Corresponsalí­a Alicante

Agost como España, ¿solo con el ladrillo?

Las principales empresas Cerámicas de Agost se ven abocadas al desastre.

0
0 votos
20-02-2009
Publicidad
Agost es un municipio ubicado en el Alacantí­ que tiene 4700 habitantes y cuyo principal motor económico es la producción de ladrillos y materiales para la construcción, dos son las empresas que generaban asta ahora una gran parte del empleo de esta población, La Escandella , y La Esperanza, y que han presentado sendos expedientes de regulación de empleo, por la drástica bajada en la demanda de materiales para la construcción, dibujando un futuro muy negro para 150 familias, y que de no encontrar una solución puede llegar hasta las 250. Agost es un municipio ubicado en el Alacantí­ que tiene 4700 habitantes y cuyo principal motor económico es la producción de ladrillos y materiales para la construcción, dos son las empresas que generaban asta ahora una gran parte del empleo de esta población, La Escandella , y La Esperanza, y que han presentado sendos expedientes de regulación de empleo, por la drástica bajada en la demanda de materiales para la construcción, dibujando un futuro muy negro para 150 familias, y que de no encontrar una solución puede llegar hasta las 250.
Esta situación es catastrófica para una población de tradición alfarera que vio aumentar sus ingresos con el boom de la construcción pero que ahora es dependiente de uno de los sectores más afectados por la crisis, por tanto se ve en peligro el sustento de todo el pueblo ya que si se para la producción del ladrillo y quedan sus trabajadores en el paro todos los demás sectores se verían afectados especialmente los servicios.
 
Las empresas cerámicas de Agost llevan un año acumulando stock por que lo que producen no se vende. A estas alturas, por ejemplo, la Escandella acumula en sus almacenes más de 150.000 toneladas de materiales para la construcción, que es el equivalente, de todas sus ventas en 2008 a nivel nacional, los principales empresarios del sector plantean que intentaran aguantar lo que puedan, pero que cuando se les acabe el espacio físico del que disponen para almacenar los materiales tendrán que parar la producción.
 
Agost también produce en sus campos uva de mesa, pero este sector no es capaz de absorber todo el desempleo que se generaría si finalmente se tienen que cerrar las empresas cerámicas, y por lo tanto es muy y urgente que se de una salida a una población que está, profundamente afectada por el modelo económico que desde los sucesivos gobiernos se ha mantenido, el del ladrillo, y que ahora demuestra con toda crueldad a la situación que nos ha conducido, por que Agost como el resto del país ha dependido de un solo sector, el de la construcción lo cual es un problema que ya se podía prever en los tiempos de bonanza, por que es bien sabido que, cualquier cuerpo que tenga un solo punto de apoyo es evidente que tendrá un problema para mantenerse cuando llegue el vendaval.    
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad