Selección de prensa nacional

Doña Rosa Dí­ez

Las elecciones europeas del próximo mes de junio, de circunscripción nacional única, se convertirán en su gran oportunidad para construir una gran fuerza polí­tica nacional

0
0 votos
14-02-2009
Publicidad
Vaya un auténtico homenaje que hace el director de Estrella Digital, Pablo Sebastián a Rosa Dí­ez. Tomando como pretexto la última encuesta el CIS y el imparable ascenso polí­tico y electoral que vaticina a UPyD, Sebastián elogia su capacidad de liderazgo ("reconocido, merecido y muy valorado"), su defensa de la unidad nacional y sus nuevas y más democráticas maneras de hacer polí­tica, calificando su aparición como "la única novedad y aire fresco que entra en la polí­tica española". Recomendándole, finalmente, que afine y desarrolle su programa en dos puntos, una alternativa a la crisis y un programa concreto de regeneración democrática, para ser plenamente reconocida "como una ascendente, moderna y poderosa fuerza polí­tica nacional".
 Doña Rosa Dí­ez
Vaya un auténtico homenaje que hace el director de Estrella Digital, Pablo Sebastián a Rosa Dí­ez. Tomando como pretexto la última encuesta el CIS y el imparable ascenso polí­tico y electoral que vaticina a UPyD, Sebastián elogia su capacidad de liderazgo ("reconocido, merecido y muy valorado"), su defensa de la unidad nacional y sus nuevas y más democráticas maneras de hacer polí­tica, calificando su aparición como "la única novedad y aire fresco que entra en la polí­tica española". Recomendándole, finalmente, que afine y desarrolle su programa en dos puntos, una alternativa a la crisis y un programa concreto de regeneración democrática, para ser plenamente reconocida "como una ascendente, moderna y poderosa fuerza polí­tica nacional".

El País reconviene la, a su parecer, inoportuna observación del gobernador del Banco de España acerca de la necesidad de abaratar el despido. Dudamos mucho que puedan calificarse de “inoportunas” sus declaraciones. Por un lado porque han sido la excusa perfecta para que Zapatero y Corbacho hayan salido inmediatamente ante la opinión pública para mostrar su “inquebrantable compromiso” con los trabajadores. Y, por el otro, porque ello ha desviado la atención sobre los insistentes rumores que, como recoge Jesús Cacho en El Confidencial, apuntan cada vez con más insistencia a la necesidad una inminente intervención del Banco de España sobre Caja Castilla-La Mancha, al parecer la primera (que no la única) de las instituciones financieras del país en encontrarse al borde de la quiebra.
 
 
 
Estrella Digital
DOÑA ROSA DÍEZ
Pablo Sebastián
 
Si se confirmaran, en las elecciones autonómicas del primero de marzo, los resultados electorales que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) otorga a los dos grandes partidos nacionales, estaríamos ante una llamativa coyuntura política en la que, entre otras cosas, el PSOE y el PP tendrían las llaves de la gobernabilidad en Galicia y el País Vasco, si ambos llegaran a un acuerdo. Lo que supondría un varapalo a los nacionalistas del BGN y PNV y un nuevo e histórico impulso a la cohesión nacional (...)
 
Quien sí saca partido de la situación es Rosa Díez y su partido UPyD. La diputada vasca con un liderazgo reconocido, merecido y muy valorado que la sitúa en segundo lugar de la escala nacional a poca distancia de Zapatero y muy por encima de Rajoy. Y su partido colocándose por delante del 3 por ciento de la intención de voto nacional, y subiendo sin parar. Lo que coloca a la nueva formación política en el quinto lugar nacional y no lejos del cuarto y del tercero que ocupan CiU e IU, respectivamente.
 
La fuerza de Rosa Díez tiene dos puntos de apoyo muy importantes. En un primer lugar figura su liderazgo personal, su defensa a ultranza de la unidad nacional -en el último debate del Congreso de los Diputados sobre el paro pidió a Zapatero un gran pacto nacional, o elecciones anticipadas-, y unas maneras nuevas y más democráticas de hacer política que están acaparando la atención de los jóvenes y de los desencantados de otras formaciones políticas. Y, por otra parte, Díez se beneficia del fracaso del Gobierno ante la creciente crisis económica, y la falta de liderazgo de la oposición, ahora inmersa en un gran charco de corrupción de dimensiones aún no conocidas.
 
Naturalmente, las elecciones gallegas y vascas no son el terreno propicio para comprobar el alcance del "efecto Rosa Díez", pero todo apunta a que en las elecciones europeas del próximo mes de junio, de circunscripción nacional única, se convertirá en su gran oportunidad para construir una gran fuerza política nacional si, como predicen los sondeos preelectorales, el cansancio de los ciudadanos frente a la incapacidad política del PSOE y el quietismo del PP provocan un trasvase importante de votos a UPyD. Y también en favor de la abstención, lo que dañaría sensiblemente al PSOE y al PP.
 
Un test, el europeo, que también pondrá a prueba el liderazgo y la capacidad de resistencia de Cayo Lara y de IU, tras la renovación de la coalición y la salida de Gaspar Llamazares del primer plano de la política. Naturalmente, si los de IU recuperan la iniciativa y el espacio político ello sería a costa del PSOE, sobre todo si de aquí al próximo mes de junio el número de parados ya está en las proximidades de los temidos cuatro millones y en camino hacia los cinco, lo que no sería nada de extrañar.
 
(...) a día de hoy, la única novedad y aire fresco que entra en la política española es el reconocimiento y ascenso de Rosa Díez. La que, por otra parte, debería ampliar su discurso nacional -en el Parlamento no puede porque no tiene tiempo- exponiendo un programa detallado sobre la crisis de la economía, y desplegando algo que hace falta en este país desde hace ya mucho tiempo: una reforma democrática, de verdad, que nos conduzca desde esta larga y agotada transición hacia un régimen democrático de los de verdad. Doña Rosa Díez, sin prisa y sin pausa, estas dos cuestiones las debería de abordar si quiere que se la considere, a ella y a su partido, algo más que un apeadero para castigar al PSOE y al PP. Para que la reconozcan como una ascendente, moderna y poderosa fuerza política nacional.
ESTRELLA DIGITAL. 13-2-2009
 
 
 
 
 
Editorial. El País
PROPUESTAS INOPORTUNAS
 
El Gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y el presidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, han coincidido durante los últimos días en proponer una reforma del mercado laboral, con especial insistencia en el abaratamiento del coste del despido. El argumento del Banco de España, que compite en ortodoxia con el servicio de estudios de la CEOE, es que el sistema actual, con un coste de entre 20 y 45 días por año, desincentiva la creación de empleo y no estimula el crecimiento de las empresas más competitivas (...)
 
No es de extrañar que el Gobierno haya visto la oportunidad de beneficiarse políticamente rechazando la propuesta de abaratar el despido. Porque tal discurso puede parecer, en estos momentos, innecesario e inoportuno (...)
 
La reforma del mercado laboral resulta necesaria, pero requiere más reflexión que discursos genéricos y declaraciones apresuradas. Y, sobre todo, debe hacerse cuando sea beneficiosa para los empresarios y los trabajadores; es decir, cuando existan expectativas de creación de nuevo empleo. Un abaratamiento del despido en estos momentos tendría si acaso como consecuencia un indeseable aumento de los ajustes de plantillas, pero tendría escaso efecto en favorecer nuevos empleos. Porque es la actividad económica la que crea puestos de trabajo y no las regulaciones sobre este o aquel aspecto del mercado (...)
 
El problema principal del mercado de trabajo es su carácter dual. Por una parte, trabaja con contratos fijos una población defendida por los sindicatos mayoritarios; por otra, trabajan cuando pueden centenares de miles de jóvenes muy preparados, con contratos temporales y sin protección sindical. Sus despidos cuestan apenas ocho días por año y rara vez llegan a cumplir ese plazo (...)
EL PAÍS. 14-2-2009
 
 
 
Digital. El Confidencial
UNA SOLUCIÓN URGENTE PARA NO INTERVENIR CAJA CASTILLA LA MANCHA
Jesús Cacho
 
La situación de la Caja de Ahorros de Castilla La Mancha (CCM) se ha agravado. La preocupación es máxima tanto en el Banco de España como en el propio Partido Socialista, que teme que el primer fiasco sonado de una entidad financiera española sea una Caja presidida por un militante socialista (Juan Pedro Hernández Moltó) y radicada en una Comunidad Autónoma donde gobierna el PSOE desde el inicio de la democracia. El Banco de España ha pedido al PSOE que busque una solución urgente para CCM, so pena de tener que intervenirla.
 
De las operaciones necesarias para encontrar un acomodo a la entidad manchega que evite la intervención se encarga el secretario federal de Economía y Empleo del PSOE (además de secretario de Estado de la Seguridad Social) Octavio Granado, que viene manteniendo ronda de contactos permanente con el gobernador del Banco de España, Fernández Ordóñez, con la consejera de Economía y el presidente de la Junta de Castilla La Mancha, y con las potenciales Cajas susceptibles de llevar a cabo la “operación salvamento”, Ibercaja y Unicaja, amén de con la propia entidad manchega.    
 
Las conversaciones exploratorias mantenidas entre la dirección ejecutiva de Ibercaja y CCM orientadas a lograr una fusión por absorción de la primera sobre la segunda, se rompieron una vez que el PSOE, tras realizar las simulaciones correspondientes, llegó a la conclusión de que no iba a contar con mayoría en la Asamblea General de la nueva Caja de Ahorros resultante. Tras este episodio, Octavio Granado volvió sobre sus pasos para orientar de nuevo los tiros hacia Unicaja, planteando otra vez a Braulio Medel la necesidad de que sea la Caja malagueña la que absorba por vía de urgencia a la manchega.
 
Las cosas se han acelerado hasta el punto de que, según fuentes de toda solvencia cercanas al Banco de España acogidas al anonimato, el presidente de Unicaja se entrevistó a finales de la semana pasada con el Subgobernador, José Viñals, y con el Director General de Supervisión, Francisco Javier Aríztegui, para conocer su posicionamiento ante una hipotética fusión por absorción. A preguntas de este diario, un portavoz del Banco de España aseguro que “venimos obligados a mantener el secreto de las relaciones que la institución mantiene con sus supervisados, porque así lo establece la ley. No obstante, sí estamos en condiciones de asegurar que en ningún caso se va a intervenir ninguna Caja”.
 
De acuerdo con las fuentes, Unicaja es “la única posibilidad real” de salvar a CCM de la inminente intervención del Banco de España, cuyo Consejo de Gobierno está retrasando la adopción de una decisión semejante, esperanzado en que la mediación del PSOE haga posible una fusión interregional, hasta hoy algo inédito en el panorama del Estado de las Autonomías (...)
 
La situación de la CCM es tan apurada, que la Comunidad de Castilla La Mancha está dispuesta a autorizar cualquier fusión en la órbita del PSOE, sin exigir especiales condiciones. Su solvencia, sin embargo, está tan deteriorada que la Caja que se plantee absorberla tendrá que negociar previamente con el Fondo de Garantía de Depósitos (Banco de España) la cuantía y condiciones de las ayudas necesarias para ello (...)
EL CONFIDENCIAL. 13-2-2009
 
 
 
 
Barcelona. La Vanguardia
EL DESPERTAR SERÁ MUY INGRATO
Lluís Foix 
 
La historia de las revoluciones y de las crisis sociales profundas es la historia de los dirigentes que se fueron tranquilos a la cama a las diez de la noche y se despertaron con un país que les negaba la autoridad.

Alexis de Tocqueville, autor de la célebre obra "De la Democracia en América", vivió en directo el terror de la Revolución Francesa. Desconfiaba de la revolución y en su viaje a Estados Unidos descubrió cómo la libertad y la igualdad pueden evitar las fracturas sociales que han supuesto todas las revoluciones.

En vísperas de las revoluciones que fracasaron en toda Europa en 1848, pero que fueron revoluciones, fue el año en que Carlos Marx escribió el Manifiesto Comunista, Tocqueville observó que en la Asamblea Nacional de París era el único lugar de Francia donde no se hablaba de las preocupaciones que absorbían a todos los franceses.

Los cambios de rasante en la historia suelen coincidir con dirigentes que se acostaron a las diez de la noche sin percibir lo que pensaban, decían y padecían los gobernados.

Mientras los efectos de la crisis se abaten sobre los segmentos más frágiles de la sociedad, cabalgando sobre la recesión y una posible depresión, el debate se concentra en una cacería, en el espionaje interno en el seno del partido de la oposición, en una trama de corrupción de dimensiones considerables en la Comunidad de Madrid, en si es Mariano Rajoy o Esperanza Aguirre quien domina el Partido Popular o en si las empresas deben titular en catalán o en castellano.

No aparece en los titulares lo que se comenta en los bares, en la calle, en los mercados y en los despachos. Se pierden millares puestos de trabajo cada día, la recesión se ha instalado por un tiempo indefinido, los empresarios no consiguen créditos para evitar quiebras y el miedo al futuro se ha instalado en la sociedad.

Un tema estrella es una cacería en la que participó el juez Garzón y el ministro de Justicia, un encuentro indecente mientras se empezaban a cursar autos imputando a miembros del Partido Popular.

El juez Garzón debía ser apartado de la Audiencia Nacional en 1993 cuando de número dos de la lista socialista de Madrid pasó a instruir los casos de corrupción que afectaban al gobierno de Felipe González (...)
 
El hecho que Garzón sea un peligro para la independencia de los poderes del Estado, no puede ser una coartada para que el Partido Popular no responda a las acusaciones que se han hecho a varios de sus miembros en la comunidad madrileña.

Esta es la paradoja. Pienso que Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre, en aquella memorable fotografía que se parecía al entierro del Conde de Orgaz, podían pedir que Garzón fuera apartado del caso. Pero a continuación debían asumir su responsabilidad y pedir que se llegara hasta el fondo de las prácticas corruptas que presuntamente se han perpetrado en el ámbito de poder popular en la comunidad de Madrid.

El público observa estas frivolidades del poder con cierto distanciamiento, se aparta de la política y desconfía cada vez más de los gobernantes.

Si esto no se remedia, las clases dirigentes van a levantarse con un conflicto social muy considerable en las calles.
LA VANGUARDIA. 13-2-2009
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad