"acuerdo de buena voluntad y para generar confianza"

Darfur, ¿la definitiva?

El acuerdo de Doha es el inicio de otras negociaciones para alcanzar un acuerdo global y definitivo.

0
0 votos
18-02-2009
Publicidad
Este martes 17 de febrero en Doha, capital de Qatar, y transmitida por el canal de televisión Al Jazeera, el Gobierno de Sudán y el grupo rebelde Movimiento de Justicia e Igualdad (MJI) han firmado un acuerdo que debí­a resolver el camino hacia una paz definitiva en la región sudanesa de Darfur, sumida en una guerra desde enero de 2003. Este martes 17 de febrero en Doha, capital de Qatar, y transmitida por el canal de televisión Al Jazeera, el Gobierno de Sudán y el grupo rebelde Movimiento de Justicia e Igualdad (MJI) han firmado un acuerdo que debí­a resolver el camino hacia una paz definitiva en la región sudanesa de Darfur, sumida en una guerra desde enero de 2003.
El acuerdo, bautizado como un "acuerdo de buena voluntad y para generar confianza", tras ocho días de complejas negociaciones, ha sido rubricado por el vicepresidente sudanés Nafea Alí Nafea y el presidente del MJI, Jalil Ibrahim. El primer ministro de Qatar, el jeque Hamad Ibn Yazem Ibn Yaber al Zani, ha expresado su esperanza de que el acuerdo "sea el punto de inflexión en la guerra de Darfur".
 
Sumida en una guerra desde enero de 2003. Donde todos los acuerdos anteriores de paz para Darfur, han sido reiteradamente violados, dando como resultado la masacre de 300.000 personas  y originando 2,5 millones de desplazados. Como resultado de las manipulaciones e intereses imperialistas y de sus aliados parásitos, decididos ha apoderarse de cualquier forma de las importantes reservas de petróleo de la zona. Utilizando a los grupos rebeldes como el MJI y el MLS, para desestabilizar la zona y manipulando la opinión internacional contra el gobierno de Sudán, que comenzaba a conceder facilidades comerciales de extracción de petróleo a empresas chinas.
 
El acuerdo, sin embargo, sólo incluye uno de los numerosos grupos rebeldes que combaten a las autoridades sudanesas El ministro agregó que este principio de acuerdo deja la puerta abierta a los grupos rebeldes que se negaron a participar en estas conversaciones, como el Movimiento para la Liberación de Sudán (MLS).
 
Este acuerdo incluye medidas para ayudar y proteger a los refugiados en Darfur y el compromiso de los dos lados a continuar las conversaciones en Doha. El (MIJ) también quiere un intercambio de prisioneros, por lo que liberaría a algunos de sus detenidos, miembros del Gobierno de Sudán, como muestra de su buena voluntad. El tema de los prisioneros, ha estado cerca de frustrar los esfuerzos de las negociaciones en Qatar.
 
El primer ministro de Qatar, jeque Hamad bin Jassim al-Thani dijo,"Quiero aclarar que este acuerdo está abierto a todas las otras facciones","Este proceso deberá también involucrar un pacto entre Chad y Sudán con el fin de ayudar a un gran acuerdo para resolver el asunto. Nosotros y los hermanos de Libia intentamos y esperamos que luego seamos capaces de hacer algo si esto facilita el proceso de paz (...) y no hacer sólo la paz entre los sudaneses sino también con sus vecinos",
 
"El acuerdo de Doha es la primera de posteriores negociaciones que comenzarán dentro de dos semanas para alcanzar un acuerdo global y definitivo.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad