Se duplican las ejecuciones hipotecarias en Euskadi

"En Euskadi se vive muy bien"… pero yo no puedo pagar mi hipoteca

La comunidad con el precio medio más alto en enero es precisamente Euskadi (hasta un 46,2% superior a la media española)

0
0 votos
24-02-2009
Publicidad
Ibarretxe no cesa de repetir en campaña que “Euskadi está mejor preparada que España ante la crisis”, y Madrazo, consejero de Vivienda, presume del mayor parque de viviendas de protección oficial, como expresión de una “política social progresista”.
Pero la realidad que sufren los trabajadores vascos está muy lejos del optimista cuadro pintado por los dirigentes del tripartito.
La morosidad, el retraso de al menos tres cuotas de la hipoteca, se ha triplicado en Euskadi durante el último año. La tasa de morosidad en las cajas vascas oscila entre el 1,8% y el 2,9%, pero la Confederación de Cajas de Ahorros anuncia que a finales de año habrá subido hasta el 5%, quintuplicando los niveles anteriores al estallido de la crisis.
Pero para otros la situación es todavía peor. En una cantidad cada vez mayor, acumulan retrasos e impagos que les llevan hasta el embargo de la vivienda y el desahucio. Los datos más recientes hablan de un aumento de los embargos en Euskadi del 110%. Pero sólo en Alava crecieron un 316%, la mayor subida de toda España.
Una situación que afecta también a los beneficiarios de una vivienda de protección oficial. Los adjudicatarios de VPO que se han visto obligados a renunciar a la vivienda, porque los bancos les han denegado los créditos, se ha incrementado un 70%.
Esta es la realidad de la vivienda en Euskadi, y no el rosa panorama que dibujan Ibarretxe y Madrazo, responsables de la virulencia de la crisis en el País Vasco.
El sobrevalorado precio impuesto durante el boom inmobiliario ha asfixiado a las familias vascas, que ahora son desahuciadas.
En 2008, la caída en las ventas de pisos fue del 25,39%, pero el descenso del precio sólo alcanzó en Euskadi el 5,7% (casi un punto menos que la rebaja media en toda España). De hecho, la comunidad con el precio medio más alto en enero es precisamente Euskadi (hasta un 46,2% superior a la media española).
¿Esto es una “política de vivienda progresista”, señor Madrazo, imponiendo un precio prohibitivo que, en plena crisis, condena al desahucio a miles de trabajadores?
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad