Corea del Sur espera la visita de Clinto

Corea del Norte vuelve a alborotar el gallinero

Se trata de la segunda amenaza militar que hace Corea de Norte contra Seúl en menos de un mes

0
0 votos
19-02-2009
Publicidad
Clinton reiteró que Estados Unidos será generoso si Pyongyang renuncia realmente a sus instalaciones nucleares. Clinton reiteró que Estados Unidos será generoso si Pyongyang renuncia realmente a sus instalaciones nucleares.
Corea del Norte volvió hoy a amenazar a su vecino Corea del Sur con una "confrontación total", mientras crecen los rumores sobre los preparativos de un posible lanzamiento norcoreano de un misil de largo alcance.

"El grupo de traidores de Lee Myung-bak no deberí­a olvidarse nunca de que la fuerza popular norcoreana está preparada para una confrontación completa", dijo a la agencia oficial norcoreana KCNA un portavoz militar, citado por Yonhap.

Se trata de la segunda amenaza militar que hace el paí­s comunista contra Seúl en menos de un mes, y que además coincide con la llegada esta noche a Seúl de la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton.

Clinton, que concentrará su agenda oficial mañana en Seúl, abordará previsiblemente con las autoridades el desarme nuclear de Corea del Norte, que se ha convertido en uno de los temas más destacados de este viaje por Asia, el primero desde que asumió el cargo enero.

El Ejército norcoreano ya habí­a advertido en enero que adoptarí­a una "postura de confrontación" al Gobierno conservador de Seúl.

Las relaciones de las dos Coreas sufrieron un fuerte revés desde que el conservador Lee Myung-bak asumió la presidencia surcoreana hace un año y su adopción de una polí­tica de lí­nea dura hacia Pyongyang.

La tensión creció especialmente en la pení­nsula cuando Pyongyang anunció a finales de enero que anulará todos los acuerdos de no confrontación firmados con Seúl.

Corea del Norte pretende que se produzca un cambio en la polí­tica conservadora de Seúl, así­ como llamar la atención del Gobierno del presidente estadounidense, Barack Obama.

Clinton advirtió esta semana a Pyongyang contra el posible lanzamiento de un misil intercontinental e instó al paí­s comunista a llevar a cabo una desnuclearización "completa y verificable" en marco de las negociaciones a seis bandas.

Clinton reiteró que Estados Unidos será generoso si Pyongyang renuncia realmente a sus instalaciones nucleares. Sin embargo, advirtió que si Pyongyang procede a un disparo de prueba de misiles, se percibirá como un gesto contraproductivo.

Corea del Norte criticó además hoy las maniobras militares conjuntas que Corea del Sur y EEUU planean realizar en marzo y señaló, según la agencia central norcoreana KCNA, que ambos paí­ses pagarán un "alto precio".

Corea del Sur y EEUU organizan conjuntamente cada año una serie de ejercicios militares de defensa ante un eventual ataque de Pyongyang, que este año tendrán lugar entre el 9 y 20 de marzo

Clinton describió el programa nuclear de ese paí­s como "el desafí­o más agudo a la estabilidad en el noreste de Asia", y dijo que las seis naciones involucradas en las negociaciones sobre el asunto necesitarán trabajar juntas para poder ver algún progreso.

Como si fuera el niño travieso y revoltoso de la clase, Corea del Norte ya se ha hecho notar de nuevo ante el nuevo maestro del mundo. Al más puro estilo de su "diplomacia atómica", ha presentado sus credenciales a la inminente visita de Clinton a Corea del Sur, para que no se olvide de que sigue siendo uno de los problemas pendientes del planeta.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad