Música

Capella de Ministrers: Ecos del Medioevo

Ocultas en las bibliotecas monasteriales de Tolosa, Santa Maria de Ripoll o Santes Creus, estas estremecedoras polifoní­as primitivas esperaban ser rescatadas

0
0 votos
10-02-2009
Publicidad
ECO PRIMERO – “El jardí perdut (Al-hadiqat Al-Adai´a)”
 
El 1 de marzo del año 1199, nació en la ciudad de Onda el poeta valenciano Ibn al-Annar. De la familia de los Qudai e hijo de uno de los más destacados oradores de la mezquita Zaidia de Valencia:
 
Recatándose medrosa / de la gente que la espía / con andar tácito y ágil / llegó mi prenda querida. / Su hermosura por adorno, / en vez de joyas, lucía. / Al ofrecerle yo un vaso / y darle la bienvenida, / el vino en su fresca boca / se puso rojo de envidia. […] / Pasmada dijo la noche: / ¿quién el resplandor me quita? / ¡Ignoraba que en mis brazos / la luna estaba dormida!
 
Ibn Jafáya, Ibn Zaqqat y Al-Rusáfi, junto a al-Annar, son algunos de los más delicados e insignes poetas andalusíes de la Valencia de los siglos XII y XIII.
 
ECO SEGUNDO – “Música Angélica”
 
La vihuela, la chirimia, el organeto, el laúd, la flauta doble, la cítara, el salterio, el aro de sonajas, el arpa, la viola de arco y dos trompetas, son los instrumentos recuperados por algunos de los mejores y más prestigiosos luthieres del mundo en base a los frescos del Altar Mayor de la Catedral de Valencia.
 
Como en una escena de las viejas películas de exploradores de la Selva Negra: un viejo jefe masai cree su alma robada por la cámara de una joven pelirroja. Así han debido sentirse los serafines de la obra de Leocadio, Pagano y Riquart – 1472 -.
 
ECO TERCERO – “Amors e cansó”
 
A principios del siglo XII dos poetas alzan sus plumas como espadas para batirse en duelo. Raimon de Miravall y Hug de Mataplana. En enemistad con la poesía hermética y en pro del amor y la musicalidad cortés, la dama, la trovadoresa Aimengarda de Castras, se burla por boca de Mataplana. Ni el roce y ni el yacer con Loba de Puegnautier fueron más que una hazaña robada al mujeriego Pedro II de Aragón.
 
ECO CUARTO – “Ad honores Virginis”
 
Como oráculos de la antigua Grecia o las Danzas de la Muerte medievales, las “sibilas” anuncian el Juicio Final, la muerte devastadora que a todos iguala. Eritrea, Sarda, Cumana, Marpés “la Helespóntica”… hacen aun hoy resonar sus cantos en Mallorca, Ontinyent, Gandia, Sueca y Algemesí, en representaciones de cita sin falla.
 
Ocultas en las bibliotecas monasteriales de Tolosa, Santa Maria de Ripoll o Santes Creus, estas estremecedoras polifonías primitivas esperaban ser rescatadas.
 
LA VOZ – “Capella de Ministrers” de Carles Magraner  
 
Desde 1987 el musicólogo valenciano Carles Magraner ha editado 35 discos y 8 recopilatorios con su Capella de Ministrers. Recogiendo en “Música en temps de Jaume I” los tres trabajos publicados el año pasado ofrece la oportunidad de reconocer, a quien todavía no haya tenido la oportunidad – lógicamente y por desgracia –, en gregorianas, motetes y poemas andalusíes, la tragedia que convulsionó el mundo conocido. Jaume I cristianizó la mezquita mayor mientras al-Annar lloraba desde Túnez a la tierra perdida. Los que se fueron pero nunca marcharon.
 
Feminae Vox es su último trabajo. La delicada voz de Marta Infante y el dulce tanteo del arpa de Manuel Vilas dan cauce al enigmático y soberbio Códice de las Huelgas, una de los más importantes libros litúrgico-musicales de uso diario en el Medioevo hispano.
 
No se tenga reparo en disfrutarlo. Quien nada sepa quedará gratamente sorprendido por la profundidad de cada una de las composiciones que la Capella de Ministrers nos ofrece en este magnífico disco.
 
 
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad