Hillary Clinton viajara a la conferencia para la reconstrucción de Gaza

Los planes de EE UU pasan por un gobierno tripartito en Israel

Fuentes diplomáticas israelí­es dijeron que el martes Clinton se entrevistará con los principales lí­deres de Israel.

0
0 votos
24-02-2009
Publicidad
"Las conversaciones con Clinton afrontarán la formación del gobierno en Israel"
 El lí­der del Likud, Benjamin Netanyahu, estrecha la mano del lí­der del partido laborista, Ehud Barak. (EFE)
El lí­der del Likud, Benjamin Netanyahu, estrecha la mano del lí­der del partido laborista, Ehud Barak. (EFE)
"Las conversaciones con Clinton afrontarán la formación del gobierno en Israel"
La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, visitará Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) la semana que viene, en su primera visita oficial a Oriente Medio al frente de la diplomacia estadounidense.

Clinton participará el próximo lunes en Egipto en una conferencia de paí­ses donantes para la reconstrucción de la franja de Gaza, y ese mismo dí­a, por la noche, aterrizará en el aeropuerto de Tel Aviv, confirmaron fuentes oficiales palestinas e israelí­es.

Fuentes diplomáticas israelí­es dijeron que el martes Clinton se entrevistará con los principales lí­deres de Israel, en una ronda de carácter "consultivo", ya que desde las elecciones del 10 de febrero aún no se ha formado gobierno.

Entre los dirigentes con los que se entrevistará la secretaria de Estado están el primer ministro, Ehud Olmert, que concluye sus funciones; el presidente del Estado, Simón Peres; el lí­der del partido conservador Likud, Benjamí­n Netanyahu, y la jefa del centrista Kadima, Tzipi Livni.

"Las conversaciones con Clinton afrontarán la formación del gobierno en Israel", afirmó hoy el jefe del equipo negociador de la ANP, Saeb Erekat, en declaraciones a la emisora la Voz de Palestina.

Al confirmar la visita de la secretaria de Estado, Erekat manifestó que "cualquier gobierno israelí­ (que surja de las elecciones) debe cesar la construcción en los asentamientos" judí­os en los territorios palestinos ocupados, y "comprometerse con los acuerdos firmados y la solución de dos estados".

Erekat acompaña hoy en una visita oficial a la República Checa - paí­s que ejerce la presidencia semestral de la UE- al presidente de la ANP, Mahmud Abás, quien desde hace unos dí­as pide que la comunidad internacional se plantee "boicotear" al nuevo gobierno israelí­ si se aparta del camino de la paz.

Estados Unidos considera que la conferencia de donantes "es una oportunidad" para responder, junto con otros donantes y organizaciones internacionales, a las necesidades humanitarias inmediatas de la Franja de Gaza, y apoyar el plan de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) para la reconstrucción de este territorio, como parte integral de un futuro estado palestino.

Estados Unidos planea comprometer más de 900 millones de dólares para ayudar a reconstruir Gaza tras la ofensiva de Israel y fortalecer a la Autoridad Palestina respaldada por las potencias occidentales, dijeron el lunes funcionarios estadounidenses.

El dinero, que debe se aprobado por el Congreso de Estados Unidos, será canalizado a través de la ONU y otras organizaciones y no distribuido por intermedio del grupo militante Hamas, que gobierna Gaza, destacó el funcionario. "Este dinero es para Gaza y para ayudar a fortalecer a la Autoridad Palestina. No irá a Hamas", sostuvo el funcionario, que pidió no ser nombrado.

El lí­der del conservador Likud, Benjamí­n Netanyahu, encargado de formar Gobierno en Israel, no ha logrado convencer, en sus primeros contactos, al laborista Ehud Barak ni a la centrista Tzipi Livni para que ambos se unan a su Ejecutivo.

"No he renunciado a formar una amplia coalición, a la luz de los retos que afronta Israel, especialmente por parte de Irán. Me reuniré con Livni y Barak una vez más", apostilló.

El nivel de presión por parte de la administración de Obama con la conferencia para la reconstrucción de Gaza y la visita de Hillary Clinton. Es por una parte forzar la creación de un gobierno en Israel favorable a la negociación y por otra parte con ayuda de Egipto, forzar a las dos facciones palestinas, que vuelvan a establecer un gobierno de unidad nacional que gestione la reconstrucción.

Esto seria posible si Netanyahu forma un gobierno tripartito con Livni y Barak dispuesto a una negociación con la Autoridad Nacional Palestina. Propuesta con la que no esta nada de acuerdo la derecha israelí­, que seria la otra opción de gobierno para Netanyahu.

La mayorí­a de 65 diputados, de los 120 que integran el Parlamento israelí­ pertenecen a formaciones de extrema derecha, reacios a cualquier concesión con los palestinos, una polí­tica que a todas luces podrí­a chocar con la intención del Gobierno de EE.UU. de impulsar con celeridad la creación de un estado palestino.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad