Cómic

Entrevista a Paco Roca

El autor valenciano es el ganador del Premio Nacional de Cómic, por su álbum "Arrugas"

0
0 votos
22-02-2009
Publicidad
El dibujante y guionista Paco Roca (Valencia, 1969), nos concede unos minutos para charlar sobre su última obra. Su historia sobre la vejez. "Arrugas", un cariñoso retrato en primera persona sobre nuestros abuelos, fue publicada en España, Francia e Italia; y le valió para alzarse con algunos de los más preciados galardones continentales. Ahora el Ministerio de Cultura le reconoce en la segunda edición del Premio Nacional de Cómic.
 Portada de la edición frances de "Arrugas"
Portada de la edición frances de "Arrugas"
El dibujante y guionista Paco Roca (Valencia, 1969), nos concede unos minutos para charlar sobre su última obra. Su historia sobre la vejez. "Arrugas", un cariñoso retrato en primera persona sobre nuestros abuelos, fue publicada en España, Francia e Italia; y le valió para alzarse con algunos de los más preciados galardones continentales. Ahora el Ministerio de Cultura le reconoce en la segunda edición del Premio Nacional de Cómic.
De Verdad -El Premio Nacional de Cómic se consagra en esta segunda edición. ¿Crees que el reconocimiento institucional de este medio llega a su máxima expresión con el premio del Ministerio?
 
Paco Roca - El Premio Nacional consigue dar la máxima repercusión mediatica al cómic. Gracias a este premio, Arrugas, ha tenido una presencia en los medios que pocas veces se ha dado, incluso ha llegado a ser reseñado en la revista Pronto. Esto ha hecho que el público en general se de cuenta que el cómic puede tratar cualquier tema, que es un medio artístico en el que tienen cabida infinidad de lecturas diferentes para cualquier tipo de lector.
Esto también se ha notado en las ventas, Arrugas lo ha comprado muchísima gente que habitualmente no lee cómics.
 
DV- Después de la cantidad de premios que ha conseguido “Arrugas”, ¿esperabas que te fuera concedido este último galardón? ¿O veías más lógico que se entregara como reconocimiento a una larga carrera, como en el caso del año pasado, con Max?
 
P.R.- En el caso de Max, se juntaban ambas cosas, una larga carrera con un estupendo álbum. En el caso de este año, bueno, siempre tienes esa ilusión de que te concedan el premio, pero lo veía complicado estando seleccionados Carlos Gimenez y Gallardo, entre otros. Son dos autores a los que admiro enormemente, son parte de la historia del cómic en España. Pero, lo que es cierto, es que el Premio Nacional de Cómic se lo han concedido a Arrugas, y no a mi.
 
DV - En “Arrugas” tejes una tierna y estremecedora historia sobre la vejez. Tengo entendido que has llevado a cabo un largo proceso de documentación. ¿Cuales son las historias reales más curiosas que te has encontrado?
 
P.R. - Todas las historias que aparecen en Arrugas son historias reales que recopilé en las residencias en las que estuve. Por ejemplo, el caso del personaje que cree viajar en tren, es una mujer real que estaba en una de las residencias, no solía recibir visitas pero ella estaba siempre sonriente mirando por la ventana de la residencia. Los enfermeros la colocaban allí por las mañanas y ella pensaba que viajaba en tren a algún lugar imaginario. Viendo este y otros casos parecidos llegas a pensar si la fantasía es para ellos una válvula de escape ante una realidad que ya no soportan. Otra cosa curiosa referente alas residencias es el punto surrealista. Cuando leí Cien años de soledad, hubo una parte que me pareció muy poética, es cuando todo el pueblo de Macondo pierde la memoria y para seguir sabiendo cómo se llaman los objetos lo llenan todo con etiquetas en las que escriben los nombres. Me quedé sorprendido al ver que ese sistema se usa en algunos casos en las residencias.
 
DV - Si no me equivoco, tu última obra ha sido publicada en Francia e Italia, donde ha sido muy bien acogida. ¿Qué opinión se tiene del cómic español en el extranjero?
 
P.R.- Yo creo que a nivel mundial la opinión es muy buena gracias a la gran cantidad de autores españoles que son número uno en su género; Bernet, Pacheco, Larroca, Ferry, Guarnido, Munuera, Pellejero, Prado... Eso ha hecho que los autores españoles seamos respetados fuera de nuestras fronteras. Cuando estoy firmando en algún festival fuera de España, los lectores o autores con los que hablo, siempre me nombran dos o tres autores españoles de los que son fans.
 
DV - Las opiniones respecto a la situación de la industria del cómic en España son contradictorias. Por un lado se habla de unos datos de ventas espléndidos. Sin embargo, si comparamos con los años 80, la cantidad de editoriales ha descendido notablemente, y las revistas del género prácticamente han desaparecido por completo. ¿A que crees que se debe?
 
P.R. - Bueno, depende con quien hables te da su versión particular sobre la industria. Yo estoy con los que cree que este es el mejor momento del cómic en España. No estoy de acuerdo con que ahora hay menos editoriales. Jamás ha habido tantas, desde las de siempre como Norma, La Cúpula o Glenat..., pasando por todas las nuevas como Astiberri, SinSentido, Dólmen... las pequeñas faneditoriales y las grandes editoriales generales como Panini, Mondadori... que ahora también editan cómic en España. Es cierto que han desaparecido prácticamente todas las revistas de cómic, pero quizás la gran oferta editorial que publica todo tipo de material, antes difícilmente publicable, sea el equivalente a las revistas de entonces. Además, el cómic nunca había tenido la presencia mediática que tiene actualmente. También influye en el buen momento el que ya no sea necesario comprar únicamente en las tiendas especializadas si no que los cómics estén a la alcance del público en las grandes superficies como la Fnac.
 
 DV - Una cuestión importante, ¿se puede vivir del cómic en España? ¿Qué cosas deben mejorar para los profesionales del medio?
 
P.R. - Aunque, como digo, es buen momento para el cómic en España, los autores aún lo tenemos difícil para poder vivir de esto en España. Pero esto no es un problema únicamente del cómic, esto también ocurre con la literatura, por ejemplo. En el caso del cómic debes de buscar fuera de España un mercado fuerte, ya sea en Estados Unidos o en Francia. La gran diferencia es la cantidad de lectores, eso, en el caso de Francia, es lo que permite que se puedan pagar unos adelantos mucho mayores de los que puede pagar un editor en España.
 
DV - ¿Hay algo más que no te haya preguntado y quieras añadir?
 
P.R. - Podemos hablar de Las calles de arena, es el nuevo álbum que estoy terminando, de hecho debería haberlo entregado ya hace meses pero con todo este "boum" de Arrugas no he tenido mucho tiempo para trabajar. Las calles de arena es totalmente diferente a Arrugas. Necesitaba cambiar de registro, Arrugas fue duro de hacer. Este nuevo álbum trata sobre el Destino, sobre si podemos o no cambiarlo. En España y Francia saldrá para mayo.
 
 
Muchas gracias. Enhorabuena por el premio, pero también por la magnífica obra que lo ha merecido.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad