Venezuela el referemdum por la reforma constitucional

Venezuela la reforma constitucional afianza un proyecto para el pueblo

"El proceso debe continuar rompiendo las cadenas, trasformando la sociedad civil, que termine de nacer el nuevo Estado y termine de morir la vieja sociedad", sostuvo Chávez.

0
0 votos
13-02-2009
Publicidad
"Señores empresarios, sector privado: no están ustedes excluidos, los necesitamos para aliarnos. ¡Vamos, juntos haremos el gran paí­s que ya comienza a ser Venezuela! Este es un concepto que nos permite llamar a todos a la unión, a la cooperación".
 Una de las muchas manifestaciones en apoyo al SI que han llenado las avenidas de Caracas. (Foto: TeleSUR)
Una de las muchas manifestaciones en apoyo al SI que han llenado las avenidas de Caracas. (Foto: TeleSUR)
"Señores empresarios, sector privado: no están ustedes excluidos, los necesitamos para aliarnos. ¡Vamos, juntos haremos el gran paí­s que ya comienza a ser Venezuela! Este es un concepto que nos permite llamar a todos a la unión, a la cooperación".

Cuando el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, hizo la presentación oficial de su proyecto para reformar la Constitución ante la Asamblea Nacional. Dijo que su propuesta está "diseñada para seguir transfiriendo más poder al pueblo".

El proyecto plantea reformar 33 de los 350 artí­culos de la Constitución vigente desde 1999.

"El proceso debe continuar rompiendo las cadenas, trasformando la sociedad civil, que termine de nacer el nuevo Estado y termine de morir la vieja sociedad", sostuvo Chávez.

Al respecto indicó que durante años en Venezuela le quitaron poderes al Estado, como parte del plan imperial neoliberal que busca debilitar la economí­a de los paí­ses para asegurar el dominio. Afirmó que ciertamente se trata de un tema de poder, pero no poder personal, sino constitucional.

En la presentación de las reformas al Parlamento, Chávez hizo un llamado a los empresarios: "Señores empresarios, sector privado: no están ustedes excluidos, los necesitamos para aliarnos. ¡Vamos, juntos haremos el gran paí­s que ya comienza a ser Venezuela! Este es un concepto que nos permite llamar a todos a la unión, a la cooperación".

Además de la anulación de la limitación de los mandatos que pasarán de seis a siete años, está previsto establecer un "fondo de estabilidad social" que garantiza a los trabajadores "los derechos fundamentales como jubilaciones, pensiones, vacaciones, permisos prenatal y postnatal y otros que establezcan las leyes". La duración diaria del trabajo se limitará a seis horas con un total de 36 horas semanales. Se prohibirá en adelante a los patronos obligar a sus asalariados a trabajar horas extras.

Se suprimirá la autonomí­a del Banco Central con el fin de permitir la aplicación de subvenciones a los programas sociales. La reforma prevé también la multiplicación de consejos comunales que desempeñarán un papel directo en la toma de decisión para promover una democracia más participativa.

Además se crearán nuevas formas de propiedad que tomarán el aspecto de cooperativas, sin que se erradique la propiedad privada. Las tierras no productivas se distribuirán entre los campesinos. La reforma inscribe "la interdicción expresa del latifundio" en la Constitución así­ como la prohibición de todo monopolio.

El Estado se reserva, por razones de soberaní­a, desarrollo e interés nacional, la actividad de explotación de los hidrocarburos lí­quidos, sólidos y gaseosos. Así­, no será posible privatizar los recursos naturales de la nación

Se propone que la Constitución acepte cinco formas de propiedad: la pública, la social, la colectiva, la mixta y la privada.

La propiedad pública es la que pertenece a los organismos del estado. La social la que pertenece al pueblo en su conjunto. La colectiva es de la que son dueños grupos sociales o personas, las cuales pueden ser de propiedad social o privada. La mixta, la que está compuesta de capital público y privado. Pero también garantiza la propiedad privada, que pertenece a personas naturales o jurí­dicas. Es decir, las propuestas de reforma respetan la propiedad privada sobre los medios de producción. Lo que impide es la explotación sistemática de los trabajadores.

La reforma constitucional que no se queda en la mera cuestión de la figura del presidente va más allá, propone cambios en la redefinición de un estado más justo para el pueblo Venezolano y más injusto para la intervención del Imperialismo y la dependencia que ha generado históricamente.

Busca la participación del pueblo en las instituciones del estado, dándoles el grado de institución estatal a las comunas y comunidades. Permitiendo la participación del pueblo en la defensa del estado.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad