Suecia crisis económica

Suecia fomenta medidas proteccionistas en su industria del Automovil

El proteccionismo económico que se expande por Europa a medida que la crisis se hace más dura

0
0 votos
13-02-2009
Publicidad
Aparte de Francia, Suecia también estudia medidas similares, es decir, ayudas a sus fabricantes a cambio de que esos recursos se reinviertan sólo en el paí­s. Aparte de Francia, Suecia también estudia medidas similares, es decir, ayudas a sus fabricantes a cambio de que esos recursos se reinviertan sólo en el paí­s.

Los gobiernos sufren cada vez mayores presiones en favor de medidas proteccionistas a causa de la crisis económica, afirmó el director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Pascal Lamy, quien consideró que tales polí­ticas resultarí­an contraproducentes.

El director general de la OMC informó de que su institución hará una evaluación continúa de las medidas proteccionistas que vayan adoptando los distintos paí­ses y su compatibilidad con la legislación comercial internacional.

En Davos, lo han criticado a viva voz desde Gordon Brown, Primer Ministro Británico, a Taro Aso, el Premier de Japón. Y es que cada vez que hay una gran crisis económica, el proteccionismo surge como respuesta para favorecer a la industria local, tal como ocurrió en el 29 y en los 80.

El proteccionismo económico que se expande por Europa a medida que la crisis se hace más dura está abriendo una nueva brecha en las relaciones entre la vieja Unión Europea y la nueva, la que nació hace menos de cinco años con la entrada del bloque de paí­ses del este.

Aparte de Francia, Suecia también estudia medidas similares, es decir, ayudas a sus fabricantes a cambio de que esos recursos se reinviertan sólo en el paí­s.

Los suecos decidieron rescatar su industria automotriz. A cambio, marcas como Volvo deberán fabricar un modelo en Suecia.

La ministra sueca de Industria, Maud Olofsson, vinculó las ayudas públicas del gobierno del paí­s escandinavo a Volvo y Saab, a la decisión que adopten sobre las mismas sus actuales propietarios, Ford y General Motors, respectivamente.

El gobierno sueco invertirá hasta 3100 millones de dólares para rescatar a automotrices golpeadas por la crisis, como Saab y Volvo; no obstante, anticipó que no se hará cargo de ninguna de ellas.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad