Selección de prensa internacional

Nuevo rescate de 1,5 billones de dólares

Las estimaciones más prudentes calculan que el Tesoro y la Fed ya han comprometido más de 1,4 billones de dólares en préstamos, inversiones y garantí­as para el sistema financiero

0
0 votos
10-02-2009
Publicidad
Pese a que el mismo Obama escribí­a ayer de su puño y letra un artí­culo en el Washington Post explicando su visión de futuro de la economí­a estadounidense y del propio paí­s, la prensa norteamericana centra hoy su atención en cuestiones más materiales e inmediatas. En concreto, el nuevo pan de rescate, valorado entre 1,5 y 2 billones de dólares que a toda prisa negocian para su presentación hoy el Tesoro, la Reserva Federal y el Congreso.
 Nuevo rescate de 1,5 billones de dólares
Pese a que el mismo Obama escribí­a ayer de su puño y letra un artí­culo en el Washington Post explicando su visión de futuro de la economí­a estadounidense y del propio paí­s, la prensa norteamericana centra hoy su atención en cuestiones más materiales e inmediatas. En concreto, el nuevo pan de rescate, valorado entre 1,5 y 2 billones de dólares que a toda prisa negocian para su presentación hoy el Tesoro, la Reserva Federal y el Congreso.

Según adelantan hoy el Washington Post y el Wall Street Journal, este nuevo plan de rescate estaría dirigido a hacer que vuelva a fluir el crédito y consta de 4 programas diferenciados. Tres de ellos están destinados a reflotar el consumo (ayudando a la renovación del parque automovilístico, el aumento del consumo y la renegociación de las hipotecas). Mientras que el cuarto, el verdaderamente importante y que se lleva el 95% de lo presupuestado es una nueva megainyección de liquidez en la banca.
 
Inyección de liquidez en la que se aspira que participe el capital privado, para que todo el coste no recaiga nuevamente sobre los contribuyentes. Aunque para hacer esto posible hay que limitar tanto los riesgos, que al final el Estado es el que volverá, de una u otra manera, a hacerse cargo de las pérdidas. Por otro lado, la inyección directa de dinero público estará sometida a más controles que la realizada por el gobierno Bush en otoño pasado. Así, según el proyecto, con ese dinero no se podrán comprar otras entidades, no se podrá tocar un centavo de él para repartirlo en dividendos y los ejecutivos que lo gestiones tendrán un sueldo máximo de 500.000 dólares al año. Aunque, eso sí, tendrán derecho a ser compensados con acciones de la propia entidad, pero que no podrán vender hasta que los bancos hayan devuelto los préstamos públicos.  Además, las entidades que lo reciban deberán pasar primero un examen  que establezca criterios objetivos para determinar la cuantía de sus activos tóxicos. Algo que todavía, año y medio después de la quiebra de Bearn Sterns y a cuando se va a cumplir medio año de la caída de Lehman Brothers, sigue siendo un misterio.
 
En otro orden de cosas, Diario del Pueblo, hace balance de la Conferencia de Seguridad celebrada en Munich el pasado fin de semana. Balance que se puede sintetizar en el mismo título del artícuo, que no necesita más explicación: “han comenzado a gestarse nuevos cambios en las relaciones entre Europa, EEUU y Rusia”.
 
 
 
EEUU. The Washington Post
NUEVO RESCATE DE HASTA 1,5 BILLONES
 
La gravedad de la crisis financiera que enfrenta la administración Obama quedará hoy más claro cuando los funcionarios revelen un triple programa de rescate que puede confiar un máximo de 1,5 billones de dólares en fondos públicos y privados, y posiblemente más, dijeron legisladores y otros funcionarios.
 
Al anunciar el plan, el secretario del Tesoro Timothy F. Geithner no pedirá al Congreso más fondos que los aproximadamente 350.000 millones de dólares del original paquete de rescate para el sistema financiero que permanecen en el Departamento del Tesoro, aunque fuentes del Congreso dijeron que esa solicitud podría llegar más tarde si el nuevo programa no tiene éxito. El resto del dinero proviene de otros organismos gubernamentales, tales como la Reserva Federal, así como las contribuciones del sector privado.

Un alto funcionario del Gobierno advirtió anoche que el coste final para los contribuyentes no se ha determinado. Varios de los programas no están acabados, y la mayoría están diseñados para finalmente devolver el dinero a los contribuyentes.
 
Geithner tiene previsto anunciar una asociación público-privada con la que se trataría de financiar la compra de los activos bancarios tóxicos que se encuentran en el corazón de la crisis de crédito (...) Estas fuentes de información de los funcionarios del Tesoro dijeron que el programa puede plantear inicialmente entre 250.000 a 500.000 millones de dólares en fondos públicos y privados para ofrecer financiación a bajo coste para animar a los inversores a comprar los activos tóxicos (...)

Existe una segunda iniciativa para ampliar el ámbito de un programa de la Reserva Federal dirigido a los mercados de renovación de automóviles, estudios y otros préstamos para el consumo. Esa iniciativa puede ampliarse hasta un 1 billón de dólares, usando 100 mil millones dólares de los fondos de rescate del Tesoro, y las ayudas para el mercado hipotecario.
 
Un tercer programa para ofrecer ayuda directa a los mayores bancos nacionales. El Gobierno tiene previsto llevar a cabo un examen de las principales firmas financieras para determinar cuánto pueden necesitar. Cualquier ayuda federal establecería condiciones dando incentivos a las empresas para pagar el dinero tan pronto como sea posible. La revisión determinará el precio final de este programa.

El principal objetivo del examen banco por banco es ayudar a los reguladores a averiguar si estas empresas pueden soportar una caída aún peor que la actual, dijeron funcionarios de la administración.

Esta "prueba de estrés" también ayudaría a los reguladores a determinar si los principales bancos nacionales tienen suficiente capital para continuar los préstamos y ayudar en el esfuerzo de evaluar de forma uniforme el valor de los activos tóxicos que obstruyen sus balances.
 
En la actualidad, parte del problema es que nadie sabe realmente lo que hay en los libros de los bancos (...)

Si estos grandes bancos reciben ayuda federal, ésta estaría sujeta a condiciones más duras que las de la administración Bush y se impondría la obligación de presentar informes para demostrar que se está utilizando la ayuda para hacer más préstamos.

Se prohibiría el uso de fondos públicos para pagar dividendos por encima de un centavo o comprar empresas sanas hasta que la inversión del Gobierno se reembolse. Sus jefes ejecutivos se enfrentan a restricciones de sus compensaciones que limitarían su sueldo anual a 500.000 dólares. Por encima de ellos, cualquier compensación que pudieran cobrar en forma de acciones, no podrían ser vendidas hasta que los préstamos federales sean devueltos.

(...) Geithner también planea impulsar a los reguladores de todo el mundo en los próximos días para que adopten enfoques similares para evitar la propagación de la crisis en sus países, añadió el funcionario.
 
Geithner anunció la intención de incluir una cuarta propuesta, destinada a frenar el ritmo de aumento de los embargos. Sin embargo, los funcionarios dijeron que plan se dará a conocer en aproximadamente una semana. Fuentes del Congreso dijeron que en este programa se utilizarán alrededor de 50 mil millones en fondos de rescate, el extremo inferior del rango previsto por la administración Obama el mes pasado (...)
 
Las estimaciones más prudentes calculan que el Tesoro y la Reserva Federal ya han comprometido en más de 1,4 billones de dólares en préstamos, inversiones y garantías para el sistema financiero. Otras estimaciones llegan a varias veces más.

Fuentes del Congreso agregaron que si los programas desarrollados por el Tesoro no tuvieran éxito, esperan que la administración vuelva al Capitolio para pedir más fondos de rescate.

Obama abordó esta cuestión en la conferencia de prensa. "No sabemos todavía si vamos a necesitar más dinero o cuánto dinero adicional se necesitará hasta que hayamos visto restablecerse con éxito el sentimiento de confianza en el mercado, el gobierno federal, la Reserva Federal y la FDIC, que trabajan en concierto, saben lo que están haciendo” (...)
THE WASHINGTON POST. 10-2-2009
 
 
 
EEUU. The Wall Street Journal
LOS BANCOS PASARÁN UN TEST ANTES DE RECIBIR AYUDA
 
Muchos bancos de EEUU serán sometidos a rigurosos exámenes para ver si son lo suficientemente sanos antes de recibir ayuda financiera adicional, de acuerdo a personas familiarizadas con el asunto.

Estos test serán parte de la modernización del plan rescate que se anunciará el martes por el secretario del Tesoro Timothy Geithner. Además de las inyecciones de capital líquido en los bancos, en el nuevo enfoque se incluyen programas para ayudar a los propietarios de viviendas; un programa diseñado por la Reserva Federal para poner en marcha una expansión significativa de los préstamos al consumo, y una asociación público-privada para aliviar a los bancos de sus activos tóxicos.
 
El Sr. Geithner espera que el plan sirva de esfuerzo múltiple para alentar a las instituciones financieras a prestar de nuevo. La meta de la administración es descongelar los mercados de crédito que han arrastrado a la economía a una recesión. También se anuncian nuevas condiciones a los bancos que reciben ayuda, incluida la documentación de cómo el dinero está ayudando a generar nuevos préstamos.

El esfuerzo podría ampliarse hasta los 2 billones de dólares en financiación (...) La ampliación de las facultades de la Reserva Federal y la creación de un "banco malo" podrían llegar cada uno a 1 billón de dólares en tamaño (...)
 
Una de las mayores críticas del rescate es que los bancos que reciben ayuda se han quedado los fondos en lugar de prestarlos a las empresas y los consumidores. Los nuevos test para los bancos están diseñados para garantizar que los bancos que necesitan dinero, pero están aún lo suficientemente sanos para prestar, sean lo que reciben dinero en efectivo. Los exámenes serán obligatorios para los bancos con activos que superan los 100.000 millones
 
El cambio podría resolver los desacuerdos entre los reguladores bancarios sobre la viabilidad de las instituciones. Los reguladores han luchado para llegar a un conjunto de criterios comunes para decidir qué bancos deberían recibir dinero. La configuración de este “test de estrés” crearía un conjunto de normas más objetivo, que podría revelar la profundidad de los problemas de la industria.

Los bancos se han quejado que el proceso de solicitud de rescate de fondos es arbitraria (...) La firma de investigación de Mercados de Capital RBC estimó el lunes que más de 1000 bancos podrían quebrar en los próximos tres a cinco años, más del triple de sus anteriores estimaciones (...)
 
La otra parte de la modernización, un "banco malo" que compre los activos tóxicos incrustados en el sistema financiero, recibió una bienvenida cautelosa en Wall Street. La administración, con la esperanza de evitar gastar grandes sumas de dinero de los contribuyentes, quiere que el sector privado financie el gran esfuerzo. Para atraer la participación del inversor, el Gobierno limitaría el riesgo asociado a la compra de los activos.
THE WALL STREET JOURNAL. 10-2-2009  
 

 
China. Diario del Pueblo
HAN COMENZADO A GESTARSE NUEVOS CAMBIOS EN LAS RELACIONES ENTRE EUROPA, EEUU Y RUSIA
 
Echó el telón la 45 Conferencia de Política de Seguridad de Munich (...) Durante la reunión, el vicepresidente de EEUU Joe Biden dilucidó por primera vez el tono básico de la política exterior del nuevo Gobierno norteamericano. Y el presidente francés Nicolas Sarkozy y la canciller alemana Angela Merkel destacaron la necesidad de "europeización" de la OTAN para incluir a Rusia en la estructura de seguridad europea (...) la Conferencia de Munich presagia "un nuevo punto de partida de las relaciones transatlánticas".
 
Biden destacó la ruptura de la nueva política exterior de EEUU con el unilateralismo del Gobierno de Bush. Afirmó que EEUU aumentará sus "contactos", "escuchas" y "consultas" con el mundo exterior (...) el discurso de Biden demuestra que EEUU se ha percatado de la necesidad de EEUU de contar con poderosos aliados.

Sarkozy y Merkel recalcaron al unísono que en la actualidad ninguna potencia es capaz de solventar por sí sola todos los problemas del mundo.
 
(...) Biden manifestó que el nuevo Gobierno estadounidense no sólo no tiene la intención de oponerse a la construcción de la defensa europea, sino que acoge con brazos abiertos al proceso de normalización de las relaciones entre Francia y la OTAN.

En cuanto a la política de defensa europea Francia y Alemania destacaron la identidad de sus puntos de vista. Los dos países se dedicarán al desarrollo paralelo para aumentar el peso europeo en establecer nuevos conceptos estratégicos (...)
 
Con respecto a las relaciones con Rusia, Biden manifestó que ha llegado el momento para restaurar las relaciones entre EEUU y Rusia. A pesar de la existencia de divergencias (...) ambas partes pueden trabajar en común, y además tienen intereses idénticos en muchas áreas. Indicó que bajo la "premisa de factibilidad en tecnología y costes" EEUU continúa la disposición de misiles en Europa Oriental para hacer frente a la amenaza de Irán. EEUU está dispuesto a llevar a cabo consultas sobre este problema con sus aliados de la OTAN y con Rusia.
 
Francia y Alemania manifestaron que es necesario incluir a Rusia de una forma u otra en la estructura de seguridad europea (...)
 
Sergei Ivanov, vice primer ministro de Rusia, que estaba en la reunión, manifestó el 8 que el discurso de Biden es "muy positivo", marcando un importante cambio de tono en las relaciones ruso-norteamericanas. Contribuye a restaurar las relaciones entre las dos partes, dijo.
 
Con respecto al problema nuclear de Irán, Biden dijo que EEUU está dispuesto a sostener diálogo directo con Irán, pero advirtió al mismo tiempo que si Irán no abandona su proyecto de armas nucleares y sigue apoyando el terrorismo, tendrá que afrontar "presión y aislamiento".

Alí Lariyani, presidente del Parlamento iraní, culpó a EEUU de adoptar un doble criterio en el problema nuclear de Irán. Señaló que EEUU ayuda a Israel a desarrollar armas nucleares, pero hace todo lo posible por sabotear los esfuerzos de la comunidad internacional para resolver el problema nuclear de Irán por vía diplomática. Indicó que sólo sobre la base de respeto mutuo y de igualdad, se podrá realizar diálogo y reconciliación entre los dos países. Pero sostuvo que el nombramiento de un enviado especial para los asuntos de Oriente Medio por parte de EEUU es un "signo positivo", y el momento actual es una "oportunidad de oro" para EEUU.
DIARIO DEL PUEBLO. 9-2-2009
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad