Juicio a militares genocidas en Argentina

Argentina lucha contra la impunidad

Entre los cargos que enfrenta está el de privación ilegí­tima de la libertad agravada por el secuestro y la desaparición de 119 personas

0
0 votos
13-02-2009
Publicidad
También se le imputan los homicidios de cuatro uruguayos refugiados en Argentina, que habrí­an sido asesinados en el marco del llamado Plan Cóndor También se le imputan los homicidios de cuatro uruguayos refugiados en Argentina, que habrí­an sido asesinados en el marco del llamado Plan Cóndor


Comenzó en Argentina el mayor proceso judicial de las últimas dos décadas por los crí­menes cometidos durante la dictadura militar.

El militar presuntamente responsable de algunos de los más conocidos centros clandestinos de detención que operaron en Buenos Aires durante los años 70, comenzó a ser juzgado este martes, acusado de más de 100 crí­menes de lesa humanidad.

El proceso contra el general en retiro Jorge Olivera Róvere es el primero de la llamada "megacausa" que investiga los abusos cometidos por el Primer Cuerpo del Ejército argentino.

Esta fuerza controlaba partes de la ciudad de Buenos Aires durante los gobiernos de facto de 1976-1983 y operaba bajo el mando del fallecido general Guillermo Suárez Mason.

Además de Olivera Róvere, que se desempeñó como subjefe de esa fuerza en 1976, también serán juzgados otros cinco militares que ocupaban puestos intermedios

Entre los cargos que enfrenta está el de privación ilegí­tima de la libertad agravada por el secuestro y la desaparición de 119 personas, entre ellos el escritor y periodista Haroldo Conti y la economista Graciela Mellibovsky.

También se le imputan los homicidios de cuatro uruguayos refugiados en Argentina, que habrí­an sido asesinados en el marco del llamado Plan Cóndor, un acuerdo entre los gobiernos militares de América Latina para perseguir a opositores polí­ticos.

El Plan Cóndor fue una de las primeras experiencias en la historia en que cuatro paí­ses (Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay) se organizan para tal sistematización del circuito represivo como la que se llevó a cabo en la región en la década del `70.

A pesar de que se lo señala como el responsable de algunos de los centros de detención clandestinos más infames de los años de gobierno militar, como El Olimpo, Automotores Orletti y El Banco, Olivera Róvere es una figura poco conocida en Argentina.

Fue procesado tras el regreso a la democracia en 1985 y luego fue uno de los indultados por el entonces presidente Carlos Menem, en 1989.

En este Juicio seis represores irán al banquillo por los delitos que se les imputan y que fueron cometidos en los Centros Clandestinos de Detención, Tortura y Exterminio que funcionaron en la órbita del Primer Cuerpo de Ejército y que incluye la mayorí­a de los campos de detención de la provincia de Buenos Aires, Capital Federal y parte de La Pampa.

El juicio será muy largo y durante la primera mitad del año declararán más de 400 testigos. Pero existe una fuerte polémica con los organismos de derechos humanos ya que los imputados no escucharán los testimonios y la sociedad no podrá seguir por televisión los juicios por decisión del Tribunal.

Organizaciones de derechos humanos estiman que unas 30.000 personas desaparecieron o fueron asesinados durante el llamado Proceso de Reorganización Nacional en Argentina.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad