Movilización en la sanidad Gallega

Rechazo general a la gestión de la Xunta por la situación de la sanidad.

Los sindicatos de la Mesa Sectorial convocan una huelga general de la sanidad el próximo 27 de febrero culminando una legislatura plagada de conflictos, paros y movilizaciones.

0
0 votos
19-02-2009
Publicidad
"La sanidad con el PP era mala pero estos han conseguido lo que parecí­a imposible!!! EMPEORARLA!!!!!!!!!!!!!!". "La sanidad con el PP era mala pero estos han conseguido lo que parecí­a imposible!!! EMPEORARLA!!!!!!!!!!!!!!".
Rechazo general a la gestión de la Xunta por la situación de la sanidad.











Este es uno de los comentarios que pueden leerse en la prensa gallega sobre las noticias publicadas sobre la convocatoria de huelga general en la sanidad gallega para el próximo 27 de febrero.
En esta ocasión, el motivo es el desacuerdo de todas las organizaciones sobre aprobación “por decretazo” del régimen de carrera profesional en esta comunidad autónoma.
Cándido Andión, presidente de CESM-Galicia, cree que“el Sergas puede encontrarse con una difícil situación: huelga general para todos los colectivos sanitarios, la de la Plataforma Profesional que forman CESM y O’mega, para Primaria y Especializada y los médicos de las delegaciones provinciales de Sanidad, de los días 25, 26 y 27 e incluso otra del personal de limpieza del Sergas”.
En el otro lado de la mesa, la Conselleira de Sanidade, María José Rubio Vidal, denunció que “un grupo muy reducido que ni es representativo pretenda crear un conflicto y generalizarlo a toda la sanidad” a lo que añadió su convencimiento de que se “trata de un convocatoria política” recordando que, en plena crisis económica “muchos se encuentran sin puesto de trabajo estable, seguro y de calidad”.
Sin embargo, aparte de las veladas amenazas de Rubio, lo cierto es que la sanidad gallega ha encadenado un conflicto tras otro desde la llegada del actual gobierno y su política ha movilizado en esta última legislatura a, prácticamente, todos los colectivos relacionados con la sanidad provocando el rechazo incluso de los Colegios Profesionales que han sido excluidos de los Comités de Evaluación por decisión unilateral de la Xunta.
Haciendo un poco de historia, el 13 de febrero de 2007, se firmó una acuerdo para evitar la movilización convocada para el día 15 de ese mismo mes por los médicos no fijos.
El 15 de marzo, se realizó un paro de dos horas por parte de los sanitarios de Formación Profesional y el personal de administración y servicios.
El 29 de marzo se realizó una huelga de 24 horas de los especialistas no fijos.
El 10 de octubre de 2008 se firmó un Acuerdo Marco que, según los representantes de los sindicatos era claramente insuficiente al no recoger cuestiones como las condiciones de las guardias, la libranza y los cómputos de estas jornadas, la actualización de las jornadas de tarde para mayores de 55 años, los complementos, etc.
El 13 de octubre de 2008 se inicia la huelga y las movilizaciones para pedir la generalización del complemento específico.
El 29 de noviembre de 2008, ante la falta de respuesta del gobierno gallego, la Asamblea de los sindicatos CESM y O’Mega, unidos en la Plataforma Profesional de Facultativos de Galicia deciden mantener el calendario de movilizaciones.
El 19 de diciembre pasado, la Xunta presenta una propuesta que es rechazada por todos los sindicatos y organizaciones en bloque.
El 29 de diciembre el Servicio Gallego de Salud (SERGAS) da por cerrada la negociación del acuerdo marco, otra vez, con todos los sindicatos en contra. En esa comunicación, el SERGAS anuncia la exclusión de los Colegios Profesionales de los Comités de Evaluación. Sindicatos y Asociaciones profesionales califican la decisión como de “auténtico decretazo”.
El 28 de enero de este año, en una nueva movilización, los sindicatos le entregan una carta de protesta al Presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño.
El 29 de enero se inician los encierros y las movilizaciones.
El tres de febrero se realizan concentraciones convocadas por las principales centrales sindicales.
El cuatro de febrero se realiza una concentración en el Hospital Universitario de Santiago de Compostela de todos los facultativos, exigiendo una negociación del acuerdo marco.
El cinco de febrero continúan las movilizaciones y la CESM extiende el conflicto a los hospitales de la provincia de Pontevedra.
El 17 de febrero se realiza un manifestación ante la Conellería de Sanidade convocada por todos los sindicatos.
El 18 de febrero se produce un encierro de todos los sindicatos de la Mesa Sectorial de Galicia en la sede del SERGAS.
El 19 de febrero se realizan encierros de 24 horas en todos los centros del SERGAS.
Los días 25, 26 y 27 de febrero hay convocadas movilizaciones por parte de la Plataforma Profesional de Facultativos de Galicia. A esto hay que añadir que el mismo 27 hay convocada una huelga general en toda la sanidad gallega. Los motivos que se alegan son la negociación de un Acuerdo Marco en todo lo que concierne a los facultativos, exigen la retirada del decreto de Carrera Profesional por considerarlo lesivo y falto de expectativas para el personal facultativo y exigen la apertura de vías y mesas de negociación propias y específicas del personal facultativo del SERGAS.
En fin, como puede verse, la sanidad gallega no parece estar en sus mejores momentos. La gestión de la actual Xunta, como recuerda en internauta, ha conseguido empeorar lo que ya parecía posible. Hasta el punto de unir a la práctica totalidad de la profesión médica de esa comunidad.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad