Hispanos

"El Santo" sigue vivo

Se cumplen 25 años de la muerte del "Enmascarado de Plata", icono de la cultura popular mexicana que marcó una época.

0
0 votos
17-02-2009
Publicidad
Llaves de lucha, piruetas y acrobacias, que traspasaron los lí­mites de un simple entretenimiento para las clases populares, y convirtieron a su anónimo autor en todo un referente y abanderado de la cultura de un paí­s. Con el aniversario de su fallecimiento, todo México se prepara para un año que estará dedicado al homenaje a aquel hombre que mantuvo su identidad en secreto hasta su muerte, y se convirtió en el icono de masas más aclamado del siglo XX en Latinoamérica. Llaves de lucha, piruetas y acrobacias, que traspasaron los lí­mites de un simple entretenimiento para las clases populares, y convirtieron a su anónimo autor en todo un referente y abanderado de la cultura de un paí­s. Con el aniversario de su fallecimiento, todo México se prepara para un año que estará dedicado al homenaje a aquel hombre que mantuvo su identidad en secreto hasta su muerte, y se convirtió en el icono de masas más aclamado del siglo XX en Latinoamérica.
 
Tras una guardia de honor ante la estatua que el luchador tiene en el barrio de Tepito, emblema de la capital mexicana, y una misa en su honor, dio comienzo el homenaje que le dedicará todo el país a la mítica figura. Numerosas exposiciones poblarán los museos durante los próximos meses. Entre ellas "Santo de mi devoción, una exposición atómica", una muestra donde medio centenar de ilustradores como Humberto Ramos (dibujante de Marvel), y Óscar González Loyo (ganador de un premio Eisner de cómic) plasman su visión del mítico luchador. También la prestigiosa Universidad Iberoamericana le dedicará la exposición "Santo, la leyenda de plata", donde se exhibirán máscaras y pertenencias suyas.
 
El enmascarado se estrenó con su alias definitivo en 1942 y selló su conquista del estrellato con un épico combate. A partir de ahí, el Enmascarado de Plata comenzó su carrera fílmica y labró surco a surco su leyenda entre las masas. “Santo contra las mujeres vampiro”, “Las momias de Guanajuato” y otras 52 películas lo consagraron como héroe. Un símbolo de la importancia que tiene la cultura de arraigo más popular en un país que disfruta combinando la modernidad con su más antigua tradición.
 
“El Santo” marcó el momento histórico en el que la Lucha Libre Mexicana salió de los pequeños teatros en los “barrios bravos”, y se convirtió en una seña de identidad en el mundo entero. Incluso el “Wrestling” estadounidense, esta hoy poblado de luchadores latinos que con sus máscaras reivindican su país de origen, encabezados por el campeón mundial Rey Mysterio.
El luchador se retiró en 1982, cumplida su edad de jubilación. Dos años más tarde, el enigmático personaje reveló su rostro en un programa de televisión; poco después moría de un infarto. Rodolfo Guzmán Huerta fue enterrado, pero “El Santo” sigue vivo.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad