Corresponsalí­a Alicante

La Vall de seta se quedará sin escuela este año

Se cierran seis escuelas rurales en dos años en la provincia de Alicante, ¿es solo un problema de población?

0
0 votos
18-02-2009
Publicidad
La escuela de Gorga es una de las escuelas afectadas, este año ha tenido cuatro alumnos, y a no ser que cumpla el requisito mí­nimo de cinco alumnos que exige la Conselleria, tendrá que cerrarse al acabar este curso. Son obvias las consecuencias para los pueblo cercanos, ya que tener que llevar a los niños a otra localidad para que acudan al colegio, se suma a las dificultades que ya existen, al vivir en los pueblos, por la falta de servicios que hay en los mismos, circunstancia que está propiciando que muchas familias decidan desplazarse a las ciudades más cercanas. La escuela de Gorga es una de las escuelas afectadas, este año ha tenido cuatro alumnos, y a no ser que cumpla el requisito mí­nimo de cinco alumnos que exige la Conselleria, tendrá que cerrarse al acabar este curso. Son obvias las consecuencias para los pueblo cercanos, ya que tener que llevar a los niños a otra localidad para que acudan al colegio, se suma a las dificultades que ya existen, al vivir en los pueblos, por la falta de servicios que hay en los mismos, circunstancia que está propiciando que muchas familias decidan desplazarse a las ciudades más cercanas.
Teniendo en cuenta que en la Vall de Seta, que está formada por los municipios de Gorga, Quatretondeta, Benimassot i Balones, hay entre 25 y 30 niños en edad escolar, ¿Por qué no van todos a la escuela de Gorga, que seria lo más lógico, ya que es la más cercana? En declaraciones a De Verdad Digital, Rolando Cañares el padre de los tres niños que viven actualmente en Quatretondeta, decía: “llevamos a nuestros hijos a la escuela de Benilloba por dos razones, principalmente por que para esta existe un servicio de autobuses que recogen y devuelven a los niños al pueblo, y también existe servicio de comedor con un coste muy bajo(por que está subvencionado), mientras que en Gorga no existen estos servicios, y por otro lado preferimos llevarlos a un colegio en el que hay un numero mayor de alumnos, ya que no nos parece lo mejor que se relacionen solo con cuatro compañeros y la profesora”.
 
Por lo tanto si la escuela de Gorga contase con estos servicios podría recoger a todos los niños de la Vall de Seta, y seria viable además de reunir los requisitos mínimos que estos padres quieren para sus hijos, lo que pone cuestión directamente, el planteamiento que está siguiendo la Conselleria en cuanto a las escuelas rurales.
 
 Esto además refleja un problema más profundo y que afecta a la perdurabilidad de estos pueblos que están sufriendo un envejecimiento acelerado de la población ya que como nos decía Rolando: “se han transformado, para la gente joven, en pueblos de fin de semana, por que no hay posibilidades laborales, el campo ya no es rentable, al menos con las condiciones actuales, y si a eso le sumas que, por ejemplo en Quatretondeta no hay ningún establecimiento excepto nuestro bar y una farmacia, y por lo tanto si tienes que comprar algo, de lo tienes que desplazarte hasta Cocentaina (Que está, a unos 15Km) por que nos traen el pan y algunas cosas en furgonetas pero no todo, y tampoco tenemos guardería”.
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad