Mugabe, preside uno de los tesoros minerales más ricos del mundo

Zimbabwe, o el castigo por mirar a oriente.

Sanciones que llevan a la mitad de la población a necesitar ayuda alimentarí­a de emergencia.

1
1 votos
12-02-2009
Publicidad
El interés de EEUU en dirigir la polí­tica de Zimbabwe a base de sanciones, solamente secundada por la UE, desde 2002 contra el gobierno del presidente Mugabe. Se han sucedido llevando a Zimbabwe de ser considerada "el granero de África" a que 6,9 millones de personas, más de la mitad de la población de Zimbabwe necesite ayuda alimentarí­a de emergencia. Se basan en los argumentos de, falta de respeto al estado de derecho, los derechos humanos y la democracia. El interés de EEUU en dirigir la polí­tica de Zimbabwe a base de sanciones, solamente secundada por la UE, desde 2002 contra el gobierno del presidente Mugabe. Se han sucedido llevando a Zimbabwe de ser considerada "el granero de África" a que 6,9 millones de personas, más de la mitad de la población de Zimbabwe necesite ayuda alimentarí­a de emergencia. Se basan en los argumentos de, falta de respeto al estado de derecho, los derechos humanos y la democracia.
Pero como debemos suponer no es esa la razón por lo que la prioridad número uno de la política hacia África de Washington y Londres sea el del cambio de régimen en Zimbabwe. La verdadera trasgresión de Mugabe es la de sus continuos intentos por escapar de la dependencia y servidumbre neo-colonial anglo-estadounidense y buscar un desarrollo económico nacional independiente del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial.
 
Robert Mugabe, preside uno de los tesoros minerales más ricos del mundo, la región del Great Dyke una zona que es un tesoro geológico que se extiende a lo largo de 530 kilómetros, desde el noreste al suroeste del país, y que en algunos lugares tiene hasta 12 kilómetros de ancho, donde se asientan inmensos depósitos de cromo, cobre, platino, oro, níquel y otros minerales. Tiene también inmensas reservas de carbón y los depósitos de bolsas de metano, son las mayores de los campos de gas en el Sur o Este de África, junto a un inmenso potencial de energía hidroeléctrica.  Es decir minerales estratégicos para diferentes industrias de los cuales Estados Unidos es completamente dependiente.
 
La verdadera trasgresión por la que se le sanciona a Mugabe y por consiguiente a la población de Zimbabwe, es el hecho de que se ha vuelto hacia una nación que ofrece créditos gubernamentales y préstamos blandos sin condiciones para el desarrollo económico: la República Popular de China.
 
Mientras el “testarudo” Mugabe controle las cosas, no se seguirá el “programa” trazado por la fuerza imperialista anglo-estadounidense. Mugabe se ha vuelto hacia Oriente en búsqueda de ayuda inversora y económica.
 
China al negarse a seguir las normas del juego neo-colonial anglo-estadounidense. No busca la aprobación del FMI o del Banco Mundial antes de negociar con los países africanos. Con esto se ha conseguido que ciertos países africanos utilicen a China para contrarrestar a la dominación unilateral yanqui en el continente Africano
 
Por ese motivo la Unión Africana, en el caso de Zimbabwe, ha pedido a la comunidad internacional, en concreto a EEUU y la Unión Europea, que “levanten las sanciones impuestas al régimen de Harare tras el compromiso de Gobierno y oposición de formar un Ejecutivo de unidad nacional.
 
Por ese motivo en El Consejo de Seguridad de la ONU, Sudáfrica, Rusia y China se oponen a emplear sanciones para presionar al Gobierno de Zimbabwe, vetando las sanciones presentadas por EEUU.
 
Por ese motivo sólo el imperialista yanqui y su Aliado la UE, mantienen las sanciones.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad