Desparecidos en "Cárceles" conocidas por un puñado de funcionarios.

Guantánamos en Africa

Nunca la CIA ha tenido una red de operaciones clandestina como la que tiene actualmente en el mundo.

0
0 votos
14-02-2009
Publicidad
La actuación "parasitaria" de EEUU, con la "cobertura" de sus medidas para la «guerra contra el terrorismo», han hecho proliferar la existencia de "cárceles" de intervenciones secretas de la CIA. En África. Kenia y Etiopí­a, aliados de Washington, encarcelan sin cargos a centenas de personas «sospechosas de terrorismo» en prisiones secretas, donde quedan incomunicadas durante semanas, sin acceso a abogados ni familiares. Sometidos a tratos crueles e interrogados por miembros del FBI, la CIA y de los servicios secretos de Israel. Creciendo el número de desaparecidos, en estas zonas de influencia de la CIA. La actuación "parasitaria" de EEUU, con la "cobertura" de sus medidas para la «guerra contra el terrorismo», han hecho proliferar la existencia de "cárceles" de intervenciones secretas de la CIA. En África. Kenia y Etiopí­a, aliados de Washington, encarcelan sin cargos a centenas de personas «sospechosas de terrorismo» en prisiones secretas, donde quedan incomunicadas durante semanas, sin acceso a abogados ni familiares. Sometidos a tratos crueles e interrogados por miembros del FBI, la CIA y de los servicios secretos de Israel. Creciendo el número de desaparecidos, en estas zonas de influencia de la CIA.
La CIA trasladaba a miembros de al Qaeda o sospechosos de «alto valor» y se ocupaba directamente de ellos. En el resto de casos, dejaba en manos de las autoridades locales los interrogatorios, lo que abre la vía a la detención y tortura de las oposiciones internas a los gobiernos corruptos de estos países.
 
Más de veinte países de Europa, Oriente Medio y Asia, son utilizados por el imperialismo de los EEUU como calabozos, los agentes de la CIA son los que deciden a quién y cómo detener, y si es necesario enviarlo o no a uno de los centros clandestinos de detención, que controla ellos, para ser interrogado. El arquitecto de estos centros fue el ex director de la CIA, George Tenet. Después de los atentados del 11 de septiembre, le presentó un plan a Bush que incluía la invasión de Afganistán para terminar con el cuartel general de Al Qaeda como también el llamado "Worldwide attack Matrix" es decir un plan mundial para operar contra los terroristas en 80 países. El plan mundial preveía una contraofensiva antiterrorista en los países a los que según Tenet los miembros de Al Qaeda huirían después de la invasión a Afganistán. La ubicación de estas “cárceles” es conocida solamente por un puñado de funcionarios en EEUU y por el presidente y unos pocos miembros de los servicios de inteligencia de cada país donde se encuentran
 
Existen varios tipos de cárceles, que utiliza el imperialismo yanqui para su “guerra al terrorismo”. Las que lleva directamente el ejército americano, como la de Guantánamo, Afganistán, Iraq o Paquistán. Se calculan que sólo por la prisión de Afganistán, han pasado 80.000 personas.
 
El gobierno de EEUU ha admitido que el ejército americano cuenta además con un sistema de cárceles flotantes. La misión que cumplen estas “cárceles” es "mantener a prisioneros lejos de la mirada de la prensa, de sus abogados o de sus países de origen. Se les interroga a bordo durante un periodo determinado y luego se les traslada a lugares desconocidos”.
 
Están las “cárceles” más encubiertas, que las lleva la CIA y no hay ningún dato de las personas que están allí, ni siquiera la Cruz Roja tiene permiso internacional para acceder. Utiliza por los menos veinte países de Europa, Oriente Medio, Asia y África. Se han denunciado cárceles en Kenia, Somalia, Etiopia, Yibuti y otros países como, Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Siria, Tailandia, Kosovo, Rumania o Polonia
 
Y están países como Marruecos, Egipto y Jordania, siervos fieles y verdugos, a los que se lleva a gente para que sean torturadas.
 
Los agentes de la CIA, “la mano ejecutora” del inicuo imperialismo yanqui, deciden a quién y cómo detener, y si es necesario enviar al sospechoso o no a uno de los centros clandestinos de detención para ser interrogado.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad