sanidades autonómicas: solución o problema?"
Ante la pregunta ¿cree usted que el ciudadano recibe un servicio mejor al gestionar la asistencia sanitaria las comunidades autónomas en lugar del Estado? Siete de cada diez contesta que no. Es alarmante que algo tan básico como la salud y las instituciones que tienen que gestionarla sean cuestionadas de forma tan categórica por los que reciben ese servicio. Algo no funciona.
 
La burocracia se adueña de las entidades públicas, en la sanidad las listas de espera son cada vez más grandes, hasta el punto que en Cataluña han tenido que decirle a la gente que se automedique por la saturación de los ambulatorios por culpa de la gripe. Que una gripe colapse un sistema sanitario es no ya alarmante sino bochornoso.
 
Otro ejemplo, experiencia personal es que si en Aragón tienes que pedir el cambio de tarjeta sanitaria, porque tenerla de otra comunidad conlleva múltiples problemas de atención, se demora un año como mínimo, con lo que estás sin tarjeta durante todo ese período de tiempo con los problemas que eso significa a la hora de necesitar atención médica.
 
En definitiva, tanta exigencia de traslado de competencias a las comunidades autónomas para qué, si las prestaciones que nos dan son peores que las que había antes. Pero eso si, tienen más poder, más presupuestos que administrar, más dinero público que mover y más cargos públicos para gestionar estos aparatos burocráticos que nunca han estado al servicio de los ciudadanos.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad