Euskadi. Encuesta de situación económica

Ganar por las encuestas lo que se pierde en el tajo

Una de cada cinco familias tiene un miembro que ha pasado al paro en este último año

0
0 votos
23-02-2009
Publicidad
¿Está calando el "Euskadi va bien" de Ibarretxe y su mensaje de confianza en Euskadi que está transmitiendo a la población? Por los datos de la encuesta Ikefel para El Correo parecerí­a que sí­. La encuesta presenta unos resultados que se interpretan de la siguiente manera "Un 40% de los encuestados advierte de que la crisis ya ha llegado a los hogares, aunque al mayorí­a se declara optimista sobre el futuro". Se juega con la sensación sobre la crisis, sobre el optimismo o el pesimismo en el futuro, mezclado con las cifras contundentes de la crisis en El Paí­s Vasco. Un ejercicio que beneficia escandalosamente al ejecutivo vasco y a los que no le cuestionan su responsabilidad directa en la crisis y en que los que la están pagando son las clases trabajadoras. ¿Está calando el "Euskadi va bien" de Ibarretxe y su mensaje de confianza en Euskadi que está transmitiendo a la población? Por los datos de la encuesta Ikefel para El Correo parecerí­a que sí­. La encuesta presenta unos resultados que se interpretan de la siguiente manera "Un 40% de los encuestados advierte de que la crisis ya ha llegado a los hogares, aunque al mayorí­a se declara optimista sobre el futuro". Se juega con la sensación sobre la crisis, sobre el optimismo o el pesimismo en el futuro, mezclado con las cifras contundentes de la crisis en El Paí­s Vasco. Un ejercicio que beneficia escandalosamente al ejecutivo vasco y a los que no le cuestionan su responsabilidad directa en la crisis y en que los que la están pagando son las clases trabajadoras.
¿Cuáles son los datos objetivos? Primero, ante la pregunta de ¿ha llegado la crisis a su hogar?, un 38% dice que sí. Sin embargo es cuando vamos al desglose por nivel socioeconómico donde nos encontramos datos más pegados al terreno. En los hogares de clases baja y media baja la crisis ha golpeado en el 50% de los casos frente al 29% en los hogares de renta alta.
Lo curioso es que en la pregunta de ¿ha perdido usted o alguien de su hogar su puesto de trabajo? el desglose por clases sociales no esté hecho, puesto que el 18% en global afirma que sí lo ha perdido pero, por sentido común, el porcentaje podría ser escandalosamente superior en hogares de renta baja.
 
    Segundo, es contundente que el temor a la pérdida de empleo es mayor allí donde más industria hay, Álava y Guipúzcoa, por encima de Vizcaya. En concreto los anuncios de ajustes de las grandes industrias relacionadas con el automóvil (EREs en Mercedes o Cegasa, recortes de plantilla en Michelin) asentadas en Álava coinciden geográficamente con que el 40% de los hogares temen perder el empleo. Allí donde dominan los servicios, en Vizcaya, el porcentaje baja al 30%. Puede mucho más los mensajes de pesimismo de la economía real que el optimismo virtual del gobierno vasco, basado en datos como el eufemístico “atemperamento” de la caída de matriculación de automóviles en Euskadi o los datos positivos de la banca en cuanto a visados y creditos hipotecarios para la realización y compra de nuevas viviendas. La economía industrial, que es lo que hubiera podido salvar a Euskadi de la recesión, está ERE que ERE en caída libre. Ha sido supeditada a los intereses de los monopolios europeos a cambio de que se aceptara en Bruselas las ansias soberanistas de Ibarretxe. La visión optimista de futuro, frente a que lo peor está por llegar en el que coincide una buena parte de las fuerzas sindicales y de expertos, ha sido cuidadosamente hilvanada por el regimen para que no le pase factura en esta época electoral.
 
        Tercero, la mitad de los entrevistados, sobre todo los que están en edad de pagar hipoteca, atribuye a bancos y cajas la responsabilidad en la crisis. En segundo lugar, al gobierno central (20%). Tercero, a EEUU (17%) y, en cuarto lugar, a los ciudadanos en general (8%). En un pequeño porcentaje (3%) se culpa al gobierno de Ibarretxe. ¿Cómo es posible? Muy sencillo. La pregunta no era ¿Quién cree que es el responsable de la crisis en el País Vasco? Sino ¿Quién cree que es el responsable de la crisis?
 
      Cuarto, sólo un 16% de los hogares no controlan el gasto de su hogar. El 34% del resto lo hace mucho o bastante. Los capítulos en los que se recortan gastos empiezan por los más superfluos como son restaurantes y bares (52% de los hogares), ocio (50%), calzado, ropa y complementos (48%), equipamiento del hogar (39%) y alimentación (20%). Entre las familias que atraviesan dificultades económicas este último porcentaje referente a recortes en gastos de alimentación es del 47% mientras que entre los más pudientes, los que teóricamente no necesitan recortalrlos, baja al 7%.
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad