El Observatorio

La civilización del espectáculo

La revista "Letras Libres" aborda en su número de febrero el inquietante rumbo de una civilización que se asoma cada vez más al abismo de la barbarie

5
1 votos
21-02-2009
Publicidad
"La humanidad -decí­a Benjamin- se ha convertido ahora en espectáculo de sí­ misma". Y concluí­a su reflexión afirmando: "Su autoalienación ha alcanzado un grado que le permite vivir su propia destrucción como un goce estético". ¿Es la moderna civilización del espectáculo -que domina hoy de forma abrumadora en todas las sociedades occidentales- un tobogán que conduce a la destrucción de las raí­ces, el tronco y hasta las ramas de la civilización y el anuncio de un retorno de la barbarie? ¿En qué consiste la nueva "civilización de los bárbaros" que ya parece haberse instaurado por doquier? A esbozar respuestas a estas preguntas está dedicada la parte medular del número de febrero de la revista hispano-mexicana "Letras Libres", con artí­culos de Vargas-Llosa, Claudio Magris, Alessandro Baricco y Álvaro Delgado-Gal. "La humanidad -decí­a Benjamin- se ha convertido ahora en espectáculo de sí­ misma". Y concluí­a su reflexión afirmando: "Su autoalienación ha alcanzado un grado que le permite vivir su propia destrucción como un goce estético". ¿Es la moderna civilización del espectáculo -que domina hoy de forma abrumadora en todas las sociedades occidentales- un tobogán que conduce a la destrucción de las raí­ces, el tronco y hasta las ramas de la civilización y el anuncio de un retorno de la barbarie? ¿En qué consiste la nueva "civilización de los bárbaros" que ya parece haberse instaurado por doquier? A esbozar respuestas a estas preguntas está dedicada la parte medular del número de febrero de la revista hispano-mexicana "Letras Libres", con artí­culos de Vargas-Llosa, Claudio Magris, Alessandro Baricco y Álvaro Delgado-Gal.
En "La civilización del espectáculo", Mario Vargas Llosa lleva a cabo, en un breve ensayo, una radiografía demoledora de nuestro tiempo. La banalización del arte y de la literatura, el amarillismo en la prensa, la frivolidad de la política son, para el escritor hispano-peruano, síntomas de un mal mayor que aqueja a la sociedad contemporánea: la suicida idea de que el único fin en la vida es pasárselo bien. Vargas Llosa analiza paso a paso los ingredientes que han ido configurando esa "nueva" civilización: desde las causas (la generalización de la prosperidad y el tiempo de ocio a la democratización y masificación de la cultura) hasta sus devastadoras consecuencias: el triunfo de la literatura "light", la sustitución de la crítica por la publicidad, la glorificación del deporte, la proliferación de las sectas, la desaparición de los intelectuales, la extinción del debate de ideas, el triunfo del cine de efectos especiales, la completa banalización del arte, la frivolidad y demagogia que domina el campo de la política, la anulación del erotismo, el amarillismo de la prensa...
 
 
En "La civilización de los bárbaros", asistimos a un diálogo entre dos de los mayores escritores vivos de la Italia de hoy, Claudio Magris y Alessandro Baricco, con un tema subyacente: si los "bárbaros" ya están aquí (millones de jóvenes obsesivamente conectados a terminales cibernéticas, libros electrónicos basura destinados a sustituir y hacer olvidar a los clásicos, seres diseñados en laboratorios), qué debemos hacer ¿temerles?, ¿enfrentarse a ellos? ¿infiltrarse en su cultura y actuar dentro de ella? Ésta última es la postura que ya sugirió Baricco en el bellísimo final de su obra "Los bárbaros": que toda identidad y todo valor se salvan no erigiendo una muralla contra la mutación sino operando en el interior de la mutación.
 
 
En "El urinario elitista", el periodista y profesor de filosofía de la Universidad Complutense de Madrid, Álvaro Delgado-Gal intenta responder a preguntas como ¿de qué hablamos cuando hablamos de arte contemporáneo? ¿cómo fijar su valor? Hoy en día nos enfrentamos a un arte vano y totalmente mercantilizado,a museos deslumbrantes pero vacíos, a una disciplina elitista perdida en el laberinto que Duchamp trazó y del que no ha logrado salir.
El contenido de estas tres contribuciones al debate sobre la "civilización del espectáculo" puede consultarse en la página web de la revista. Merece la pena.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad