Rebelion de los empresarios del metal en Barcelona

Más de un millar de empresarios catalanes del sector del metal se manifestaron en el palau de congresos de Catalunya en contra del gobierno pidiendo más ayudas para el sector

0
0 votos
12-02-2009
Publicidad
En un acto insólito el empresariado del metal, en su mayor parte catalán, que se manifestó en rebeldí­a en Barcelona el pasado dí­a 10 contra el gobierno da a entender la magnitud de la crisis y la situación que está generando en lo que son los pilares de nuestra economí­a industrial. Son dos hechos significativos, la falta de liquidez por parte de los bancos así­ como la manifiesta caí­da de la demanda las claves del descontento y para las cuales reclaman medidas urgentes en forma de ayudas al gobierno. En un acto insólito el empresariado del metal, en su mayor parte catalán, que se manifestó en rebeldí­a en Barcelona el pasado dí­a 10 contra el gobierno da a entender la magnitud de la crisis y la situación que está generando en lo que son los pilares de nuestra economí­a industrial. Son dos hechos significativos, la falta de liquidez por parte de los bancos así­ como la manifiesta caí­da de la demanda las claves del descontento y para las cuales reclaman medidas urgentes en forma de ayudas al gobierno.
En un documento suscrito por 54 organizaciones empresariales, que fue respaldado por el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferran, el empresariado reivindicó ayer que se facilite el acceso al crédito, que se reduzcan los impuestos y la cotización a la Seguridad Social y que se flexibilice el mercado laboral en España, además de que las administraciones también se apliquen sacrificios. Tanto para Díaz Ferrán como para Joan Rosell, presidente de la patronal catalana Fomento del Trabajo, «no es de recibo que los funcionarios hayan recibido aumentos salariales en un año que va a ser deflacionario».
 
De tal forma presentaron un decálogo de actuaciones urgentes después de constatar la gravedad en la caída de la demanda. El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, ha asegurado que su organización «hace suyas todas las peticiones del manifiesto» que se firmó ayer. En el decálogo destaca que se garantice que los fondos inyectados por el Estado en el sistema financiero lleguen a las personas y a las empresas o que se pueda acceder, en todo caso, a la financiación pública sin la intermediación de la banca. Por ello los empresarios del metal exigen que se establezcan las líneas de avales públicos directos para las empresas, con fácil acceso a las mismas. En el documento también se pide que la Generalitat lidere un gran pacto social para superar la actual situación de grave crisis económica.
 
Una de las formas más eficientes de resolver problemas, sobretodo los grandes problemas es poner a todas las partes a negociar. En este caso el camino señalado en el documento presentado ya va bien encaminado, sin embargo acaso olvida el papel de trabajadores, sindicatos u otras organizaciones que puedan aportar mucho a resolver la situación.
 
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad