El PNV lleva con discreción su "consulta" a Estrasburgo

Ibarretxe está tocado

El régimen de Ibarreche, Arzallus y sus sicarios va adquiriendo la apariencia de un edificio destartalado. Los tiempos han cambiado. Pero hace falta que el PNV sea desalojado, que pase a la oposición.

0
0 votos
10-02-2009
Publicidad
El régimen de Ibarreche, Arzallus y sus sicarios va adquiriendo la apariencia de un edificio destartalado. El presidente Urkullu y el órgano máximo del PNV, el Euzkadi Buru Batzar (EBB) han informado a la prensa, con la mayor discreción, que van presentar el recurso en Estrasburgo, en defensa de la "consulta" antidemocrática que Ibarreche querí­a llevar adelante y que fue rechazada aquí­ en España, además de por la inmensa mayorí­a de los ciudadanos, por todos los órganos polí­ticos y todos los tribunales competentes. Ningún miembro de la dirección del PNV, del EBB, irá al Tribunal Europeo, sino que delegará en sus abogados. El PNV lo que quiere es que el asunto pase lo más discretamente posible para el electorado y cuanto antes, para que no se hable de ello durante la campaña electoral. El régimen de Ibarreche, Arzallus y sus sicarios va adquiriendo la apariencia de un edificio destartalado. El presidente Urkullu y el órgano máximo del PNV, el Euzkadi Buru Batzar (EBB) han informado a la prensa, con la mayor discreción, que van presentar el recurso en Estrasburgo, en defensa de la "consulta" antidemocrática que Ibarreche querí­a llevar adelante y que fue rechazada aquí­ en España, además de por la inmensa mayorí­a de los ciudadanos, por todos los órganos polí­ticos y todos los tribunales competentes. Ningún miembro de la dirección del PNV, del EBB, irá al Tribunal Europeo, sino que delegará en sus abogados. El PNV lo que quiere es que el asunto pase lo más discretamente posible para el electorado y cuanto antes, para que no se hable de ello durante la campaña electoral.
          Mediante una corta e imprevista rueda de prensa quiso el máximo dirigente peneuvista, Iñigo Urkullu (acompañado, eso sí, por los responsables principales de las asambleas territoriales, Andoni Ortuzar, Joseba Egibar y el navarro José Ángel Agirrebengoa)  despachar el espinoso asunto, por lo que dejó claro desde el principio que la reunión no iba a ser larga. Simplemente informó de que se había dado orden de presentar formalmente la petición ante el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo contra la resolución del Tribunal Constitucional español de anular la ilegal convocatoria de la “consulta”. “Consulta” que Ibarreche intentó celebrar el 25 de octubre del año pasado, promoviéndola con todas sus fuerzas, durante la anterior legislatura, Pero, da la casualidad de que Ibarreche es actual candidato del PNV a lendakari.

          Pero los tiempos han cambiado. El PNV ha puesto fuera de la campaña para las elecciones del 1 de marzo la llamada “normalización política”. Ahora quiere presentarse como el único partido que tiene la solución para arreglar la crisis económica en el País Vasco. Pero lo que realmente ha sucedido es que la creciente y masiva movilización de los ciudadanos, de los partidos constitucionalistas y de todos los demócratas contra esa llamada “consulta” ha tenido éxito. "Consulta" que no era más que un referéndum al estilo franquista, que iba a desarrollarse bajo las condiciones del régimen de terror, miedo y silencio, impuesto conjuntamente por los que “sacuden el árbol” y los que “recogen los frutos”.

          Como bien claro lo tiene el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, y así lo ha manifestado hoy al presentar el programa electoral del PNV, lo único que teme es que PSE-EE, PP y UPyD formen un pacto tras las elecciones del 1 de marzo para desalojar al PNV del Gobierno Vasco. Pues ese debe ser el único objetivo de los constitucionalistas. Que el PNV sea desalojado de Ajuria Enea. Que se vaya a la oposición.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad