¿Afecta la crisis a la población en su salud mental?

Entrevista a Mª Cruz Álvarez. Psicologa clinica.

Mari Cruz psicóloga especialista en psicologí­a clí­nica y jurí­diica.

0
0 votos
10-02-2009
Publicidad
En esta entrevista con Mª Cruz Álvarez tocamos algunas de las cuestiones más actuales de la salud mental. En esta entrevista con Mª Cruz Álvarez tocamos algunas de las cuestiones más actuales de la salud mental.
DVd: ¿Cómo ves la salud psicológica de los españoles?
MCÁ: En líneas generales, la salud mental del español ha sido buena, pero siempre ha habido problemas de los que no hemos sabido, porque no se les daba la importancia suficiente en los medios de comunicación. Gracias a estos, estamos más informados por los más media, por las campañas de concienciación, por la labor de los Colegios de Profesionales de la Salud, etc. Por una parte tenemos la impresión de que todos los trastornos mentales han aumentado. Por otra, esta información que ahora se tiene, hace que muchas personas crean que antes éramos todos “felices” y que ahora nos deprimimos por cualquier tontería, lo que es como un arma de doble filo.
En mi opinión, dada la situación por la que todos (o casi) estamos pasando, demasiado bien estamos encajando las circunstancias los españolitos de a pié. Creo que el español es un ciudadano fuerte, pero no invulnerable.
DVd: Se afirma que la crisis está produciendo un aumento de los casos de ansiedad y depresión. ¿Es cierto?
MCÁ: Es ser humano es vulnerable. Ante situaciones extremas, se disparan los dispositivos de alerta y actualmente hay muchos individuos que viven o sobreviven como pueden a estas situaciones, que son causas de estrés. De tal forma que ante el futuro incierto y el presente desolador que supone la crisis, las personas están reaccionando con unos niveles de estrés y ansiedad altísimos, con depresiones y otros trastornos subyacentes que, ante la incertidumbre, están saliendo a flote. El miedo y la desesperación están llevando a la gente a consumir psicofármacos por primera vez, se disparan las ventas y las recetas de los mismos y, lo que es peor, algunos no lo pueden soportan y, como última salida, buscan el suicidio como forma de salir de su desesperación.
DVd: ¿Como está cambiando los trastornos psicológicos con la crisis?, ¿Qué tipo de patologí­as están en auge?
MCÁ: No es que estén cambiando, sino que están aumentando, hay más gete con problemas mentales, que están surgiendo, en muchas ocasiones en padres y madres de familia que tienen problemas, no ya para pagar la hipoteca sino incluso para alimentar a sus hijos.
Los conflictos mentales que ya había, han aumentado en intensidad y frecuencia y las personas que no los tenía, están empezando a padecer depresiones incluso severas, trastornos psicosomáticos, tales como falta de sueño, dolores musculares, cefaleas, trastornos en la menstruación en las mujeres, inapetencia sexual, trastornos estomacales, crisis de ansiedad, depresiones reactivas, la gente con predisposición se vuelve más irascible y violenta, falta de atención y concentración.
DVd: ¿Crees que se está medicalizando la salud mental?
MCÁ: Hay gente que me dice: “Ahora con la crisis, tendrás muchos pacientes con depresión”. Nada más lejos de la verdad. No hay dinero para pagar varias sesiones de psicoterapia, por tanto es más fácil acudir al médico de cabecera y pedir algo para conllevar de la mejor manera posible sus problemas. Efectivamente, el número de personas que están tomando psicofármacos, sobre todo antidepresivos y ansiolíticos, así como hipnóticos para dormir, ha aumentado de una forma ascendente de golpe, en pocos meses se ha podido duplicar e incluso triplicar los pacientes medicados.
DVd: ¿Qué se hace desde las administraciones? ¿Es suficiente?
MCÁ: Las administraciones disponen de especialistas en salud mental a los que se puede acudir de forma gratuita, tanto psiquiatras como psicólogos e incluso médicos de familia. Pero si antes de la crisis era un servicio más que insuficiente y precario, ahora lo es mucho más. Pocos profesionales para tantos pacientes.
Antes de la crisis económica por la que atravesamos y, como consecuencia, crisis en nuestra actividad mental, se citaba a los pacientes cada dos o tres meses, cuando en psicología, la mayoría necesita al menos una consulta semanal, los especialistas se ven desbordados.
Antes, la administración hacía poco y ahora está haciendo lo mismo cuando la demanda es, a todas luces, muy superior.
Así que no solo no es suficiente, sino precaria. Los pacientes no tienen la atención que debería y la mayoría ni siquiera la tienen.
DVd: ¿Quieres añadir algo más?
MCÁ: La psicología clínica y la psicoterapia,  como especialidades para subsanar los trastornos mentales en general, se encuentra prácticamente ausente como servicio al ciudadano. Esto ocurre desde siempre y se ha agravado con la crisis.
A las entidades farmacéuticas no les interesan los psicólogos porque no hacemos consumo de medicamentos, no prescribimos recetas. Muchos psiquiatras están de acuerdo en llevar, en casos necesarios una terapia coordina psicólogo-psiquiatra, pero son los menos. Los psicólogos lo haríamos muy gustosos, pero no se puede.
No hay dinero y si lo hay, lo gastan en profesionales cuyas visitas tarden una media de 5 minutos y que receten, que para eso están las empresas farmacéuticas, ahí, impidiendo el paso para una salud mental más saneada. No tengo nada en contra de la medicación cuando es necesaria, pero ésa no funciona por sí misma sin el apoyo del psicólogo.
¿Quien le pone la pierna encima al psicólogo para que no levante cabeza? Así que estamos todos deprimidos y aquí nadie hace nada.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad