El gobierno de Honduras acusa a EEUU de violar sus propias normas.

Con Obama siguen las deportaciones masivas.

EEUU criminaliza a los sin papeles, el 73% de los 97 mil arrestados no tení­an un pasado criminal.

0
0 votos
20-02-2009
Publicidad
El Presidente de Honduras, Manuel Zelaya, ha denunciado deportaciones masivas de inmigrantes indocumentados, que está realizando Estados Unidos, "En estos momentos estamos teniendo deportaciones masivas, especialmente para El Salvador y Honduras, lo que a su juicio constituyen "violaciones a los derechos humanos universales". El Presidente de Honduras, Manuel Zelaya, ha denunciado deportaciones masivas de inmigrantes indocumentados, que está realizando Estados Unidos, "En estos momentos estamos teniendo deportaciones masivas, especialmente para El Salvador y Honduras, lo que a su juicio constituyen "violaciones a los derechos humanos universales".
Zelaya, de visita en Washington, donde ha ido a tratar asuntos de seguridad, narcotráfico y terrorismo. Señaló que EEUU está violando su propia legislación interna, entre las que se dan, destaco la ley que establece la reunificación de familiares en el extranjero con residentes legales en Estados Unidos, pero “miembros de familias que están constituidas acá son expulsados violentamente”. Y que así se lo expondría a la secretaria de Seguridad Nacional del gobierno de Barack Obama, Janet Napolitano. "Le pediré que priorice en su agenda el tema de los emigrantes.”
 
El Instituto de Política Migratoria (MPI), organización pro inmigrantes con sede en Washington, apoyándose en los datos proporcionados por el Departamento de Seguridad Nacional, en los que reflejaba que el 73 % de los 97 mil arrestados desde 2003 hasta 2008 por el programa de fugitivos, eran en realidad inmigrantes indocumentados sin pasado criminal. Por lo que acusó que los equipos de búsqueda de fugitivos de la policía de zonas fronterizas estadounidenses de desviasen de su cometido, velar por la seguridad, y se dedicasen a detener a inmigrantes ilegales.
 
La criminalización de los inmigrantes indocumentados se refleja en las estadísticas de la ICE. Del 30 de septiembre del 2007 al primero de octubre de 2008, periodo en el que se han deportado un mínimo de 349,041 extranjeros, un aumento de 20 por ciento en relación a los 12 meses anteriores.
 
Otra medida que infringe el propio gobierno americano con las deportaciones de centroamericanos, y que no se detienen ni siquiera para los países beneficiados, por normas estadounidenses como Protección Temporal a Trabajadores. Ese beneficio es para personas nacidas en El Salvador, Honduras y Nicaragua.
 
Pese a los beneficios diplomáticos, los hondureños deportados durante 2008 suman 17 mil.
 
Los jóvenes deportados son el fruto de la guerra. Ellos fueron a los EEUU como refugiados cuando eran niños escapando de conflictos promovidos por y costeados por el imperialismo americano. Algunos formaron pandillas en las calles americanas. Cuando todos, presos e indocumentados fueron deportados y llegaron a Honduras u otros países de América Central, se convierten en blancos para pandillas rivales, vigilantes y la policía.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad