Israel vincula el alto el fuego al intercambio de prisioneros

La conexión Shalit

La oficina de Olmert anunció que no darí­a su aprobación a ningún pacto de tregua que no incluya la liberación del soldado Shalit

0
0 votos
16-02-2009
Publicidad
Después de anunciar este fin de semana la inminente firma de un acuerdo de alto el fuego estable por 18 meses entre Hamás e Israel, que incluí­a la apertura de los pasos fronterizos de Gaza -como exigí­a Hamás- y el control de la frontera de Rafah por parte de la ANP -como exigí­a Israel-, pero desvinculado del intercambio de prisioneros, en el último momento la administración Olmert cambió las condiciones y decidió que no habrí­a acuerdo sin la liberación del soldado Gilad Shalit, secuestrado por Hamás desde 2006. En un nuevo bandazo -que han sido la norma de las complicadas negociaciones de estos meses- los contactos volví­an a empezar. Después de anunciar este fin de semana la inminente firma de un acuerdo de alto el fuego estable por 18 meses entre Hamás e Israel, que incluí­a la apertura de los pasos fronterizos de Gaza -como exigí­a Hamás- y el control de la frontera de Rafah por parte de la ANP -como exigí­a Israel-, pero desvinculado del intercambio de prisioneros, en el último momento la administración Olmert cambió las condiciones y decidió que no habrí­a acuerdo sin la liberación del soldado Gilad Shalit, secuestrado por Hamás desde 2006. En un nuevo bandazo -que han sido la norma de las complicadas negociaciones de estos meses- los contactos volví­an a empezar.
La oficina de Olmert anunció este fin de semana que no daría su aprobación a ningún pacto de tregua que no incluya la liberación del soldado Shalit.  La dirección de Hamás se negaba a vincular el intercambio de prisioneros con las negociaciones de paz, y el acuerdo, que la víspera parecía un hecho, se alejó en el tiempo.
 
Sin embargo Hamás podía haber reconsiderado su posición. El trato inicial qu se manejaba hace una semana era la libración de casi un millar de presos palestinos a cambio de un solo soldado israelí. Entre los presos palestinos se encontrarían importantes activistas de Hamás –cuya estructura de mando ha sufrido significativas pérdidas tras tres semanas de combates y bombardeos-.
 
Los negociadores israelíes eran contrarios a la liberación de los principales líderes palestinos, pero sin embargo Tel Aviv parece haber dado el visto bueno a la liberación muy pronto" del dirigente de Al Fatah Marwan Barguti en el marco de un intercambio de prisioneros con Hamás. Barguti, quien fuera líder del brazo armado de Al Fatah, las Brigadas de Mártires de Al Aksa, está condenado a cinco cadenas perpetuas y es visto en la región como el posible sucesor del presidente de la Autoridad Nacional Palestina , Mahmud Abás.
 
Hamás busca así liberar a alguien que puede ser un interlocutor más próximo a sus postulados beligerantes con Israel dentro de Cisjordania y Al Fatah. De nuevo, se pone de manifiesto cómo las negociaciones entre Israel y Hamás y las conversaciones interpalestinas están profundamente interconexionadas.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad