Alicante: crisis calzado

El Calzado en apuros y el Plan de ayuda que no llega.

Mientras el calzado la toma el relevo a la construcción, en número de despidos, las ayudas del Gobierno ya se demoran dos años.

0
0 votos
10-02-2009
Publicidad
El próximo viernes dí­a 13, el consejo de ministros aprobará el Real Decreto del Plan Estatal de Apoyo al Calzado, según anunciaban ayer después de la reunión que mantuvieron, el director general de trabajo, y representantes de la patronal y los sindicatos del sector del calzado. El próximo viernes dí­a 13, el consejo de ministros aprobará el Real Decreto del Plan Estatal de Apoyo al Calzado, según anunciaban ayer después de la reunión que mantuvieron, el director general de trabajo, y representantes de la patronal y los sindicatos del sector del calzado.











Ya se cumplen dos años de demora desde que se aprobase el mismo, dotado con 49 millones de Euros, cuya partida dedicada al fomento del empleo era de 26 millones de Euros. Entrará en vigor en cuanto se publique en el Boletín Oficial del Estado, y se aplicará con efecto retroactivo desde el momento de su aprobación, extendiéndose a los años 2009 y 2010.
 
Este sector representa aproximadamente un volumen de 40.000 trabajadores, de los cuales el 48% se concentra en la Comunidad Valenciana, es por tanto un sector importante en la Comunidad, pero muy especialmente en la ciudad de Elche y las poblaciones colindantes.
 
El presidente de la Asociación Española de Empresas de componentes para el Calzado en sus declaraciones de hace unos días, señalaba varios problemas a los que se enfrentan las empresas de su sector; en primer lugar, que por estas fechas se “tendrían que estar sirviendo pedidos, y pedidos fuertes e importantes. Sin embargo, la realidad es que nos encontramos con lo justo para sobrevivir y lo estamos sufriendo, tanto en el mercado nacional como en los internacionales”, al mismo tiempo expresó su descontento por que las entidades financieras “ se dediquen solo a hacer caja y a resolver sus problemas económicos internos antes que a apoyar a las pequeñas y medianas empresas”, además como consecuencia de esta situación las empresas se están planteando una política de reducción de gastos, que va a repercutir en la promoción de los productos propios en el exterior ( este año solo se acudirá a dos ferias nuevas, la India y Francia).
 
A finales de 2008 registraban una bajada en las ventas de entre el 10 y el 25% respecto del año anterior, con mayor incidencia en las empresas enfocadas al mercado nacional. Una situación que se ha visto agravada por el retraso de las ayudas del gobierno, y muy especialmente por la negativa de los bancos a conceder créditos a las empresas del sector que necesitan con urgencia tener liquidez para no perder posiciones en los mercados emergentes.
 
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad