Corresponsalí­a Euskadi

Viva la polarización

En Euskadi que se sigue viviendo con el miedo por defender unas ideas, hace mucha falta que uno se coloque diferenciadamente en qué lado va a estar.

0
0 votos
23-02-2009
Publicidad
En una campaña caracterizada por la falta de radicalización entre el PNV y el PSE creando las condiciones necesarias para un posible pacto, el programa de UPyD aparece como una guí­a claramente diferenciada. En una campaña caracterizada por la falta de radicalización entre el PNV y el PSE creando las condiciones necesarias para un posible pacto, el programa de UPyD aparece como una guí­a claramente diferenciada.
El PNV trata de hacerse valedor de la consigna del autogobierno pero sin dar pie a sus delirios soberanistas e independentistas mientras que el PSE nos ofrece su raca raca del cambio sin ofrecer ningún cambio claramente radical.
 
Ayer Rosa Diez en el mitin que ofreció en el Palacio de Congresos Europa, recordó el asesinato de Fernando Buesa, líder del PSE en Álava gran amigo suyo y compañero de partido. Recordó como entre ellos se habían dado el compromiso de no apoyar nunca ni al PNV ni a su política. Por aquellos tiempos las declaraciones de Arzalluz fueron “sí era un socialista, un elemento más del paisaje”
 
Pasados 9 años, el PNV aunque trate de suavizar su mensaje en campaña electoral no existe ningún hecho que le separe radicalmente de ese pasado. Lo que si ha pasado en estos 9 años, es que la única que dentro del PSE puede mantener ese compromiso es Rosa Díez, por su honestidad, por sus principios que le ha hecho levantar un nuevo proyecto político como es UPyD, con las ideas clara y libre de ataduras tanto de la banca ya que es una partido independiente como de ataduras políticas con ningún aparato de partido.
 
Un nuevo partido que ilusiona por sus principios, y por su ambición. No viene a ser llave de nadie, sino a levantar un proyecto claro y diferenciado para este país, que es la mejor manera de construir un proyecto para Euskadi. Frente a las peripecias electorales, “dimes y diretes”, calculados al milímetro por el marketing de campaña se ofrecen a ser un nueva alternativa y una nueva forma de hacer política. Es muy diferente estar libre de ataduras de los créditos de la banca y de unos aparatos de partido que estar libre de ataduras de los que te han votado.
 
Ante un momento de grave crisis que golpea el país y a Euskadi, hacen falta alternativas políticas que hablen de Política con mayúsculas, no de tesis clichés o de oposición a la contra de todo sin cuestionar en lo fundamental ningún fuste, solo fijarse en la superficie para que el fondo siga igual. Solo un dato, Rosa Díez denunciaba ayer como el Gobierno de Zapatero ha invertido millones de la caja de la seguridad social en un fondo de inversión de banca privada. ¡Dinero necesario para los millones de parados que hay en España! Invertido en la banca en unos momentos en los que ni la misma banca se prestan dinero entre ellos.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad