Euskadi. La campaña del miedo

Obameche y Al Pachino

EGI, las juventudes del PNV, lanzan la campaña "Al Pachino" usando el cartel de la pelí­cula "El Padrino".

0
0 votos
19-02-2009
Publicidad
Al poco de declarar Ibarretxe que sentí­a miedo ante las propuestas de Patxi López, uno ya lee en la prensa las referencias de la campaña de sus juventudes llamando a no votar al lí­der del PSE-EE: El uso de "el miedo a…" impregna las campañas del ala más aranista del PNV, a pesar de que han puesto al frente de su campaña el descafeinado argumento de que "autogobierno es profundizar en el bienestar, un concepto moderno que apuntala nuestra identidad". Al poco de declarar Ibarretxe que sentí­a miedo ante las propuestas de Patxi López, uno ya lee en la prensa las referencias de la campaña de sus juventudes llamando a no votar al lí­der del PSE-EE: El uso de "el miedo a…" impregna las campañas del ala más aranista del PNV, a pesar de que han puesto al frente de su campaña el descafeinado argumento de que "autogobierno es profundizar en el bienestar, un concepto moderno que apuntala nuestra identidad".
Mientras la estética de la campaña de Ibarretxe no deja de evocar los contornos y las sombras de la reciente simbología ligada a Obama, la campaña de sus cachorros tratando de ligar a Patxi López con la figura de “El Padrino”, la famosa película de Coppola, para dar a entender que pertenece una mafia cuyos hilos se mueven desde Madrid. Eso sí, tal como se dice en la película, “no es nada personal, son sólo negocios”. Porque, llegado el momento, el pacto con Patxi López para salvar los muebles y evitar un pacto de éste con PP y UPyD, va a ser el pacto de sangre entre clanes. Llegado el momento, se podrá cambiar de Padrino a cambio de que no tocar el complejo entramado del régimen clientelar tejido durante treinta años. Los cachorros del PNV, EGI, muerden. No tienen nada que ofrecer. Pero donde ahora muerde, luego lamerán.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad