Vacuna del virus del papiloma humano (VPH)

La vacuna del papiloma. ¿Una necesidad real o inventada?

Mas de 8.000 especialistas y catedráticos piden la moratoria de la vacuna del papiloma humano en un manifiesto promovido por el Centro de Análisis y Programas Sanitarios.

0
0 votos
18-02-2009
Publicidad











Mas de 8.000 expertos de Salud Pública, entre los que se incluyen mas de la mitad de los catedráticos en esta especialidad, han firmado un manifiesto pidiendo la moratoria de la vacunación del papiloma humano (VPH).
 
 
El manifiesto ha sido promovido por el Centro de Análisis y Programas Sanitarios (CAPS), una asociación científica sin ánimo de lucro, en respuesta a la alarma social generada por las noticias sobre los efectos secundarios de la vacuna que manifestaron varias niñas vacunadas recientemente.
 
 
En el manifiesto, que se puede leer íntegramente en www.caps.pangea.org, se argumenta que la decisión de incluir esta vacuna en el calendario del Sistema Nacional de Salud se ha tomado “a pesar del alto precio de las dosis y de las dudas más que razonables sobre su eventual capacidad y eficiencia para prevenir un número sanitariamente relevante de muertes por cáncer de cérvix en mujeres españolas, comparado con las actuales prácticas preventivas”. El manifiesto relaciona intereses de las compañías farmacéuticas y la presión ejercida sobre las autoridades sanitarias, para justificar esta inclusión.
 
 
Ante una situación que valoran que se caracteriza por una falta de evidencia científica de eficacia de la vacuna, los altos costes para el SNS y la baja prevalencia de la enfermedad entre la población, los firmantes se preguntan porque no se adopta la decisión mas racional, que es “esperar a que se acumule mas evidencia científica” para responder, a continuación que “obviamente, la industria farmacéutica y especialmente las compañías promotoras llevan años desarrollando estrategias de cooptación y creación de un clima de opinión favorable, exagerando riesgos con el fin de convencernos, primero, de que existía un problema, y de que luego ellos, precisamente, tenían la solución”.
 
 
Paralelamente, el manifiesto destaca que la vacuna tienen un coste de 464,58 euros por persona y, en la medida que en la vacunación no ahorrará ninguno de los costes actuales en prevención y detección precoz de la enfermedad, calculan que, con las actuales condiciones “para cuando se empiecen a prevenir los primeros casos de cáncer de cuello uterino, dentro de al menos 30 años, el SNS se habrá gastado unos 4.000 millones de euros” a lo que añaden que  “prevenir una sola muerte por cáncer de cérvix,  entonces, habrá costado al SNS 8 millones de euros, sin ahorrar un solo euro en el dispositivo actual de detección precoz por citología y tratamiento, pues se recomienda seguir desarrollando estas prácticas aún en poblaciones vacunadas”. E insisten cuando recuerdan que, en el grado de desarrollo de los actuales estudios, uno de ellos lleva seis años en Fase II y el otro, tres en Fase III, “hará falta aún bastante tiempo para ver si las personas vacunadas en los ensayos clínicos desarrollan o no menos cánceres que las no vacunadas”. Finalmente, los firmantes concluyen que “el caso que nos ocupa supone la consideración novedosa, muy grave, de que toda infección por VPH es una enfermedad a prevenir, lo que es falso; y además con el énfasis, sin duda interesado, en la –no demostrada– prevención del cáncer de cuello uterino en España”.
 

 
El virus del papiloma humano es un grupo grande de virus de los cuales se han identificado más de 100 tipos, de éstos cerca de 40 son transmitidos sexualmente e infectan el aparato genital masculino y femenino. El grupo de tipos considerados de alto riesgo (de producir cáncer) está constituido por al menos 15 tipos.
 
 
Está relacionado con varios tipos de cáncer, entre ellos el de amígdala, mama, próstata, ovario, uretra, piel, esófago y el que ha provocado recientemente, cierta alarma en los medios de comunicación, el de cuello de útero.
 
 
Este último es el segundo de mayor prevalencia de la mujer después de cáncer de mama y el 80% de los casos se concentrar en países en vías de desarrollo, produciendo 500.000 muertes anuales en todo el mundo.
 
 
Los análisis realizados demuestran que hasta el 50% de las mujeres adolescentes o adultas adquieren la infección del VPH durante los cuatro o cinco primeros años de actividad sexual, el medio mas eficaz de transmisión. No obstante, entre un 90% y un 95% de estas infecciones se curan sin ningún tratamiento.
 
 
De hecho, a lo largo de su vida sexual, una mujer puede contraer y curar, desarrollando anticuerpos y mecanismos de defensa, esta infección hasta dos y tres veces, incluso con tipos de virus distintos.
 
 
En España se han puesto en el mercado 1.200.000 tratamientos y en 2005, según el Instituto Nacional de Estadística, se produjeron 594 muertes por cáncer de cuello de útero. Esta cifra supone una tasa de mortandad de dos muertes por cada 100.000 mujeres, y se dio en una edad media de 63 años.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad