Visita de la presinta de Chile a Cuba

Cuba y Chile quieren fortalecer la integración regional

"Hemos concordado una agenda entre ambos gobiernos y creo que va a ser una visita importante después de más de 37 años que un presidente (chileno) no iba allá"

0
0 votos
12-02-2009
Publicidad
"Lo que importa hoy dí­a en nuestra región es el diálogo polí­tico, es la unidad en torno a metas comunes, aun cuando respetemos la diversidad de los distintos modelos y de los distintos procesos", "Lo que importa hoy dí­a en nuestra región es el diálogo polí­tico, es la unidad en torno a metas comunes, aun cuando respetemos la diversidad de los distintos modelos y de los distintos procesos",

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, se reunirá con el lí­der cubano Fidel Castro el próximo viernes, dentro de la visita oficial que realiza a la isla la mandataria, que además contempla la firma de acuerdos bilaterales.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, se reunió este miércoles con la mandataria de Chile, Michelle Bachelet, para sellar acuerdos económicos, comerciales y de cooperación en diversas áreas.

Dentro de esos convenios figura un memorando de entendimiento para cooperar en el área de la biotecnologí­a.

"Siento esto como una gran oportunidad para Chile", pues son "conocidos" los "excelentes niveles de salud" y de "desarrollo humano" de Cuba, refirió la mandataria.

"Hemos concordado una agenda entre ambos gobiernos y creo que va a ser una visita importante después de más de 37 años que un presidente (chileno) no iba allá", a Cuba, desde que Allende lo hizo en 1972, recordó.

Además la cooperación se extiende entre ambas naciones en una amplia gama de sectores, como el agropecuario, la pesca, la salud, y el deporte, según informes oficiales.

"Esperamos que esta visita siga profundizando la integración regional, el diálogo polí­tico, la búsqueda de soluciones comunes a desafí­os comunes que tenemos en nuestra región", enfatizó la presidenta Bachelet a su llegada a Cuba el martes.

Disidentes cubanos le pidieron a la mandataria una entrevista, pero el encuentro está descartado, lo cual le ha valido a Bachelet crí­ticas de la oposición de derecha de Chile e incluso de sus socios demócrata cristianos.

Por su parte, el lí­der del Movimiento Cristiano de Liberación Cubana, Oswaldo Payá, afirmó dí­as atrás que "por dignidad" su grupo no pidió entrevistarse con la jefe de Estado.

Según Payá, hace unos años la embajada chilena en La Habana dejó de tener contactos con su grupo, lo que a su juicio "es un mensaje de que es un Gobierno que no quiere trato con nosotros, que nos desprecia".

"Cualquier tema que a mí­ me parezca que es indispensable en el interés del paí­s plantear, no sólo al Gobierno de Cuba, sino a cualquier Gobierno, así­ lo he hecho en mis relaciones con todos los gobiernos, será planteado", dijo Bachelet a la prensa, ante la polémica desatada en su paí­s porque no tiene previsto reunirse con la disidencia cubana.

"Lo que importa hoy dí­a en nuestra región es el diálogo polí­tico, es la unidad en torno a metas comunes, aun cuando respetemos la diversidad de los distintos modelos y de los distintos procesos", declaró.

La única manera de hablar de verdad de integración y no de retórica es "integrarnos en torno a elementos que nos unen, pero respetando la diversidad y los procesos de cada uno de nuestros paí­ses", afirmó la presidenta chilena.

Bachelet es el cuarto gobernante de América Latina que visita la isla en lo que va de este año, tras el panameño Martí­n Torrijos, el ecuatoriano Rafael Correa y la argentina Cristina Fernández de Kirchner.

Se espera la llegada del guatemalteco Álvaro Colom la próxima semana y posteriormente una visita del mexicano Felipe Calderón, entre otros.

El proceso generado entorno a la integración regional e impulsada por el frente antihegemonista en Latinoamérica, es una realidad que toma más fuerza. Ningún paí­s de Latinoamérica incluso los más afines a EE UU y su frente creado con el ALCA y los Tratados de "libre comercio", están en condiciones de permitirse el no fortalecer la integración regional y las inmensas oportunidades de desarrollo que a todos los paí­ses de Latinoamérica les ofrece.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad