El decálogo del general Petraeus para Afganistán

¿Se comerí­a la sopa de un cocinero envenenador?

La estrategia para Afganistán del hombre que "frenó la ola de violencia" en Irak

0
0 votos
12-02-2009
Publicidad
¿Se comerí­a usted la sopa preparada por un cocinero envenenador? El general David Petraeus, ex jefe de las tropas de EE UU en Irak, asumirá la responsabilidad del Comando Central estadounidense en Oriente Próximo y Asia. Acaba de presentar su receta de diez puntos para "pacificar" Afganistán en la conferencia de Munich.
 El general David Petraeus. Si se aplica sólo la mitad de los ingredientes de su “receta” para Irak estamos a las puertas de un “envenenamiento masivo” en Afganistán. EFE
El general David Petraeus. Si se aplica sólo la mitad de los ingredientes de su “receta” para Irak estamos a las puertas de un “envenenamiento masivo” en Afganistán. EFE
¿Se comerí­a usted la sopa preparada por un cocinero envenenador? El general David Petraeus, ex jefe de las tropas de EE UU en Irak, asumirá la responsabilidad del Comando Central estadounidense en Oriente Próximo y Asia. Acaba de presentar su receta de diez puntos para "pacificar" Afganistán en la conferencia de Munich.
La batalla principal en la guerra de Afganistán no es contra los talibanes, sino la conquista del apoyo de la población civil. Este es el ingrediente base del general David Petraeus quien será responsable de la campaña afgana de EEUU.

Pero sólo a la luz de la trayectoria y los resultados del general Petraeus podremos aclararnos sobre la “sopa” que está cocinando en Afganistán.

¿Qué ha ocurrido en Irak? donde el general era jefe de las tropas norteamericanas.

A un mes de cumplirse seis años de la invasión, Irak, tiene 1,5 millones de muertos, 5 millones de desplazados y 5 millones de huérfanos.

Bagdad se ha convertido en el corazón de la violencia mundial. Antes de la ocupación la capital afgana albergaba seis millones de habitantes, hoy ha reducido su población a la mitad.

La razón quizá la encontremos en las palabras de John Pace, ex responsable de la ONU para los Derechos Humanos “Cientos de iraquíes son torturados hasta la muerte o ejecutados sumariamente todos los meses en Bagdad sólo a manos de escuadrones de la muerte que trabajan para el Ministerio del Interior…”

La mayoría de las víctimas son intelectuales, profesores de escuela o universitarios, científicos, profesionales sanitarios o abogados, dirigentes civiles, activistas políticos o sindicales contrarios a la ocupación.

Los cuatro primeros puntos presentados por el general Petraeus para Afganistán inciden en el problema de “ganarse a la población” afgana. Un escalofrío recorre el cuerpo.

En Afganistán son constantes las víctimas civiles por los indiscriminados bombardeos sobre la población. El rechazo a las tropas de la OTAN es caldo de cultivo para que cada vez más sectores de la población apoyen a los talibanes.

El decálogo del general está plagado de palabras dulces de hermanitas de la caridad, tales como: proteger y servir a la población; escucharles, respetarles, ayudar a la reconstrucción; consultar a los líderes locales o “hay que ser buenos vecinos”.

¿Vecinos? Pero si han invadido el país.

¿El ejército norteamericano convertido en una ONG?

¿El imperialismo se volverá humanitario? ¿A quién pretenden engañar?

Si el general David Petraeus aplica sólo la mitad de los ingredientes de la “receta” seguida en Irak estamos a las puertas de un “envenenamiento masivo” en Afganistán.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad