Cortometrajes

Españoles en los Oscar

Penélope Cruz no será la única, Luis San Juan Pallares, el otro español en la ceremonia, es candidato por el corto de animación "This Way Up"

0
0 votos
18-02-2009
Publicidad
Aunque el cortometraje es de producción británica, este joven valenciano de 29 años es el principal responsable del vanguardista sistema de animación y de toda la supervisión del proceso. La presencia de representantes españoles en la gala de Hollywood empieza a hacerse habitual. Ya no sólo es frecuentada por actores o directores, las categorí­as de cortometrajes, así­ como las más técnicas, como las de maquillaje o efectos especiales, empiezan a contar con la presencia de grandes profesionales españoles que triunfan a nivel mundial. Aunque el cortometraje es de producción británica, este joven valenciano de 29 años es el principal responsable del vanguardista sistema de animación y de toda la supervisión del proceso. La presencia de representantes españoles en la gala de Hollywood empieza a hacerse habitual. Ya no sólo es frecuentada por actores o directores, las categorí­as de cortometrajes, así­ como las más técnicas, como las de maquillaje o efectos especiales, empiezan a contar con la presencia de grandes profesionales españoles que triunfan a nivel mundial.
Aunque como muchos otros técnicos, no ha sido invitado a una ceremonia en la que el glamour del “star system” desplaza a los trabajadores del cine, Luis será completamente participe del posible triunfo de su obra, desde su pequeño piso alquilado en Londres. Con estudios en diseño industrial e ingeniero técnico, San Juan llegó a Londres en 2003, consciente de los problemas por los que atraviesa actualmente la animación en nuestro país. “Vine para trabajar dos semanas y llevo casi cinco años. Se quedaron contentos con el primer proyecto y me ofrecieron otro. Conocí más gente, más estudios y conseguí trabajos de publicidad, cine y televisión”, explica.
 
El cortometraje es una sencilla historia sin diálogos, donde las expresiones faciales constituyen el principal vehículo narrativo, y donde adquieren especial importancia las técnicas de animación tradicionales hechas a partir de marionetas. Alan Smith y Adam Foulkes, son los dos realizadores que crearon los personajes, aunque hubiera sido imposible convertirlos en objetos animados sin el excelente trabajo de Luis.
 
La cinta se centra en los dueños de una funeraria. Dos figuras larguiruchas, entre paisajes atmosféricos, y un ataúd que parece tener vida propia. La historia de dos enterradores, padre e hijo, y las peripecias que tienen que realizar hasta conseguir llevar el cuerpo al cementerio y enterrarlo. Una historia marcada por el característico humor inglés, que a algunos se les antoja demasiado macabra para el gusto “hollywoodiense”.
 
La competencia será dura -entre los otros cortos nominados se encuentra uno realizado por la todopoderosa Píxar-, pero de momento este valenciano ha conseguido poner una pica en Flandes, e introducirse en un mundo cuyo epicentro se encuentra en los grandes estudios de Los Angeles. Los nuevos Buñuel aprietan fuerte, y será mejor que se acostumbren al español para ceremonias venideras.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad