Alarma social: Servicios de urgencias.

El funcionamiento de urgencias como un problema de método.

Archivan la investigación penal de una paciente de oncologí­a que fallece tras estar 13 horas en una silla en urgencias.

0
0 votos
25-02-2009
Publicidad
La fiscalía de Sevilla ha archivado la investigación penal de una paciente de oncología que falleció tras estar 13 horas en una silla esperando en el servicio de urgencias en el hospital Virgen del Rocío.
 
   Consideran que la paciente estuvo atendida en todo momento. Pero desde luego no parece apropiado que una paciente enferma de cáncer que ingresa por urgencias, esté 13 horas esperando a ser ingresada, tras lo cual falleció.
 
   Los recortes en los servicios de urgencias provocan que los pacientes no sean atendidos de forma eficaz y el personal sanitario se ve en un turno de guardias de 12 horas que significa que el personal no se encuentre precisamente en las mejores condiciones para atender con todos los sentidos a los enfermos que ingresan por urgencias.
 
   A la familia solo le queda la vía civil, que derivaría en una denuncia por indebido funcionamiento del centro. Con este archivo sitúan este caso como muchos otros en un problema de método del centro hospitalario. Un problema de método del que depende la vida de la gente, y esto no puede ser y menos cuando hablamos de la vida de la gente.
 
   Mientras en Sevilla se aprueban obras millonarias en reformas de hospitales, el personal sanitario es insuficientes tanto en número como en condiciones laborales que impiden una atención concienzuda y eficaz. Falta presupuesto para una atención sanitaria digna, pero si que lo hay para obras.
 
   El paciente pasa a ser usuario y el médico asalariado, borrando así el papel que los médicos cumplen en salvar vidas y el enfermo como simple solicitante de un servicio.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad